23 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD
por
 

¿Qué pasa si lo metes en el microondas?

23 de noviembre 2011    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Confesad! El pensamiento maléfico de meter algo inapropiado en el microondas no es ajeno a muchas cabezas. Mi obsesión es introducir el móvil y dar la máxima potencia. Pero temo que reviente el edificio. El autor o autores escondidos tras el tumblr Microwhat lo han hecho. No con el móvil… (todavía…) pero sí con un lápiz de labios, una galleta Oreo, un jabón, unas gominolas, unos tomates cherry, unos lápices de colores o una máscara de pestañas.

El resultado tras unos minutitos de ondas se presta a varias interpretaciones. Por un lado, es un juego estético, una forma de obtener nuevas formas. Por otro, es una muestra de cómo ese aparato tan frecuente en las cocinas puede transformar cada molécula de todo lo que se come y… lo que tú te comes.

Visto en It’s nice that.

 

Máscara de pestañas

Caramelos masticables

Golosinas

Lápiz de labios

Pastilla de jabón

Galleta Oreo

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Confesad! El pensamiento maléfico de meter algo inapropiado en el microondas no es ajeno a muchas cabezas. Mi obsesión es introducir el móvil y dar la máxima potencia. Pero temo que reviente el edificio. El autor o autores escondidos tras el tumblr Microwhat lo han hecho. No con el móvil… (todavía…) pero sí con un lápiz de labios, una galleta Oreo, un jabón, unas gominolas, unos tomates cherry, unos lápices de colores o una máscara de pestañas.

El resultado tras unos minutitos de ondas se presta a varias interpretaciones. Por un lado, es un juego estético, una forma de obtener nuevas formas. Por otro, es una muestra de cómo ese aparato tan frecuente en las cocinas puede transformar cada molécula de todo lo que se come y… lo que tú te comes.

Visto en It’s nice that.

 

Máscara de pestañas

Caramelos masticables

Golosinas

Lápiz de labios

Pastilla de jabón

Galleta Oreo

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lobotomízame suavemente
La bicicleta que se rebela contra la obsolescencia
Los cazatesoros de papel y plástico
Números que apetece chupar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 10
      • Cualquier cosa cerrada, con cáscara, con diferentes densidades y puntos de fusión. Cosas con mucha agua (a la que le afectarán las microondas) y cosas casi sin agua. En fin, mezclas de cosas que, en teoría, tengan un comportamiento explosivo, escandaloso, sucio, grasiento, o algo.
        Se me ocurre meter granos de maiz crudos dentro de un bote de helado de chocolate belga de Hagen Dagen y cuando haya hecho lo que todos pensamos, añadiría un huevo crudo con cáscara sujeto con tres palomitas «au chocolat»… y otros 5 minutos…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies