BRANDED CONTENT
SiteGround

BRANDED CONTENT
SiteGround
29 de abril 2020    /   BRANDED CONTENT
 

El brazo ‘online’ de las pymes en tiempos de covid

29 de abril 2020    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Aún debe pasar mucha agua bajo el puente, pero la explosión global de la COVID-19 ha desparramado algo parecido a un apocalipsis en el tejido de pequeñas y medianas empresas.

La Confederación Española de Comercio explicó hace unos días en un comunicado que teme que el «corte radical de ingresos» lleve al cierre hasta al 50% de empresas en algunos sectores.

Además de las pymes, los trabajadores que más solos suelen hallarse, autónomos y freelances, han visto cómo el cielo se ha llenado de nubes que amenazan chaparrón.

Antes del decreto de estado de alarma, la extinción del autónomo ya había comenzado. Según un estudio de ATA Autónomos, 23 comercios echaban cada día el cierre definitivo a finales de 2019.

Asturias lideraba la pérdida porcentual de autónomos dedicados al comercio en los últimos cuatro años, con una reducción del 8,6%. Detrás estaban Cantabria (-8,5%), Aragón (-8,1%), Castilla y León (-8%) y País Vasco (-7,7%).

Si la no incorporación a la venta online ya era un lastre que fue definitivo para muchas pequeñas empresas, el bloqueo de la venta física es el tsunami que ha arrastrado a gran parte de los que quedaban.

Después de la crisis de 2008, muchos de los comerciantes se reconvirtieron en hosteleros. Según contaba Antena 3, en 2019 abrieron «13.000 nuevos bares y, en cambio, se cerraron 36.000 pequeñas tiendas». Con las puertas de los locales cerrabas, ya ni siquiera esa puede ser una salvación.

shop-online

EL MUNDO POSCOVID SERÁ MUCHO MÁS ‘ONLINE’

Aunque es difícil encontrar a profesionales que crean que no es necesario tener presencia online para mejorar el desempeño de un negocio, sí que existen aún muchos que, por un motivo u otro, no han dado el paso.

Por desgracia, todos ellos tienen un mayor hándicap a la hora de sacar la cabeza a flote en un universo que, desde la irrupción de la pandemia, va a estar mucho más volcado en lo digital.

José Ramón Padrón, country manager de SiteGround en España, lleva años en contacto con centenares de pymes que buscaron ayuda en este proveedor de alojamiento online.

Padrón es optimista porque la experiencia le ha enseñado que un buen número de esos obstáculos que impedían a muchos autónomos y empresas no dar el salto son irreales y en muchos casos, imaginados.

¿Habéis tenido conversaciones con muchas empresas acerca de las consecuencias de la crisis de la COVID-19? ¿Podríais darnos alguna información acerca del pulso que habéis captado?

Muchas conversaciones diarias con empresas de muchos verticales y tamaños diferentes. Todas coinciden en lo indispensable de una buena presencia en internet en estos momentos, sobre todo para el pequeño comercio, que se hace mucho más competitivo si complementa su actividad offline con su web o comercio electrónico.

Se habla de la aceleración de la transformación digital, cómo las empresas que ya estaban en proceso de transformación han podido sobrellevar mejor este cambio, así como adaptarse más rápidamente a aspectos como los hábitos de compra de sus usuarios o temas tan importantes como el teletrabajo.

Son lecturas positivas, a todos les ha ayudado la tecnología. Nunca ha sido tan fácil como hasta ahora poder tener una buena presencia en internet. La oportunidad está ahí y este momento es fundamental para quitarse de encima cualquier obstáculo que retrase la digitalización de las pymes y los autónomos.

¿Cuál creéis que es el miedo más infundado que tenían estas empresas para no dar el salto al mundo digital? 

Que su falta de conocimientos técnicos les suponga un freno importante. Hablamos con muchos clientes, pero también con muchos diseñadores web, desarrolladores y especialistas en marketing online. Casi todos coinciden en que los clientes llegan pensando que su falta de conocimiento les deja a las ruedas de los caballos en muchos aspectos. Lógicamente, no es así. Hoy en día las herramientas que proporcionamos los proveedores de hosting, así como la abundancia de información de corte pedagógico respecto al diseño, programación y marketing online, facilita mucho las cosas.

¿Cuál era el principal obstáculo que luego resultó no ser real o, al menos, un impedimento tan grande?

 El referente a la seguridad. Los clientes tienen razón cuando piensan que internet puede ser peligroso y puede afectar a su negocio. La realidad es que, siguiendo unas indicaciones básicas de forma regular, las probabilidades de ser víctima de un ciberdelincuente son mínimas.

Además del propio despliegue de la página web o del ecommerce, ¿cuáles creéis que son las claves principales para que este despliegue sea un éxito?

Podríamos decir que hay tres fundamentales. El primero es saber a quién te diriges. Es absolutamente indispensable que se haya definido con antelación a qué tipo de usuario se dirige esa web o comercio electrónico.

También, la experiencia de usuario. La web ha de ser minimalista, diseño actualizado, rápida y útil. Cumpliendo estos parámetros aseguraremos que los usuarios tengan una buena experiencia de usuario, que es lo que precisamente analiza el algoritmo de Google, favoreciendo las webs que lo cumplen.

En tercer lugar, debemos estar rodeados de buenos profesionales, buen hosting, buen soporte y profesionales del diseño y la programación de confianza.

¿Qué hace, según vosotros, diferente a SiteGround de otros proveedores de hosting a la hora de hacer posible que una pyme dé este paso?

Creemos que hay cuatro aspectos fundamentales. La sencillez de uso es el primero. Sin apenas conocimientos técnicos es posible poner en marcha una web o comercio electrónico siguiendo las instrucciones de nuestros asistentes en pantalla. Muy fácil de usar, bien explicado, y con herramientas de diseño y programación incluidas en el panel de control si el cliente es más experto.

Después tenemos la velocidad. Usamos lo último en software y hardware, así como aplicaciones programadas por nuestro equipo para que las webs de nuestros clientes sean las más rápidas del mercado.

Por supuesto, la seguridad. Contamos con una plataforma muy robusta y altamente securizada para evitar que los ciberdelincuentes hagan de las suyas. Actualizaciones automáticas, backups diarios, certificados SSL Let´s Encrypt gratuitos, un excelente soporte técnico 24×7 en tu idioma y en diferentes canales como chat, teléfono o tickets de soporte. Además, es un equipo atento, rápido y empático.

Aún debe pasar mucha agua bajo el puente, pero la explosión global de la COVID-19 ha desparramado algo parecido a un apocalipsis en el tejido de pequeñas y medianas empresas.

La Confederación Española de Comercio explicó hace unos días en un comunicado que teme que el «corte radical de ingresos» lleve al cierre hasta al 50% de empresas en algunos sectores.

Además de las pymes, los trabajadores que más solos suelen hallarse, autónomos y freelances, han visto cómo el cielo se ha llenado de nubes que amenazan chaparrón.

Antes del decreto de estado de alarma, la extinción del autónomo ya había comenzado. Según un estudio de ATA Autónomos, 23 comercios echaban cada día el cierre definitivo a finales de 2019.

Asturias lideraba la pérdida porcentual de autónomos dedicados al comercio en los últimos cuatro años, con una reducción del 8,6%. Detrás estaban Cantabria (-8,5%), Aragón (-8,1%), Castilla y León (-8%) y País Vasco (-7,7%).

Si la no incorporación a la venta online ya era un lastre que fue definitivo para muchas pequeñas empresas, el bloqueo de la venta física es el tsunami que ha arrastrado a gran parte de los que quedaban.

Después de la crisis de 2008, muchos de los comerciantes se reconvirtieron en hosteleros. Según contaba Antena 3, en 2019 abrieron «13.000 nuevos bares y, en cambio, se cerraron 36.000 pequeñas tiendas». Con las puertas de los locales cerrabas, ya ni siquiera esa puede ser una salvación.

shop-online

EL MUNDO POSCOVID SERÁ MUCHO MÁS ‘ONLINE’

Aunque es difícil encontrar a profesionales que crean que no es necesario tener presencia online para mejorar el desempeño de un negocio, sí que existen aún muchos que, por un motivo u otro, no han dado el paso.

Por desgracia, todos ellos tienen un mayor hándicap a la hora de sacar la cabeza a flote en un universo que, desde la irrupción de la pandemia, va a estar mucho más volcado en lo digital.

José Ramón Padrón, country manager de SiteGround en España, lleva años en contacto con centenares de pymes que buscaron ayuda en este proveedor de alojamiento online.

Padrón es optimista porque la experiencia le ha enseñado que un buen número de esos obstáculos que impedían a muchos autónomos y empresas no dar el salto son irreales y en muchos casos, imaginados.

¿Habéis tenido conversaciones con muchas empresas acerca de las consecuencias de la crisis de la COVID-19? ¿Podríais darnos alguna información acerca del pulso que habéis captado?

Muchas conversaciones diarias con empresas de muchos verticales y tamaños diferentes. Todas coinciden en lo indispensable de una buena presencia en internet en estos momentos, sobre todo para el pequeño comercio, que se hace mucho más competitivo si complementa su actividad offline con su web o comercio electrónico.

Se habla de la aceleración de la transformación digital, cómo las empresas que ya estaban en proceso de transformación han podido sobrellevar mejor este cambio, así como adaptarse más rápidamente a aspectos como los hábitos de compra de sus usuarios o temas tan importantes como el teletrabajo.

Son lecturas positivas, a todos les ha ayudado la tecnología. Nunca ha sido tan fácil como hasta ahora poder tener una buena presencia en internet. La oportunidad está ahí y este momento es fundamental para quitarse de encima cualquier obstáculo que retrase la digitalización de las pymes y los autónomos.

¿Cuál creéis que es el miedo más infundado que tenían estas empresas para no dar el salto al mundo digital? 

Que su falta de conocimientos técnicos les suponga un freno importante. Hablamos con muchos clientes, pero también con muchos diseñadores web, desarrolladores y especialistas en marketing online. Casi todos coinciden en que los clientes llegan pensando que su falta de conocimiento les deja a las ruedas de los caballos en muchos aspectos. Lógicamente, no es así. Hoy en día las herramientas que proporcionamos los proveedores de hosting, así como la abundancia de información de corte pedagógico respecto al diseño, programación y marketing online, facilita mucho las cosas.

¿Cuál era el principal obstáculo que luego resultó no ser real o, al menos, un impedimento tan grande?

 El referente a la seguridad. Los clientes tienen razón cuando piensan que internet puede ser peligroso y puede afectar a su negocio. La realidad es que, siguiendo unas indicaciones básicas de forma regular, las probabilidades de ser víctima de un ciberdelincuente son mínimas.

Además del propio despliegue de la página web o del ecommerce, ¿cuáles creéis que son las claves principales para que este despliegue sea un éxito?

Podríamos decir que hay tres fundamentales. El primero es saber a quién te diriges. Es absolutamente indispensable que se haya definido con antelación a qué tipo de usuario se dirige esa web o comercio electrónico.

También, la experiencia de usuario. La web ha de ser minimalista, diseño actualizado, rápida y útil. Cumpliendo estos parámetros aseguraremos que los usuarios tengan una buena experiencia de usuario, que es lo que precisamente analiza el algoritmo de Google, favoreciendo las webs que lo cumplen.

En tercer lugar, debemos estar rodeados de buenos profesionales, buen hosting, buen soporte y profesionales del diseño y la programación de confianza.

¿Qué hace, según vosotros, diferente a SiteGround de otros proveedores de hosting a la hora de hacer posible que una pyme dé este paso?

Creemos que hay cuatro aspectos fundamentales. La sencillez de uso es el primero. Sin apenas conocimientos técnicos es posible poner en marcha una web o comercio electrónico siguiendo las instrucciones de nuestros asistentes en pantalla. Muy fácil de usar, bien explicado, y con herramientas de diseño y programación incluidas en el panel de control si el cliente es más experto.

Después tenemos la velocidad. Usamos lo último en software y hardware, así como aplicaciones programadas por nuestro equipo para que las webs de nuestros clientes sean las más rápidas del mercado.

Por supuesto, la seguridad. Contamos con una plataforma muy robusta y altamente securizada para evitar que los ciberdelincuentes hagan de las suyas. Actualizaciones automáticas, backups diarios, certificados SSL Let´s Encrypt gratuitos, un excelente soporte técnico 24×7 en tu idioma y en diferentes canales como chat, teléfono o tickets de soporte. Además, es un equipo atento, rápido y empático.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las radiografías en la URSS servían para bailar Rock & Roll
Bicis iluminadas con LED
Creatividad: La sencilla fórmula de las emociones
Carteles contra los clichés en las películas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies