BRANDED CONTENT
Skiller Academy

BRANDED CONTENT
Skiller Academy
27 de febrero 2020    /   BRANDED CONTENT
 

12 semanas en Skiller para formarte en publicidad programática

27 de febrero 2020    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Si trabajas en marketing –o tienes la intención de hacerlo en el futuro– sabrás que la publicidad programática es uno de los formatos más eficaces. Podríamos definirlo de manera sencilla como una tecnología pensada para impactar al usuario en un momento preciso y en un contexto determinado.

Si estás interesado en ir a la tomatina de Bunyol, la publicidad que ves en internet debería ir de ropa blanca y fresca de algodón y quitamanchas. O contenedores para desechar ropa que queda para el arrastre a causa de las manchas de tomate.

Teníamos que contarte esto y, sobre todo, cómo Skiller Academy (con sede en Madrid, Barcelona, Santiago y Málaga) es capaz de formarte en programática de manera intensiva en sus bootcamps. Así que hemos enviado a Konsu Llorente, una de las diseñadoras de Yorokobu, para que asista a este periodo intensivo de formación y cuente su experiencia de primera mano.

CURSO DE PUBLICIDAD PROGRAMÁTICA PRÁCTICA: ASÍ SE ORGANIZA

El curso de Skiller Academy se estructura en 8 fines de semana orientados a la formación práctica con herramientas reales. Los profesores del curso son reconocidos profesionales del sector con un plus en cuando a didáctica que hace que los conocimientos se asimilen de manera más natural.  «Todos ellos tienen un trato cercano con el alumnado. Nos han dado consejos valiosos y resuelven cada duda que tenemos», explica Llorente.

El comienzo del programa es el que abarca la base teórica del mismo. «Una primera sesión de 8 horas repartidas en 2 días de teoría. Quizás es la parte más densa pero esencial para poder meternos de lleno en el ecosistema programático».

Desde ahí comienza la inmersión en las distintas plataformas utilizadas para la compra-venta digital de publicidad. Como cuenta la diseñadora de Yorokobu, «las clases siguen con formación en Adform, Smart y Xandr. Las tres con su parte teórica y práctica, en algunos casos por grupos. En estas nos dan acceso a las distintas plataformas (que son de pago) para trastear con ellas en nuestros propios ordenadores».

Tras esto, se continúa con unas sesiones de capacidades para establecer metas realistas para el futuro. También se trata de identificar dónde se encuentran los alumnos y hacia dónde quieren focalizar su actividad.

Llorente cuenta que «el horario es intenso, claro, pero perfecto para personas que trabajan o estudian. Lo que más me sorprendió es cómo enlazas la tarde del viernes con la mañana del sábado. El viernes sales dándole vueltas a lo que has aprendido y el sábado atacas con las dudas y siguiendo el ritmo para la parte práctica. Al estar las temáticas divididas en fines de semana ayuda mucho a seguir el ritmo. Los viernes haces una pausa y los sábados terminas el tema. Además, cada semana conoces a un profesor nuevo, lo que también crea cierta expectación y, si vas como yo, sin demasiada idea inicial de lo que te van a contar, cada viernes es un nuevo comienzo».

programatica

¿POR QUÉ DEBES FORMARTE EN PUBLICIDAD PROGRAMÁTICA?

La publicidad programática es un modelo de compra venta de publicidad en tiempo real que se basa en la compra de audiencias. Ese es su aspecto fundamental y el que permite impactar al usuario adecuado.

A través de las famosas cookies con las que nos impactan todos los días en los sitios web, se recopilan datos anonimizados sin asociar a identidades concretas que los usuarios ceden voluntariamente. Estos datos serán utilizados junto a un diseño de estrategia para llegar a un grupo de usuarios especificados.

Estos datos, que formarían parte de lo que conocemos como el big data, luego son vendidos  o utilizados por la misma compañía que los ha recopilado.

Aunque la programática tiene varios tipos de transacciones, la publicidad por subasta o Real Time Bidding (RTB) está alcanzando un alto nivel de popularidad. En EEUU, cerca del 70% de la publicidad online ya es RTB. En España aún no llega al 50%, pero otros países de la UE como Francia superan al nuestro.

El sistema de subasta en tiempo real o de puja en tiempo real es un método de compraventa de publicidad en línea basado en subastas instantáneas de impresiones de publicidad realizadas programáticamente. Es, para entendernos, algo parecido a los mercados financieros.

Lo que hace interesante a la publicidad programática es que se trata de una experiencia user centric y cross device. Konsu Llorente traduce. «Se basa en los gustos e inclinaciones de cada usuario concreto y se aplica a sitios web, aplicaciones y smart TV. También se está comenzando a aplicar en espacios publicitarios en la calle y diversas plataformas del mundo de la comunicación para ofrecer una experiencia personalizada. El anunciante saca el máximo partido a la inversión hecha y el medio automatiza la venta de publicidad simplificando el trabajo de los equipos comerciales y técnicos».

Este sector está creando muchos nuevos puestos de trabajo, ya que se trata de una cadena en la que se generan muchas necesidades que han de ser cubiertas por personas. A pesar de que hay muchos algoritmos haciendo y facilitando el trabajo, el factor humano es imprescindible para crear campañas con estrategias a medida.

Según una infografía elaborada por Skiller, los sueldos oscilan entre los 30.000 y los 60.000 € anuales.

publicidad-programatica-skiller-academy

SKILLER ACADEMY Y SU ECOSISTEMA EDUCATIVO

Konsu Llorente, diseñadora de Yorokobu, ha asistido a su bootcamp en Madrid. Las clases se han impartido en la Asociación de Marketing de España. «La academia es pequeña pero acogedora», explica. «Tiene unos grandes ventanales que aportan mucha luz a un espacio en el que se pasa muchas horas».

Llorente dice que la formación de grupos reducidos permite que todos los alumnos se conozcan y que se creen dinámicas interesantes. «Cada uno venimos de un sector y, aunque hay varios que se repiten (por ejemplo, publicidad y marketing), hay profesionales y estudiantes de todo tipo y edad. Desde estudiantes recién salidos de la carrera y cursando máster, hasta profesionales con más de 13 años de experiencia en el sector, directores de marketing de grandes y pequeñas empresas. También profesionales de marketing digital, pero en otros sectores como SEO, Analytics o medios sociales. Además, hay un grupo de WhatsApp desde el primer día en el que no solo están nuestros compañeros».

La propuesta de Skiller pasa por poner el acento en la formación eminentemente práctica con, por supuesto, una base teórica. A partir de ahí, el aprendizaje se desarrolla dentro de un entorno de campañas reales gestionadas por los alumnos.

El potencial de este sector del marketing es tan prometedor como evidente y el pasaporte para formar parte está a solo ocho fines de semana de distancia.

Si trabajas en marketing –o tienes la intención de hacerlo en el futuro– sabrás que la publicidad programática es uno de los formatos más eficaces. Podríamos definirlo de manera sencilla como una tecnología pensada para impactar al usuario en un momento preciso y en un contexto determinado.

Si estás interesado en ir a la tomatina de Bunyol, la publicidad que ves en internet debería ir de ropa blanca y fresca de algodón y quitamanchas. O contenedores para desechar ropa que queda para el arrastre a causa de las manchas de tomate.

Teníamos que contarte esto y, sobre todo, cómo Skiller Academy (con sede en Madrid, Barcelona, Santiago y Málaga) es capaz de formarte en programática de manera intensiva en sus bootcamps. Así que hemos enviado a Konsu Llorente, una de las diseñadoras de Yorokobu, para que asista a este periodo intensivo de formación y cuente su experiencia de primera mano.

CURSO DE PUBLICIDAD PROGRAMÁTICA PRÁCTICA: ASÍ SE ORGANIZA

El curso de Skiller Academy se estructura en 8 fines de semana orientados a la formación práctica con herramientas reales. Los profesores del curso son reconocidos profesionales del sector con un plus en cuando a didáctica que hace que los conocimientos se asimilen de manera más natural.  «Todos ellos tienen un trato cercano con el alumnado. Nos han dado consejos valiosos y resuelven cada duda que tenemos», explica Llorente.

El comienzo del programa es el que abarca la base teórica del mismo. «Una primera sesión de 8 horas repartidas en 2 días de teoría. Quizás es la parte más densa pero esencial para poder meternos de lleno en el ecosistema programático».

Desde ahí comienza la inmersión en las distintas plataformas utilizadas para la compra-venta digital de publicidad. Como cuenta la diseñadora de Yorokobu, «las clases siguen con formación en Adform, Smart y Xandr. Las tres con su parte teórica y práctica, en algunos casos por grupos. En estas nos dan acceso a las distintas plataformas (que son de pago) para trastear con ellas en nuestros propios ordenadores».

Tras esto, se continúa con unas sesiones de capacidades para establecer metas realistas para el futuro. También se trata de identificar dónde se encuentran los alumnos y hacia dónde quieren focalizar su actividad.

Llorente cuenta que «el horario es intenso, claro, pero perfecto para personas que trabajan o estudian. Lo que más me sorprendió es cómo enlazas la tarde del viernes con la mañana del sábado. El viernes sales dándole vueltas a lo que has aprendido y el sábado atacas con las dudas y siguiendo el ritmo para la parte práctica. Al estar las temáticas divididas en fines de semana ayuda mucho a seguir el ritmo. Los viernes haces una pausa y los sábados terminas el tema. Además, cada semana conoces a un profesor nuevo, lo que también crea cierta expectación y, si vas como yo, sin demasiada idea inicial de lo que te van a contar, cada viernes es un nuevo comienzo».

programatica

¿POR QUÉ DEBES FORMARTE EN PUBLICIDAD PROGRAMÁTICA?

La publicidad programática es un modelo de compra venta de publicidad en tiempo real que se basa en la compra de audiencias. Ese es su aspecto fundamental y el que permite impactar al usuario adecuado.

A través de las famosas cookies con las que nos impactan todos los días en los sitios web, se recopilan datos anonimizados sin asociar a identidades concretas que los usuarios ceden voluntariamente. Estos datos serán utilizados junto a un diseño de estrategia para llegar a un grupo de usuarios especificados.

Estos datos, que formarían parte de lo que conocemos como el big data, luego son vendidos  o utilizados por la misma compañía que los ha recopilado.

Aunque la programática tiene varios tipos de transacciones, la publicidad por subasta o Real Time Bidding (RTB) está alcanzando un alto nivel de popularidad. En EEUU, cerca del 70% de la publicidad online ya es RTB. En España aún no llega al 50%, pero otros países de la UE como Francia superan al nuestro.

El sistema de subasta en tiempo real o de puja en tiempo real es un método de compraventa de publicidad en línea basado en subastas instantáneas de impresiones de publicidad realizadas programáticamente. Es, para entendernos, algo parecido a los mercados financieros.

Lo que hace interesante a la publicidad programática es que se trata de una experiencia user centric y cross device. Konsu Llorente traduce. «Se basa en los gustos e inclinaciones de cada usuario concreto y se aplica a sitios web, aplicaciones y smart TV. También se está comenzando a aplicar en espacios publicitarios en la calle y diversas plataformas del mundo de la comunicación para ofrecer una experiencia personalizada. El anunciante saca el máximo partido a la inversión hecha y el medio automatiza la venta de publicidad simplificando el trabajo de los equipos comerciales y técnicos».

Este sector está creando muchos nuevos puestos de trabajo, ya que se trata de una cadena en la que se generan muchas necesidades que han de ser cubiertas por personas. A pesar de que hay muchos algoritmos haciendo y facilitando el trabajo, el factor humano es imprescindible para crear campañas con estrategias a medida.

Según una infografía elaborada por Skiller, los sueldos oscilan entre los 30.000 y los 60.000 € anuales.

publicidad-programatica-skiller-academy

SKILLER ACADEMY Y SU ECOSISTEMA EDUCATIVO

Konsu Llorente, diseñadora de Yorokobu, ha asistido a su bootcamp en Madrid. Las clases se han impartido en la Asociación de Marketing de España. «La academia es pequeña pero acogedora», explica. «Tiene unos grandes ventanales que aportan mucha luz a un espacio en el que se pasa muchas horas».

Llorente dice que la formación de grupos reducidos permite que todos los alumnos se conozcan y que se creen dinámicas interesantes. «Cada uno venimos de un sector y, aunque hay varios que se repiten (por ejemplo, publicidad y marketing), hay profesionales y estudiantes de todo tipo y edad. Desde estudiantes recién salidos de la carrera y cursando máster, hasta profesionales con más de 13 años de experiencia en el sector, directores de marketing de grandes y pequeñas empresas. También profesionales de marketing digital, pero en otros sectores como SEO, Analytics o medios sociales. Además, hay un grupo de WhatsApp desde el primer día en el que no solo están nuestros compañeros».

La propuesta de Skiller pasa por poner el acento en la formación eminentemente práctica con, por supuesto, una base teórica. A partir de ahí, el aprendizaje se desarrolla dentro de un entorno de campañas reales gestionadas por los alumnos.

El potencial de este sector del marketing es tan prometedor como evidente y el pasaporte para formar parte está a solo ocho fines de semana de distancia.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cultura indígena para devolver una plaza a los vecinos
Hey Pressto, una pieza de animación marcada en la piel
Lighting design: el arte de ensalzar utilizando la luz
Las geometrías improvisadas de Aaron de la Cruz
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad