21 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Punset de molde

21 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Desde que he visto a Eduard Punset anunciar el pan Bimbo algo se ha roto dentro de mí…

Su rostro y sabiduría antediluvianos son difíciles de olvidar, así como los de otras celebridades que se han lanzado en brazos de la publicidad, como Concha Velasco y sus televisivas pérdidas de orina… Nunca he merendado con Concha Velasco, pero sí con Rosa María Sardá. Hablábamos de un papel en mi segundo largo, que al final hizo otra actriz. Con su estilo inimitable me confesó en el salón de su casa de Barcelona, algo muy gracioso, con ese acento tan característico:

Mira Antonio. Mi representante me contó que los de Gulas del Norte me querían en un anuncio. ¿Por qué yo? Bueno, le dije, pide una cantidad absurda y astronómica, para que nos digan que no… Pero dijeron que sí.

Agradecí la confidencia, pero no me atreví a preguntar la cantidad. Bien es sabido que Gulas del Norte amortizó de largo su inversión, ya que el impacto del anuncio fue brutal y nadie habló de otra cosa (si hubiera existido Twitter habría sido topic trending).

Cuando la secretaria de Punset se puso en contacto conmigo para entrevistarme en “Redes” yo no podía creerlo. Era el año 1999, en primavera, y yo acababa de publicar “Mundo Artificial” (Temas de Hoy). Al sabio catódico le había gustado el enfoque de mi librito, y quería discutirlo en el programa.

Su asistente japonesa y su mujer Isabel me atendieron mientras era maquillado. El largo tunel desde Barcelona a Sant Cugat del Vallés aparecía lleno de promesas. Si en aquel momento alguien me hubiera dicho que vería la mirada penetrante de Punset en las marquesinas de autobús rodeada de tiernas rebanadas no lo habría creído.

Lo cierto es que la relación entre famosos y anuncios tiene zonas de penumbra, o directamente, de sombras inconfesables. A menudo (aunque no siempre) los deslices se producen antes de alcanzar la celebridad. Vayan algunos suculentos ejemplos.

Brad Pitt fue la cara visible de Pringles y ahora es un gran defensor de la comida sana y baja en grasas.

Morgan Freeman anunciaba Listerine en todas sus formas, lo que podría ser un reconocimiento público de su aliento lagarterano.

Angelina Jolie puso rostro a Shiseido, y Julia Roberts se embolsó millón y medio de dólares por sonreir y parpadear en un spot de Lavazza. Todos hemos visto a su amigo Clooney trabajar para Nespresso, su competencia más directa.

Más bizarro es el anuncio que protagonizó Chuck Norris para la división checa de T-mobile. O Sylvester Stallone en un anuncio ruso de vodka que Rocky no habría aprobado. Harrison Ford ha hecho spots para el video juego Uncharted 3… y para la cerveza oriental Kirin.

Jodie Foster y el payaso de McDonald’s protagonizan un anuncio que roza lo escatológico por sus colores y su mensaje… La mejor amiga de Hannibal Lecter es ahora conocida por su estricto vegetarianismo.

Me gusta el pan Bimbo. Admiro profundamente a Eduard Punset. Asi que… ¿dónde está el problema? He observado de cerca una rebanada de pan de molde y me ha recordado demasiado a la estructura de las redes neuronales que la levadura caprichosa teje en torno a un sandwich… He creído ver el Universo contenido en una miga.

¿A qué genio del márketing se le ha ocurrido relacionar a Eduard Punset con el pan Bimbo? ¿No sería el mismo que hace ocho años hermanó para siempre a la Sardá con las Gulas del Norte?

En EEUU se vigila que las celebridades que recomiendan un producto en una campaña, realmente utilicen ese producto en su vida normal. En caso contrario se enfrentan a multas o algo peor. Si Punset viviera en Connecticut y fuera sorprendido por un periodista comiendo pan de molde marca Wonder pasaría la noche en el calabozo.

No me consta que la Sardá no coma angulas de verdad…

Antonio Dyaz es director de cine.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Desde que he visto a Eduard Punset anunciar el pan Bimbo algo se ha roto dentro de mí…

Su rostro y sabiduría antediluvianos son difíciles de olvidar, así como los de otras celebridades que se han lanzado en brazos de la publicidad, como Concha Velasco y sus televisivas pérdidas de orina… Nunca he merendado con Concha Velasco, pero sí con Rosa María Sardá. Hablábamos de un papel en mi segundo largo, que al final hizo otra actriz. Con su estilo inimitable me confesó en el salón de su casa de Barcelona, algo muy gracioso, con ese acento tan característico:

Mira Antonio. Mi representante me contó que los de Gulas del Norte me querían en un anuncio. ¿Por qué yo? Bueno, le dije, pide una cantidad absurda y astronómica, para que nos digan que no… Pero dijeron que sí.

Agradecí la confidencia, pero no me atreví a preguntar la cantidad. Bien es sabido que Gulas del Norte amortizó de largo su inversión, ya que el impacto del anuncio fue brutal y nadie habló de otra cosa (si hubiera existido Twitter habría sido topic trending).

Cuando la secretaria de Punset se puso en contacto conmigo para entrevistarme en “Redes” yo no podía creerlo. Era el año 1999, en primavera, y yo acababa de publicar “Mundo Artificial” (Temas de Hoy). Al sabio catódico le había gustado el enfoque de mi librito, y quería discutirlo en el programa.

Su asistente japonesa y su mujer Isabel me atendieron mientras era maquillado. El largo tunel desde Barcelona a Sant Cugat del Vallés aparecía lleno de promesas. Si en aquel momento alguien me hubiera dicho que vería la mirada penetrante de Punset en las marquesinas de autobús rodeada de tiernas rebanadas no lo habría creído.

Lo cierto es que la relación entre famosos y anuncios tiene zonas de penumbra, o directamente, de sombras inconfesables. A menudo (aunque no siempre) los deslices se producen antes de alcanzar la celebridad. Vayan algunos suculentos ejemplos.

Brad Pitt fue la cara visible de Pringles y ahora es un gran defensor de la comida sana y baja en grasas.

Morgan Freeman anunciaba Listerine en todas sus formas, lo que podría ser un reconocimiento público de su aliento lagarterano.

Angelina Jolie puso rostro a Shiseido, y Julia Roberts se embolsó millón y medio de dólares por sonreir y parpadear en un spot de Lavazza. Todos hemos visto a su amigo Clooney trabajar para Nespresso, su competencia más directa.

Más bizarro es el anuncio que protagonizó Chuck Norris para la división checa de T-mobile. O Sylvester Stallone en un anuncio ruso de vodka que Rocky no habría aprobado. Harrison Ford ha hecho spots para el video juego Uncharted 3… y para la cerveza oriental Kirin.

Jodie Foster y el payaso de McDonald’s protagonizan un anuncio que roza lo escatológico por sus colores y su mensaje… La mejor amiga de Hannibal Lecter es ahora conocida por su estricto vegetarianismo.

Me gusta el pan Bimbo. Admiro profundamente a Eduard Punset. Asi que… ¿dónde está el problema? He observado de cerca una rebanada de pan de molde y me ha recordado demasiado a la estructura de las redes neuronales que la levadura caprichosa teje en torno a un sandwich… He creído ver el Universo contenido en una miga.

¿A qué genio del márketing se le ha ocurrido relacionar a Eduard Punset con el pan Bimbo? ¿No sería el mismo que hace ocho años hermanó para siempre a la Sardá con las Gulas del Norte?

En EEUU se vigila que las celebridades que recomiendan un producto en una campaña, realmente utilicen ese producto en su vida normal. En caso contrario se enfrentan a multas o algo peor. Si Punset viviera en Connecticut y fuera sorprendido por un periodista comiendo pan de molde marca Wonder pasaría la noche en el calabozo.

No me consta que la Sardá no coma angulas de verdad…

Antonio Dyaz es director de cine.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Børge Bredenbekk: «Busco que algo suceda dentro de la cara que pinto»
El primer Yorokobu de 2012
«Los superhéroes son seres lastimeros y patéticos»
Estoy Contigo: en busca de la normalización
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 22
  • hay quien piensa en Punset como el Carl Sagan español, pero realmente se comporta como un Dinio o concursante de GH cualquiera, lo que en vez de cobrar por salir en programas rosas, sacar exclusivas y anunciar discotecas, cobra por dar conferencias, sacar libros divulgativos y dar un barniz de credibilidad a productos que dificilmente la tienen.

    es posible que en una temporada pase la ola y vuelva a ser el presentador de un programa minoritario de La 2, así que mientras aprovecha el momento para hacerse un patrimonio. bien por él.

  • http://www.fundaciones.org/es/asociadasInfo

    «Fines: 1.º La Fundación tiene como fin impulsar la inscripción del pensamiento científico en la cultura popular. 2.º Difundir el aprendizaje de la inteligencia social y emocional a nivel individual educativo y corporativo.»

    dónde dice que lo que gane se va a dedicar a la investigación de algo? la fundación está dirigida a la misma actividad difusa del Sr. Punset, divulgar la ciencia. cómo? pues a través de las charlas, libros y demás medios del Sr. Punset y allegados, llámese hija, socios y trabajadores. puede ser en realidad una plataforma para recoger subvenciones y evadir impuestos, como la gran mayoría de thinktanks/fundaciones españolas? carezco de conocimientos para pronunciarme.

    este señor, con un impresionante CV como economista y asesor en IT, todo hay que decirlo, ha montado un pequeño imperio multimedia usando como trampolín la televisión pública. lo de los anuncios me parece que quema su imagen a cambio del beneficio económico. si él cree que le compensa, fenomenal.

  • Yo me quedo con el anuncio, la política del protagonista famoso (con o sin mérito) es un asunto de profesionales del sector, yo me he dedicado a analizar el anuncio, nada en plan fricky de grabarlo y pasarlo a camara lenta, lo he hecho al vuelo, según se emite y he observado lo siguiente:
    Punset NUNCA menciona el producto, La Marca, solo habla de pan
    Punset NUNCA sujeta el producto.
    Quien le acompaña al inicio del spot si habla y sustenta el producto, él está de atrezzo. No participa en las escanas, sólo mira y sonríe.
    Durante todo el anuncio no comparte más planos con un paquete de pan, puesto que la escena final está rodada sin pan y editada con un paquete, de hecho Punset ni lo mira, porque no está.
    Las preguntas que me hago son tres,
    ¿Punset realmente publicita algo?
    ¿Tiene sentido un anuncio en que su «protagonista» se abstenga de participar en la promoción?
    ¿sabe Punset que está haciendo un aniuncio de pan Bimbo?

  • Lo de Punset y Bimbo es ya un paradigma del anuncio bizarro. Nadie está a salvo del marketing y el científico se ha abandonado a la evidencia. La belleza de todo esto es que, al donar los ingresos a una ONG, queda libre de toda culpa. Lo imagino reciclado en modelo, con el único fin de captar inversión para sus buenas obras, acaparando portadas…
    (Por cierto, el anuncio de Harrison Ford es auténticamente «Lost in translation».)

  • Para Freds: es verdad, ¿sabe Punset que está haciendo un anuncio de Bimbo? Bueno, si no lo sabe, seguro que ya le han informado.

    Pero no seais tan duros con él. Peor sería que apareciera en un anuncio de cápsulas anti aging…

  • Pues de paso estaría bien saber si Punset come este pan que anuncia con tanta gracia y alegría. La verdad es que cuando lo vi también se rompió algo…pero no dentro de mí. En tu post hablas de otros actores que han protagonizado campañas -que puede formar parte de su trabajo-, pero Punset no es (o no lo tenía por eso) un actor -aunque lo hace de maravilla! Punset es un «intelectual», y nos vende ¿Pan natural? Por favor!!! Creo que la clave de todo está en la parte final del anuncio…cuando se ríe por lo bajini…¿va dirigido a los que le han pagado? a los espectadores?
    ¿Supongo que el Sr. Punset sabe qué es la Reputación Corporativa de una marca? Pues bien, él es una marca…y por lo vito no tiene muy en cuenta su reputación. ¿qué credibilidad van a tener sus intervenciones «científicas» si usa la misma ciencia para decir que el Pan Bimbo es 100% natural?
    Y por no hablar de la realización del spot!!!

  • Punset explica hoy en El Mundo que lo ha hecho para conseguir dinero para su fundación. No me cabe la menor duda de que va a emplear muy bien ese dinero, que haga todos los anuncios que quiera.

  • ¡Eduardo Punset tiene al personal embobadito, es un fraude!

    Mucho cuidado con los admirados, idolatrados, falsos profetas. Punset es un vendedor de libros Nueva Era, pan Bimbo y amigo de los bancos.

    No se dejen engañar, hay que contrastar la información, y no dejarse seducir por la falsa sonrisa del afable abuelito que a todo el mundo le hubiese gustado tener.

    Punset no convence, está considerado un payaso por la comunidad científica. Es un ilusionista que despista y confunde las mentes, no quiere que pensemos; nos quiere embobar a todos con su frasecitas vacías de contenidos.

    No vea lo bonito que se quedo Haití después que le metiera mano esa falsa copia de nuevo Einstein.

    Si, lo sé, tengo mucha fantasía, pero a mi lo suyo me hace pensar en alguna técnica psicopolítica para dormir las conciencia y prepararlas para lo que va a venir.

    Punset dice:

    “La intuición es una fuente de conocimiento tan válida como la razón, o más, dada la inmensidad del inconsciente y el tamaño irrisorio de la conciencia. Para razonar hay que tener toda la información disponible y el tiempo necesario para analizarla. Si no, hay que fiarse de la intuición”

    ¿Quiere acaso decir que si no sabes algo no te informes? No pienses, fíate de la divina intuición (o de los como Punset, ellos si que saben (manipular las conciencias).

    Señor Punset, con todo el respecto que usted se merece (o sea ninguno) le digo: Usted defiende los intereses de los cada vez más ricos de su clase.

    ¿Cómo que no hay pan para tanto chorizo, y el pan Bimbo de Punset?

    Intervención de Punset sobre la ley Sinde.
    ¿Despiste o mala fe?

    Es curioso observar, como, en todas las trascripciones que he podido encontrar en Internet, de la famosa y tan apreciada intervención de Punset sobre la ley Sinde, (http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=4nR1OeHpY9U) se elogie la parte demagógica y políticamente correcta del discurso, y se omita completamente, la parte en la que habla de la publicitad en Internet, y que sin embargo, a mi aviso, es la más significativa de su verdadera preocupación; dinero y poder por encima de todo y de todos.

    Trascripción literal de la parte del discurso de Punset, sobre la publicitad en Internet:

    “Para citar solo un ejemplo, en promedio, hoy, en Europa, la publicitad de tipo digital, representa el 40% del total. En España desgraciadamente solo representa el 12%”.

    ¿Que tiene que ver el 15M con la ruta de la seda?

    Necesito ayuda con el blog: http://falsosprofetasdemoda.blogspot.com/

    El objetivo es desenmascarar a los falsos profetas.

    Cualqu

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies