Publicado: 04 de julio 2024 11:52  /   CREATIVIDAD
por
 

Cómo la fotografía ayudó a Puccini a reforzar su marca personal

Publicado: 04 de julio 2024 11:52  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
Puccini fotógrafo

Le conocemos como compositor de óperas —suyas son Tosca, La Bohème, Madama Butterfly y Turandot, entre otras—, pero desde PHotoEspaña nos invitan ahora a descubrir una de sus facetas más desconocidas: la fotografía.

Giacomo Puccini no era ajeno a las modas y tendencias de su época, y entonces, lo que se llevaba era la fotografía. Puccini, que había sido un compositor tan innovador y revolucionó tanto la forma en la que se componían las óperas, se dejó llevar por su espíritu curioso para probar lo que era capaz de hacer con una cámara.

Su afición se inició alrededor de 1894, y el paisaje de su Toscana natal era el protagonista de sus primeras fotografías. En ellas, domina un sentimiento poético, con composiciones visuales bien calibradas y, en parte, inspiradas en las obras de alguno de sus amigos pintores, pero con su propia impronta. La naturaleza era la gran protagonista de las imágenes que captaba, donde el ser humano quedaba relegado a una pequeña silueta en medio de la inmensidad del paisaje.

Puccini fotógrafo

Pero la cámara debió gustarle, porque desde ese momento no dejó de llevársela a sus viajes. En Nueva York le cautivaron sus gigantescos edificios y la maestría de la ingeniería de sus puentes. En Egipto, sin embargo, volvió la mirada hacia las personas que vivían allí y en el paisaje de aquella tierra, porque lo que le interesaba, más que los monumentos, era la gente y su forma de vida, la innegable atracción de la cotidianidad.

Puccini fotógrafo

Puccini fotógrafo

Junto a estas fotografías, él mismo se convirtió también en protagonista de su cámara. Al ser un personaje muy conocido, era consciente de la importancia de su propia imagen —lo que hoy llamaríamos cuidar y fabricar su marca personal— y supo en seguida que la fotografía era un buen canal para aumentar su popularidad, de ahí que los autorretratos sean tan numerosos.

Puccini fotógrafo

Y más curioso aún, las fotos a su propia sombra, en la que su silueta, con su inseparable sombrero, ligeramente ladeado, resultaba perfectamente reconocible y ha pasado a la historia.

Puccini fotógrafo

Buena parte de sus fotografías, 20 en total, están recogidas en la exposición Puccini fotógrafo que podrá verse en el Teatro Real de Madrid hasta el 22 de julio. La muestra, que coincide, además, con el primer centenario de la muerte del compositor, está organizada por el propio Teatro Real, el Instituto Instituto Italiano de Cultura de Madrid y PHotoESPAÑA.

Le conocemos como compositor de óperas —suyas son Tosca, La Bohème, Madama Butterfly y Turandot, entre otras—, pero desde PHotoEspaña nos invitan ahora a descubrir una de sus facetas más desconocidas: la fotografía.

Giacomo Puccini no era ajeno a las modas y tendencias de su época, y entonces, lo que se llevaba era la fotografía. Puccini, que había sido un compositor tan innovador y revolucionó tanto la forma en la que se componían las óperas, se dejó llevar por su espíritu curioso para probar lo que era capaz de hacer con una cámara.

Su afición se inició alrededor de 1894, y el paisaje de su Toscana natal era el protagonista de sus primeras fotografías. En ellas, domina un sentimiento poético, con composiciones visuales bien calibradas y, en parte, inspiradas en las obras de alguno de sus amigos pintores, pero con su propia impronta. La naturaleza era la gran protagonista de las imágenes que captaba, donde el ser humano quedaba relegado a una pequeña silueta en medio de la inmensidad del paisaje.

Puccini fotógrafo

Pero la cámara debió gustarle, porque desde ese momento no dejó de llevársela a sus viajes. En Nueva York le cautivaron sus gigantescos edificios y la maestría de la ingeniería de sus puentes. En Egipto, sin embargo, volvió la mirada hacia las personas que vivían allí y en el paisaje de aquella tierra, porque lo que le interesaba, más que los monumentos, era la gente y su forma de vida, la innegable atracción de la cotidianidad.

Puccini fotógrafo

Puccini fotógrafo

Junto a estas fotografías, él mismo se convirtió también en protagonista de su cámara. Al ser un personaje muy conocido, era consciente de la importancia de su propia imagen —lo que hoy llamaríamos cuidar y fabricar su marca personal— y supo en seguida que la fotografía era un buen canal para aumentar su popularidad, de ahí que los autorretratos sean tan numerosos.

Puccini fotógrafo

Y más curioso aún, las fotos a su propia sombra, en la que su silueta, con su inseparable sombrero, ligeramente ladeado, resultaba perfectamente reconocible y ha pasado a la historia.

Puccini fotógrafo

Buena parte de sus fotografías, 20 en total, están recogidas en la exposición Puccini fotógrafo que podrá verse en el Teatro Real de Madrid hasta el 22 de julio. La muestra, que coincide, además, con el primer centenario de la muerte del compositor, está organizada por el propio Teatro Real, el Instituto Instituto Italiano de Cultura de Madrid y PHotoESPAÑA.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Vidas futuras: Los duendes de la imprenta se pasan al metaverso
La reconquista gráfica del lenguaje escrito
¿Para qué sirve el arte?
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *