6 de marzo 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

Mascarillas contra el virus del racismo que trae el coronavirus

6 de marzo 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Dilo en alto: coronavirus. Seguramente en tu cerebro se hayan despertado las alarmas y una ligera sacudida que podías llamar miedo ha atravesado por unos segundos tu columna vertebral. Miedo a ser infectado, miedo a padecer la enfermedad, miedo a los gérmenes que porta la persona que te roza en el metro… Miedo.

Pero junto al coronavirus hay quien dice que se está extendiendo un virus mucho más potente y letal del que pocos se asustan a pesar de sus terribles consecuencias. Se llama racismo y en estos momentos ataca principalmente a personas con rasgos asiáticos, por ser China el origen de la epidemia, pero pronto lo hará también con los italianos, con los madrileños…

Racism is the Real Virus

Alertados por el silencioso virus del racismo, un colectivo de creativos formado por Álex Delgado, Paula Cabanillas, Patricia Medeiro y Lorenzo Ilie ha lanzado una colección de mascarillas a la que han llamado Racism Is The Real Virus. «Lo que más nos chocó fueron las situaciones de racismo que se fueron desencadenando hacia la comunidad asiática, y de ahí nació la idea de lanzar mascarillas con mensajes antirracistas que empoderen dicha comunidad», explican desde el colectivo.

Racism is the Real Virus

Racism is the Real Virus

Racism is the Real Virus

El proyecto no tiene fines lucrativos ya que todos los beneficios obtenidos por la venta de estas mascarillas se donarán para combatir el coronavirus, y busca la cooperación de otros creativos que quieran acabar con el racismo. «Hemos creado la plataforma precisamente por eso. Lo más difícil de conseguir es que la gente done dinero; por eso hemos planteado otras opciones igual de válidas que promuevan el mensaje sin un desembolso económico. Si no donas (fin principal), quizás puedas colaborar diseñando tú mismo una mascarilla, difundiéndola por tus redes y gracias a tu colaboración, quizás sí se consigan más fondos. Queremos que se nos escuche el mensaje haciendo partícipe a todo el mundo en el proceso».

Racism is the Real Virus

Los creadores de esta iniciativa no creen que el producto tenga una cierta caducidad. «Ni aunque mágicamente el virus desapareciera en un par de meses, los estereotipos quedarán latentes. El hecho de que te pongas una mascarilla que rece “Proudly made in China” si eres chino o “Anti-Anti Asian” si no lo eres, dejas claras muchas cosas. No pretendemos alimentar la histeria, pero sí pretendemos corregir actitudes racistas hacia los asiáticos que las lleven».

Racism is the Real Virus

Racism is the Real Virus

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Dilo en alto: coronavirus. Seguramente en tu cerebro se hayan despertado las alarmas y una ligera sacudida que podías llamar miedo ha atravesado por unos segundos tu columna vertebral. Miedo a ser infectado, miedo a padecer la enfermedad, miedo a los gérmenes que porta la persona que te roza en el metro… Miedo.

Pero junto al coronavirus hay quien dice que se está extendiendo un virus mucho más potente y letal del que pocos se asustan a pesar de sus terribles consecuencias. Se llama racismo y en estos momentos ataca principalmente a personas con rasgos asiáticos, por ser China el origen de la epidemia, pero pronto lo hará también con los italianos, con los madrileños…

Racism is the Real Virus

Alertados por el silencioso virus del racismo, un colectivo de creativos formado por Álex Delgado, Paula Cabanillas, Patricia Medeiro y Lorenzo Ilie ha lanzado una colección de mascarillas a la que han llamado Racism Is The Real Virus. «Lo que más nos chocó fueron las situaciones de racismo que se fueron desencadenando hacia la comunidad asiática, y de ahí nació la idea de lanzar mascarillas con mensajes antirracistas que empoderen dicha comunidad», explican desde el colectivo.

Racism is the Real Virus

Racism is the Real Virus

Racism is the Real Virus

El proyecto no tiene fines lucrativos ya que todos los beneficios obtenidos por la venta de estas mascarillas se donarán para combatir el coronavirus, y busca la cooperación de otros creativos que quieran acabar con el racismo. «Hemos creado la plataforma precisamente por eso. Lo más difícil de conseguir es que la gente done dinero; por eso hemos planteado otras opciones igual de válidas que promuevan el mensaje sin un desembolso económico. Si no donas (fin principal), quizás puedas colaborar diseñando tú mismo una mascarilla, difundiéndola por tus redes y gracias a tu colaboración, quizás sí se consigan más fondos. Queremos que se nos escuche el mensaje haciendo partícipe a todo el mundo en el proceso».

Racism is the Real Virus

Los creadores de esta iniciativa no creen que el producto tenga una cierta caducidad. «Ni aunque mágicamente el virus desapareciera en un par de meses, los estereotipos quedarán latentes. El hecho de que te pongas una mascarilla que rece “Proudly made in China” si eres chino o “Anti-Anti Asian” si no lo eres, dejas claras muchas cosas. No pretendemos alimentar la histeria, pero sí pretendemos corregir actitudes racistas hacia los asiáticos que las lleven».

Racism is the Real Virus

Racism is the Real Virus

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Fernando Higueras: el arquitecto que vivió bajo tierra
168 horas: el Jack Russell que pasó 7 días atrapado bajo 45 toneladas de rocas
Los 6 posts más vistos de la semana
Los 6 posts más leídos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies