fbpx
25 de noviembre 2009    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Qué es el pensamiento de diseño?

25 de noviembre 2009    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

portada

Esta es una historia real. No sé cómo empezar este artículo y tengo dos opciones.

1. Obstinarme en encontrar una idea para arrancar

2. Empezar a escribir y el principio llegará en cualquier momento

La opción 1 es pensamiento clásico. La opción 2 es pensamiento de diseño. Y si hubiese empezado a experimentar, a hacer preguntas tontas, a improvisar, a plantear soluciones que no había utilizado nunca antes… hubiese sido también design thinking.

Hay otra forma de pensar y ése es el primer pensamiento para entender el design thinking. La lógica y el racionalismo han dominado el management del siglo pasado pero, con el tiempo, ha mostrado que no tiene la solución a todos los problemas.

Muchas compañías se encuentran con que los procesos que utilizaban hasta ahora para resolver sus temas ya no son eficaces. El mundo cambia, la comunicación cambia y las compañías tienen que cambiar con ellos. Las respuestas del pasado no valen para el presente y ahí es donde encuentra su lugar el pensamiento de diseño.

¿Un ejemplo de una compañía que utiliza design thinking? Google. “La empresa utiliza design management y design thinking. Es muy flexible. Publica información sobre sus productos en su blog y deja que la gente opine sobre ellos para mejorarlos. No tiene miedo a que los usuarios hablen sobre sus productos. Además, fomenta una actitud de responsabilidad vertical”, explica Carmen Bustos, socia fundadora de la compañía de design thinking Soulsight.

Apple es otro ejemplo. Esta compañía muestra a la perfección que el diseño no es sólo una cuestión estética. “El diseño tiene 3 dimensiones: estética, funcional y estratégica. Y el buen diseño debe tener un equilibrio de las 3. La dimensión estratégica aporta valor a un producto para que se diferencie del resto y se pueda vender mejor. La campaña de Obama, por ejemplo, es diseño estratégico puro”, indica Bustos.

El pensamiento de diseño potencia facultades que han estado durante mucho tiempo marginadas ante el predominio de la lógica. Lo emocional, lo sensorial, la creatividad… “Mucha gente entiende la creatividad como algo loco y no le ven su parte metódica. Creatividad es buscar propuestas innovadoras”, indica la responsable de Soulsight. “Muchas veces las personas empiezan a buscar soluciones desde las limitaciones. Parten de premisas como ‘Tengo este presupuesto’, ‘Tiene que estar en una semana’… Los resultados que se obtienen del pensamiento de diseño son más creativos y viables porque no hemos partido de las limitaciones”.

La metodología que utiliza Soulsight se basa en delimitar el tema que quieren resolver; visualizar el mercado, el público y las tendencias; observar; hacer un proceso de “ideación” con un equipo multidisciplinar y presentar una propuesta.

Aquí “todo vale”, dice Bustos. “Hay que abrir la mente y, al final, haces la criba con lo que realmente es viable. Pero es un proceso que no acaba nunca. Es muy parecido a las betas. Se va mejorando continuamente. Si ves que la idea resultante no funciona o se puede mejorar, empiezas de nuevo. El resultado es más potente que el que resulta de generar ideas sobre un briefing. Esta forma de pensar es la que utilizan las empresas punteras. Son compañías orgánicas y que se reinventan continuamente”.

Esta fue la forma de gestionar un proyecto para el que Soulsight ha trabajado más de dos años. Una empresa de software con sede en Madrid y presencia en 8 mercados en Latinoamérica lanzó un nuevo software de gestión para pymes. ¿La estrategia? Nada de campañas convencionales. En su lugar propusieron abrir una escuela de negocios para visionarios en la que intervendrían 12 ponentes en 12 ciudades distintas.

“A veces mucha gente no se plantea que hay otras formas de pensar”, asegura Bustos. Sin embargo, “con la crisis, muchas empresas se están mostrando más abiertas al pensamiento de diseño porque ya no les funciona lo que hacían antes”.

3

2

1

portada

Esta es una historia real. No sé cómo empezar este artículo y tengo dos opciones.

1. Obstinarme en encontrar una idea para arrancar

2. Empezar a escribir y el principio llegará en cualquier momento

La opción 1 es pensamiento clásico. La opción 2 es pensamiento de diseño. Y si hubiese empezado a experimentar, a hacer preguntas tontas, a improvisar, a plantear soluciones que no había utilizado nunca antes… hubiese sido también design thinking.

Hay otra forma de pensar y ése es el primer pensamiento para entender el design thinking. La lógica y el racionalismo han dominado el management del siglo pasado pero, con el tiempo, ha mostrado que no tiene la solución a todos los problemas.

Muchas compañías se encuentran con que los procesos que utilizaban hasta ahora para resolver sus temas ya no son eficaces. El mundo cambia, la comunicación cambia y las compañías tienen que cambiar con ellos. Las respuestas del pasado no valen para el presente y ahí es donde encuentra su lugar el pensamiento de diseño.

¿Un ejemplo de una compañía que utiliza design thinking? Google. “La empresa utiliza design management y design thinking. Es muy flexible. Publica información sobre sus productos en su blog y deja que la gente opine sobre ellos para mejorarlos. No tiene miedo a que los usuarios hablen sobre sus productos. Además, fomenta una actitud de responsabilidad vertical”, explica Carmen Bustos, socia fundadora de la compañía de design thinking Soulsight.

Apple es otro ejemplo. Esta compañía muestra a la perfección que el diseño no es sólo una cuestión estética. “El diseño tiene 3 dimensiones: estética, funcional y estratégica. Y el buen diseño debe tener un equilibrio de las 3. La dimensión estratégica aporta valor a un producto para que se diferencie del resto y se pueda vender mejor. La campaña de Obama, por ejemplo, es diseño estratégico puro”, indica Bustos.

El pensamiento de diseño potencia facultades que han estado durante mucho tiempo marginadas ante el predominio de la lógica. Lo emocional, lo sensorial, la creatividad… “Mucha gente entiende la creatividad como algo loco y no le ven su parte metódica. Creatividad es buscar propuestas innovadoras”, indica la responsable de Soulsight. “Muchas veces las personas empiezan a buscar soluciones desde las limitaciones. Parten de premisas como ‘Tengo este presupuesto’, ‘Tiene que estar en una semana’… Los resultados que se obtienen del pensamiento de diseño son más creativos y viables porque no hemos partido de las limitaciones”.

La metodología que utiliza Soulsight se basa en delimitar el tema que quieren resolver; visualizar el mercado, el público y las tendencias; observar; hacer un proceso de “ideación” con un equipo multidisciplinar y presentar una propuesta.

Aquí “todo vale”, dice Bustos. “Hay que abrir la mente y, al final, haces la criba con lo que realmente es viable. Pero es un proceso que no acaba nunca. Es muy parecido a las betas. Se va mejorando continuamente. Si ves que la idea resultante no funciona o se puede mejorar, empiezas de nuevo. El resultado es más potente que el que resulta de generar ideas sobre un briefing. Esta forma de pensar es la que utilizan las empresas punteras. Son compañías orgánicas y que se reinventan continuamente”.

Esta fue la forma de gestionar un proyecto para el que Soulsight ha trabajado más de dos años. Una empresa de software con sede en Madrid y presencia en 8 mercados en Latinoamérica lanzó un nuevo software de gestión para pymes. ¿La estrategia? Nada de campañas convencionales. En su lugar propusieron abrir una escuela de negocios para visionarios en la que intervendrían 12 ponentes en 12 ciudades distintas.

“A veces mucha gente no se plantea que hay otras formas de pensar”, asegura Bustos. Sin embargo, “con la crisis, muchas empresas se están mostrando más abiertas al pensamiento de diseño porque ya no les funciona lo que hacían antes”.

3

2

1

Compártelo twitter facebook whatsapp
Si eres un artista, no es necesario que mueras por inanición
La arquitectura de Londres más alejada de la marabunta
¿Qué sientes cuando ves un Golf GTI?
Ilustraciones que muestran los fantasmas de los escritores
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Pingback: Anónimo
  • Estoy totalmente de acuerdo, la logica esta muy bien pero al final, para afinar esa idea descabellada, distinta, pero posible. Si empezamos siendo racionales casi todos llegamos al mismo resultado, hrmos aprendido + – lo mismo. El juego, el partir de algo no racional te lleva a caminos creativos y, si no siempre acaban en grandes ideas, por lo menos te diviertes.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *