14 de septiembre 2022    /   Logo School
por
 

Qué es la teoría del color y cómo te ayuda a elegir con cabeza la paleta cromática de tu obra maestra

Logo School

14 de septiembre 2022    /   Logo School     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Todos hemos visto alguna vez el círculo cromático con colores primarios que se mezclan para formar los secundarios y a su vez, los terciarios. Pero esas combinaciones no son aleatorias, se rigen por unas reglas básicas. Es lo que se entiende por la teoría del color y explica cómo se forman y cómo se relacionan entre sí: si mezclamos pigmentos o luz de determinada manera, podemos conseguir diferentes efectos. Por eso es un concepto fundamental para cualquier creativo, diseñador, artista o ilustrador.

Quizás no te lo sepas de memoria, pero seguro que conoces los tres colores primarios: cian, magenta y amarillo (CMY). Pero ¿sabes qué significan las siglas RGB?

LOS COLORES ADITIVOS (RGB) Y LOS SUSTRACTIVOS (CMY)

El modelo de color RGB

La teoría del color lleva formándose siglos, pero fue, sobre todo, con Newton con quién arrancó su base científica. Seguro que has visto la imagen del rayo de luz pasando por un prisma y retractándose en 7 colores (aunque sea en la portada de un disco de Pink Floyd). Pues esta fue la base para determinar el sistema aditivo (RGB) en el que blanco es la suma de todos los colores, negro la ausencia de ellos, y rojo, verde y azul, los colores primarios. Estos son, por así decirlo, los colores de la luz y se usa actualmente en formatos digitales e iluminación.

RGB

El modelo de color CMYK

Después llegó Goethe con su Teoría de los colores y, con esta base, se creó el modelo tradicional RYB (rojo, amarillo, azul). Este modelo, válido hasta 1950, no terminaba de ajustarse a la realidad ya que el rojo contiene amarillo y el azul, magenta; y, por lo tanto, faltan tonalidades que no podemos conseguir a partir los colores primarios.

CMYK

Son dos fórmulas recíprocas que funcionan de formas opuestas:

CMY

Magenta + Amarillo = Rojo (R)

Amarillo + Cián = Verde (G)

Cián + Magenta = Azul (B)

RGB

Verde + Azul = Cian (C)

Azul + Rojo = Magenta (M)

Rojo + Verde = Amarillo (Y)

 

Dato práctico:

En RGB cada color puede tener un valor de hasta 255, es decir: 255 * 3 = 765 colores.

En CMYK cada color puede tener un valor de hasta 100, es decir: 100 * 4 = 400 colores.

Existen más colores en RGB que en CMYK y por eso, cuando convertimos una imagen de RGB a CMYK, perdemos tonalidades.

PROPIEDADES DEL COLOR

Tono o matiz

Podemos definirlo como la propiedad del color que nos permite distinguir uno de otro, la longitud de onda. 

Brillo o luminosidad

Es la propiedad del color que determina lo oscuro y claro que parece un matiz específico, la luz absorbida o reflejada. 

Saturación o pureza

Es la propiedad del color que determina la intensidad de un matiz específico.

COMBINACIONES DEL CÍRCULO CROMÁTICO

Combinaciones cromáticas por armonía

Volvamos al círculo cromático. Las paletas más armónicas son aquellas que se centran en un tono o matices similares al círculo. Así, ese círculo cromático puede ser:

Monocromático

Nos movemos dentro de un mismo matiz utilizando sus distintas luminosidades y purezas.

Colores análogos

Nos movemos entre colores colindantes en el círculo cromático.

Pero no acaba aquí la cosa.

Combinaciones cromáticas por contraste

Los colores complementarios

Son aquellos que se encuentran en el lado opuesto del círculo. Si los mezclamos, tendremos la mezcla de los tres colores primarios. Pero al colocarlos juntos, encontramos el máximo contraste por la ausencia del uno en el otro.

Por eso, jugar con los colores complementarios en una composición es un principio fundamental de la pintura y el diseño para:

  • usar el color complementario del objeto para las sombras
  • utilizar sutilmente el color complementario en luces para aumentar el contraste 
  • emplearlo de forma también sutil para apagar la saturación de un color
  • crear vibraciones en el diseño a través de la yuxtaposición de los colores
  • resaltar partes de la creatividad a través del contraste

Como en la mayoría de las paletas que usan distintos tonos, es importante fijar una jerarquía de colores en los que uno o, como mucho, dos tonos sean predominantes y el resto sirvan para destacar.

Conviene emplear estas combinaciones con cuidado, ya que hay algunas paletas que son complejas de dominar:

Complementarios adyacentes

Conviene usarla de forma muy parecida a los colores complementarios, pero eligiendo los colores adyacentes a uno de los complementarios para lograr así un poco menos de contraste. 

Dobles complementarios (tétrada)

Se trata de elegir cuatro colores equidistantes entre sí. Estos deberían ser dos pares de complementarios de los cuales dos serán fríos y dos cálidos.

Tríada

Consiste en escoger tres colores del círculo equidistantes entre sí. 

TU PALETA DE COLOR

Una paleta de color pensada es imprescindible para cualquier proyecto creativo de calidad. Las hay más o menos arriesgadas, pero lo importante es que se ajuste al mensaje que queremos transmitir. No hace falta seguir las reglas, pero sí entenderlas para jugar ellas.

Te recomiendo empezar con una paleta reducida que puedas ir ampliando según evoluciona tu diseño y sus necesidades.

Comunicar con el color es un tema complejo, pero lleno de posibilidades. ¡Empieza la aventura!

Algunas herramientas que te pueden ayudar

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Todos hemos visto alguna vez el círculo cromático con colores primarios que se mezclan para formar los secundarios y a su vez, los terciarios. Pero esas combinaciones no son aleatorias, se rigen por unas reglas básicas. Es lo que se entiende por la teoría del color y explica cómo se forman y cómo se relacionan entre sí: si mezclamos pigmentos o luz de determinada manera, podemos conseguir diferentes efectos. Por eso es un concepto fundamental para cualquier creativo, diseñador, artista o ilustrador.

Quizás no te lo sepas de memoria, pero seguro que conoces los tres colores primarios: cian, magenta y amarillo (CMY). Pero ¿sabes qué significan las siglas RGB?

LOS COLORES ADITIVOS (RGB) Y LOS SUSTRACTIVOS (CMY)

El modelo de color RGB

La teoría del color lleva formándose siglos, pero fue, sobre todo, con Newton con quién arrancó su base científica. Seguro que has visto la imagen del rayo de luz pasando por un prisma y retractándose en 7 colores (aunque sea en la portada de un disco de Pink Floyd). Pues esta fue la base para determinar el sistema aditivo (RGB) en el que blanco es la suma de todos los colores, negro la ausencia de ellos, y rojo, verde y azul, los colores primarios. Estos son, por así decirlo, los colores de la luz y se usa actualmente en formatos digitales e iluminación.

RGB

El modelo de color CMYK

Después llegó Goethe con su Teoría de los colores y, con esta base, se creó el modelo tradicional RYB (rojo, amarillo, azul). Este modelo, válido hasta 1950, no terminaba de ajustarse a la realidad ya que el rojo contiene amarillo y el azul, magenta; y, por lo tanto, faltan tonalidades que no podemos conseguir a partir los colores primarios.

CMYK

Son dos fórmulas recíprocas que funcionan de formas opuestas:

CMY

Magenta + Amarillo = Rojo (R)

Amarillo + Cián = Verde (G)

Cián + Magenta = Azul (B)

RGB

Verde + Azul = Cian (C)

Azul + Rojo = Magenta (M)

Rojo + Verde = Amarillo (Y)

 

Dato práctico:

En RGB cada color puede tener un valor de hasta 255, es decir: 255 * 3 = 765 colores.

En CMYK cada color puede tener un valor de hasta 100, es decir: 100 * 4 = 400 colores.

Existen más colores en RGB que en CMYK y por eso, cuando convertimos una imagen de RGB a CMYK, perdemos tonalidades.

PROPIEDADES DEL COLOR

Tono o matiz

Podemos definirlo como la propiedad del color que nos permite distinguir uno de otro, la longitud de onda. 

Brillo o luminosidad

Es la propiedad del color que determina lo oscuro y claro que parece un matiz específico, la luz absorbida o reflejada. 

Saturación o pureza

Es la propiedad del color que determina la intensidad de un matiz específico.

COMBINACIONES DEL CÍRCULO CROMÁTICO

Combinaciones cromáticas por armonía

Volvamos al círculo cromático. Las paletas más armónicas son aquellas que se centran en un tono o matices similares al círculo. Así, ese círculo cromático puede ser:

Monocromático

Nos movemos dentro de un mismo matiz utilizando sus distintas luminosidades y purezas.

Colores análogos

Nos movemos entre colores colindantes en el círculo cromático.

Pero no acaba aquí la cosa.

Combinaciones cromáticas por contraste

Los colores complementarios

Son aquellos que se encuentran en el lado opuesto del círculo. Si los mezclamos, tendremos la mezcla de los tres colores primarios. Pero al colocarlos juntos, encontramos el máximo contraste por la ausencia del uno en el otro.

Por eso, jugar con los colores complementarios en una composición es un principio fundamental de la pintura y el diseño para:

  • usar el color complementario del objeto para las sombras
  • utilizar sutilmente el color complementario en luces para aumentar el contraste 
  • emplearlo de forma también sutil para apagar la saturación de un color
  • crear vibraciones en el diseño a través de la yuxtaposición de los colores
  • resaltar partes de la creatividad a través del contraste

Como en la mayoría de las paletas que usan distintos tonos, es importante fijar una jerarquía de colores en los que uno o, como mucho, dos tonos sean predominantes y el resto sirvan para destacar.

Conviene emplear estas combinaciones con cuidado, ya que hay algunas paletas que son complejas de dominar:

Complementarios adyacentes

Conviene usarla de forma muy parecida a los colores complementarios, pero eligiendo los colores adyacentes a uno de los complementarios para lograr así un poco menos de contraste. 

Dobles complementarios (tétrada)

Se trata de elegir cuatro colores equidistantes entre sí. Estos deberían ser dos pares de complementarios de los cuales dos serán fríos y dos cálidos.

Tríada

Consiste en escoger tres colores del círculo equidistantes entre sí. 

TU PALETA DE COLOR

Una paleta de color pensada es imprescindible para cualquier proyecto creativo de calidad. Las hay más o menos arriesgadas, pero lo importante es que se ajuste al mensaje que queremos transmitir. No hace falta seguir las reglas, pero sí entenderlas para jugar ellas.

Te recomiendo empezar con una paleta reducida que puedas ir ampliando según evoluciona tu diseño y sus necesidades.

Comunicar con el color es un tema complejo, pero lleno de posibilidades. ¡Empieza la aventura!

Algunas herramientas que te pueden ayudar

Compártelo twitter facebook whatsapp
El guardián del cementerio que soñó con mosaicos
La baraja ilustrada de la gastronomía española
Flors al Mercat, cultura urbana en torno a la flor
Fernando de Pablo: “En la creatividad no vale el complejo de Peter Pan. Hay que ser Peter Pan”
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad