6 de julio 2014    /   DIGITAL
por
 

Una pulsera para agregar en facebook a todo el que conozcas durante un festival

6 de julio 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¿Te acuerdas de aquella persona que conociste aquella noche en aquel festival? No, verdad. Claro que no, cómo te vas a acordar si llevabas un moco de campeonato. Yo te recuerdo la escena, que la vi entera, como de espectador:

Eran las cinco de la mañana y la carpa principal estaba a reventar. La gente se deslizaba sobre sus pies. Los pies de la gente tenían miedo a quedarse quietos. Y tú oscilabas alrededor de tus amigos primero y luego alrededor de ti mismo en un torbellino que daba al otro lado del mundo. En un momento dado os conocisteis. Os mirasteis a los ojos reconociendo algo desconocidamente común y os besasteis. Así, sin más. Luego tú te desmayaste y acabaste en el hospital de campaña y aquella persona se fue con otra persona y os perdisteis la pista para siempre.
tomorrowland-braceets
Vale, no fue así. Acabasteis en la tienda de campaña bailando un baile diferente y similar al de la carpa. Cuando asomó el primer rayo de sol, todavía inofensivo, aquella persona se vistió y te dijo ‘me voy’. Y tú con el cuello torcido sobre una zapatilla y la mitad de la lengua fuera contestaste ‘qué bien’ y te quedaste a merced de la creciente solana.
Este tipo de anécdotas ‘románticas’ se han acabado. Facebook ha acabado con lo fortuito y aleatorio de los festivales. Bueno, Facebook y el festival de música electrónica Tomorrowland, que ha creado una pulsera con la que puedes agregar automáticamente a otra persona en la red social. Solo tienes que colocar las pulseras en paralelo y apretar un botón. La otra persona recibe una solicitud en su perfil.

tomorrowland boom
Foto del Tomorrowland de ediciones anteriores. Fuente: FlandersToday

Este festival acoge desde 2005 hasta 400.000 amantes del tecno en Boom, Bélgica. Con tanta gente rulando por ahí al final te haces amigo hasta de Bob Esponja. Especialmente con cinco cubatas encima. Pero claro, es harto complicado sino imposible acordarte de sus nombres, caras y menos aún de sus direcciones de Facebook. Ahora, sin embargo, podrás delegar estas cuestiones sociales en un brazalete.
Imagina los efectos colaterales de esta pulsera. Positivos y negativos. Imagina poder reconstruir la noche a partir de las 15 solicitudes de amistad que han surgido en tu perfil. Imagina a esa persona pesada insistiendo en conectar tu brazalete con el suyo. Imagina al DJ acercando su pulsera a la gente de la primera fila. Qué subidón. Imagina… poder volver a ver a aquella persona que conociste aquella noche en aquel festival.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¿Te acuerdas de aquella persona que conociste aquella noche en aquel festival? No, verdad. Claro que no, cómo te vas a acordar si llevabas un moco de campeonato. Yo te recuerdo la escena, que la vi entera, como de espectador:

Eran las cinco de la mañana y la carpa principal estaba a reventar. La gente se deslizaba sobre sus pies. Los pies de la gente tenían miedo a quedarse quietos. Y tú oscilabas alrededor de tus amigos primero y luego alrededor de ti mismo en un torbellino que daba al otro lado del mundo. En un momento dado os conocisteis. Os mirasteis a los ojos reconociendo algo desconocidamente común y os besasteis. Así, sin más. Luego tú te desmayaste y acabaste en el hospital de campaña y aquella persona se fue con otra persona y os perdisteis la pista para siempre.
tomorrowland-braceets
Vale, no fue así. Acabasteis en la tienda de campaña bailando un baile diferente y similar al de la carpa. Cuando asomó el primer rayo de sol, todavía inofensivo, aquella persona se vistió y te dijo ‘me voy’. Y tú con el cuello torcido sobre una zapatilla y la mitad de la lengua fuera contestaste ‘qué bien’ y te quedaste a merced de la creciente solana.
Este tipo de anécdotas ‘románticas’ se han acabado. Facebook ha acabado con lo fortuito y aleatorio de los festivales. Bueno, Facebook y el festival de música electrónica Tomorrowland, que ha creado una pulsera con la que puedes agregar automáticamente a otra persona en la red social. Solo tienes que colocar las pulseras en paralelo y apretar un botón. La otra persona recibe una solicitud en su perfil.

tomorrowland boom
Foto del Tomorrowland de ediciones anteriores. Fuente: FlandersToday

Este festival acoge desde 2005 hasta 400.000 amantes del tecno en Boom, Bélgica. Con tanta gente rulando por ahí al final te haces amigo hasta de Bob Esponja. Especialmente con cinco cubatas encima. Pero claro, es harto complicado sino imposible acordarte de sus nombres, caras y menos aún de sus direcciones de Facebook. Ahora, sin embargo, podrás delegar estas cuestiones sociales en un brazalete.
Imagina los efectos colaterales de esta pulsera. Positivos y negativos. Imagina poder reconstruir la noche a partir de las 15 solicitudes de amistad que han surgido en tu perfil. Imagina a esa persona pesada insistiendo en conectar tu brazalete con el suyo. Imagina al DJ acercando su pulsera a la gente de la primera fila. Qué subidón. Imagina… poder volver a ver a aquella persona que conociste aquella noche en aquel festival.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Es Facebook demasiado complicado?
El deporte social de Bkool
Tumblr TV: el universo está ahora en equilibrio
En defensa de los mal llamados ‘chatbots’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies