25 de febrero 2010    /   IDEAS
por
 

Publicidad antitabaco. La tendencia se llama I+D+I (Ingenio + Diseño + Impacto)

25 de febrero 2010    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

tabaco1

Muy lejos queda la época dorada del tabaco. Cuando el humo era sexy. Cuando el cigarrillo simbolizaba clase. Y fumar no mataba… Cuando los creativos publicitarios encumbraron a las grandes marcas tabacaleras e inventaron las figuras del vaquero de Marlboro o del simpático camello Old Joe de Camel. Cuando la creatividad ennobleció, en definitiva, el smoking way of life del que hoy sólo nos queda un recuerdo nostálgico.

¿Qué ha sido de todos esos valores? Se han esfumado con el humo que han dejado atrás. De aquellos años dorados del tabaco hemos heredado la labor de desmontarlos, desmitificarlos, destruirlos. Para ello, recurrimos a la misma arma que los creó en su momento: la creatividad, y tres elementos clave: Ingenio, Diseño e Impacto (I+D+I).

(I)NGENIO
Sin reglas. Huyendo de los tópicos. De lo común y lo convencional. Mensajes de espíritu libre y carácter insólito confeccionados con sentido y sensibilidad.

(D)ISEÑO
Una imagen vale más que mil palabras, sobre todo si está tratada con Photoshop. Una simple metáfora visual y el mensaje llega directo, claro y limpio. Nos olvidamos de los interminables discursos y de los eslóganes fáciles para dar paso a la fuerza de la imagen.

(I)MPACTO
Las campañas “anti” apelan básicamente a tres reclamos. Fumar es: políticamente incorrecto, estéticamente repulsivo y saludablemente mortal. No se trata de decirlo con suavidad y no herir sensibilidades. Precisamente su objetivo es herirlas.

Campañas antitabaco. Su eficacia real es imprecisa, en cambio, su valor creativo es extraordinario. I+D+I. El resultado, sencillamente brillante.

tabaco2

tabaco3

tabaco4

tabaco1

Muy lejos queda la época dorada del tabaco. Cuando el humo era sexy. Cuando el cigarrillo simbolizaba clase. Y fumar no mataba… Cuando los creativos publicitarios encumbraron a las grandes marcas tabacaleras e inventaron las figuras del vaquero de Marlboro o del simpático camello Old Joe de Camel. Cuando la creatividad ennobleció, en definitiva, el smoking way of life del que hoy sólo nos queda un recuerdo nostálgico.

¿Qué ha sido de todos esos valores? Se han esfumado con el humo que han dejado atrás. De aquellos años dorados del tabaco hemos heredado la labor de desmontarlos, desmitificarlos, destruirlos. Para ello, recurrimos a la misma arma que los creó en su momento: la creatividad, y tres elementos clave: Ingenio, Diseño e Impacto (I+D+I).

(I)NGENIO
Sin reglas. Huyendo de los tópicos. De lo común y lo convencional. Mensajes de espíritu libre y carácter insólito confeccionados con sentido y sensibilidad.

(D)ISEÑO
Una imagen vale más que mil palabras, sobre todo si está tratada con Photoshop. Una simple metáfora visual y el mensaje llega directo, claro y limpio. Nos olvidamos de los interminables discursos y de los eslóganes fáciles para dar paso a la fuerza de la imagen.

(I)MPACTO
Las campañas “anti” apelan básicamente a tres reclamos. Fumar es: políticamente incorrecto, estéticamente repulsivo y saludablemente mortal. No se trata de decirlo con suavidad y no herir sensibilidades. Precisamente su objetivo es herirlas.

Campañas antitabaco. Su eficacia real es imprecisa, en cambio, su valor creativo es extraordinario. I+D+I. El resultado, sencillamente brillante.

tabaco2

tabaco3

tabaco4

Compártelo twitter facebook whatsapp
Peerby: una aplicación para compartir cosas con tus vecinos
Duro de matar
City Eaters: Cenas para conectar a gente con intereses comunes
Chistes de política para una política de chiste
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies