1 de julio 2010    /   CREATIVIDAD
por
 

Puma vs. Puma

1 de julio 2010    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

puma

Y van 50 años de conflicto. Ahí es nada. Para los seguidores de las marcas -sea marca producto o marca corporativa-, la lucha de la marca Puma por encontrar su territorio en España -en la enmarañada jungla leal española- es mítica. ¿Os acordáis cuando Borris Becker, cuando era el Nadal de las pistas, antes de hacerse socio honorario del mile high club con una modelo con epiglotis de pelícano –y los que no entiendan la metáfora, no deberían haberla leído, en primer lugar– anunciaba las zapatillas con el logo del PUMA saltando, haciendo énfasis en DASLER PUMA?

(Por cierto, lo de DASLER es otra larga historia de desavenencias entre marcas y hermanos… ¿Sabiáis que el DAS de Dasler es el mismo de que DAS de ADIDAS? Pero ésa es otra historia).

Aunque el Puma empezó a saltar en Alemania en 1948, no pensó en España hasta varias décadas después (no estábamos los españoles de la postguerra para deportivas extranjeras… hasta el desarrollismo, en la época de la primera temporada del Cuéntame, allá por los 70’s).

Cuando quisieron llegar a poner su huella -su marca- en la piel de toro se encontraron con que una sociedad española ya había registrado entonces la marca Puma -y sus atributos visuales- y los hermanos Vicente y Fermín Bernad Vicó, responsables de Estudio 2000, se hicieron con las licencias después.

Ya se sabe en derecho… prior in tempore, potior in jure. O sea, que el que llega primero, se come la tostada. Años de litigios, una pasta en abogados, y un mal acuerdo en 1992 de exclusiva en la distribución. Hasta hoy.

¿Por qué hoy este post? Pues porque hoy es noticia, otra vez, la enésima vuelta de tuerca a este culebrón leguleyojudiciario. «Puma recupera el control de la marca en España«… (si paga los 98 millones de Euros que reclaman sus tenedores).

O sea…. to be continued…

Moraleja: «Si tienes una marca y no la has registrado en todos aquellos sitios en los que un día puedas tener que defenderla, ya estás tardando».

Nacho Villoch es responsable de Comunicación y Marketing de BBVA. Este post se ha publicado también en su blog.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

puma

Y van 50 años de conflicto. Ahí es nada. Para los seguidores de las marcas -sea marca producto o marca corporativa-, la lucha de la marca Puma por encontrar su territorio en España -en la enmarañada jungla leal española- es mítica. ¿Os acordáis cuando Borris Becker, cuando era el Nadal de las pistas, antes de hacerse socio honorario del mile high club con una modelo con epiglotis de pelícano –y los que no entiendan la metáfora, no deberían haberla leído, en primer lugar– anunciaba las zapatillas con el logo del PUMA saltando, haciendo énfasis en DASLER PUMA?

(Por cierto, lo de DASLER es otra larga historia de desavenencias entre marcas y hermanos… ¿Sabiáis que el DAS de Dasler es el mismo de que DAS de ADIDAS? Pero ésa es otra historia).

Aunque el Puma empezó a saltar en Alemania en 1948, no pensó en España hasta varias décadas después (no estábamos los españoles de la postguerra para deportivas extranjeras… hasta el desarrollismo, en la época de la primera temporada del Cuéntame, allá por los 70’s).

Cuando quisieron llegar a poner su huella -su marca- en la piel de toro se encontraron con que una sociedad española ya había registrado entonces la marca Puma -y sus atributos visuales- y los hermanos Vicente y Fermín Bernad Vicó, responsables de Estudio 2000, se hicieron con las licencias después.

Ya se sabe en derecho… prior in tempore, potior in jure. O sea, que el que llega primero, se come la tostada. Años de litigios, una pasta en abogados, y un mal acuerdo en 1992 de exclusiva en la distribución. Hasta hoy.

¿Por qué hoy este post? Pues porque hoy es noticia, otra vez, la enésima vuelta de tuerca a este culebrón leguleyojudiciario. «Puma recupera el control de la marca en España«… (si paga los 98 millones de Euros que reclaman sus tenedores).

O sea…. to be continued…

Moraleja: «Si tienes una marca y no la has registrado en todos aquellos sitios en los que un día puedas tener que defenderla, ya estás tardando».

Nacho Villoch es responsable de Comunicación y Marketing de BBVA. Este post se ha publicado también en su blog.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Me quiero comer esa ilustración
Ferran Adrià: «La gran revolución del futuro va a ser reconocer que el comensal es también cocinero»
Lobotomízame suavemente
Pamela Anderson, ‘demasiado sexy para los aeropuertos de EEUU’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 6
  • También hubo un gran litigio con Nike en España no? pero si, era otra época, la época de la PAREDES, las JJ JAYBER, las KARHU…. qué tiempos… qué marcas… y entonces la proteccion de marca era local. Desde hace nuos años el ámbito comunitario de las marcas prevalece sobre el local y se ha «aclarado» el panorama.

  • Enrique … y las YUMAS, las primeras que se atrevieron con el Fluo y el fosforesecente (modelo Galaxy) -por aquello de la visibilidad nocturna- (recuperables en http://www.yumas.com/classic.html) y ; y entonces las CONVERSE no se comían un colin, porque aquella punta redondeada de goma y el tejido de loneta… parecía viejuno en el el amanecer de la era de los plásticos sintéticos. gracias x comentar

  • Me mola mogollón tu post/artículo/esto, vamos…propongo que hagáis una serie sobre estas maravillosas historias que contribuyen a engrandecer los mitos de las marcas…ah y por cierto me declaro fan del Nobranding

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies