28 de marzo 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

Puzzles tridimensionals procedentes de discos de vinilo

28 de marzo 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Las siete vidas de un disco. O casi. Porque incluso cuando se encuentra rayado e inaudible es posible otorgarle una nueva exsitencia que no se aleje del mundo de la creatividad estética. Record Monsters convierte los más viejos discos de vinilo en piezas para formar modelos tridimensionales.
Elegir sabiamente de entre una gran colección, mirar con detenimiento una gran fotografía de portada, sacar el disco, colocar la aguja y tomar asiento en el sofá sin nada más que hacer que escuchar el crujido del viejo vinilo y cada nota que sale por los altavoces. Mucho del renovado prestigio del que goza la música en vinilo una vez más viene dado por el valor que se le otorga como objeto, más allá del contenido que albergue así como por el ritual, respetuoso y sereno, que supone escuchar música procedente de este clásico soporte.
El clásico disco de vinilo ha llevado una vida plena y satisfactoria por más de medio siglo. Como todos, ha sufrido buenos y malos momentos. Ahora, además, una pequeña empresa llamada Record Monsters propone convertir los discos ya inservibles y los de Elton John (suponiendo que Elton John e inservible no sean sinónimos) en puzzles tridimensionales con forma animales e insectos.
Record Monsters, que se encuentra en este momento captando fondos para poner en pie el proyecto de manera seria, ofrece piezas de figuras 3D cortadas mediante láser de viejos discos de vinilo. De momento, y mientras se establecen de manera permanente piden aportaciones a cambio, claro, del producto que ofertan, variando éste entre un disco de 7 pulgadas para las aportaciones más pequeñas, a 300 discos promocionales para los más generosos. En Kickstarter lo explican todo con detalle.


Las siete vidas de un disco. O casi. Porque incluso cuando se encuentra rayado e inaudible es posible otorgarle una nueva exsitencia que no se aleje del mundo de la creatividad estética. Record Monsters convierte los más viejos discos de vinilo en piezas para formar modelos tridimensionales.
Elegir sabiamente de entre una gran colección, mirar con detenimiento una gran fotografía de portada, sacar el disco, colocar la aguja y tomar asiento en el sofá sin nada más que hacer que escuchar el crujido del viejo vinilo y cada nota que sale por los altavoces. Mucho del renovado prestigio del que goza la música en vinilo una vez más viene dado por el valor que se le otorga como objeto, más allá del contenido que albergue así como por el ritual, respetuoso y sereno, que supone escuchar música procedente de este clásico soporte.
El clásico disco de vinilo ha llevado una vida plena y satisfactoria por más de medio siglo. Como todos, ha sufrido buenos y malos momentos. Ahora, además, una pequeña empresa llamada Record Monsters propone convertir los discos ya inservibles y los de Elton John (suponiendo que Elton John e inservible no sean sinónimos) en puzzles tridimensionales con forma animales e insectos.
Record Monsters, que se encuentra en este momento captando fondos para poner en pie el proyecto de manera seria, ofrece piezas de figuras 3D cortadas mediante láser de viejos discos de vinilo. De momento, y mientras se establecen de manera permanente piden aportaciones a cambio, claro, del producto que ofertan, variando éste entre un disco de 7 pulgadas para las aportaciones más pequeñas, a 300 discos promocionales para los más generosos. En Kickstarter lo explican todo con detalle.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El Yorokobu de abril es así
La vida sentada… que, poco a poco, nos mata
Historias de una moderna de pueblo
Las tipografías infinitas de Typewear
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad