4 de junio 2012    /   IDEAS
por
 

RadioCan: una radio para adiestrar y entretener a perros

4 de junio 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los sonidos tienen el poder de modular la serenidad, la ansiedad, la felicidad o el miedo de las personas y los animales. También determinan los agudos y los graves de su educación. La radio informa, enseña y entretiene a cientos de millones de individuos. Este aparato ejerce exactamente el mismo efecto sobre los perros. De ahí que, desde hace apenas dos meses, se inaugurase RadioCan.

La emisora nació hace apenas dos meses como parte de la compañía de adiestramiento canino y corrección de conducta Adiesval (Valencia). Su fundador, Fernando Alzorriz, trabaja desde hace años con los sonidos. Los utiliza para educar y adiestrar. Con ellos se lleva el miedo y la ansiedad de muchos perros. También con ellos enseña la tarea de proteger a personas y lugares.

Alzorriz descubrió la importancia de los sonidos cuando comenzó a dedicarse al adiestramiento. Los perros, en su fase de impronta (los 21 días que van de su quinta a su octava semana de vida), aprenden a reconocer su entorno por los ruidos de su alrededor.

Lo que escuchen en ese tiempo será asimilado con confianza. Lo que no pase por su campo auditivo podrá provocarle miedo en el futuro. Será algo desconocido y, a la vez, temible.

“Tienen que acostumbrarse a los sonidos para luego saber cómo reaccionar”, explica Alzorriz. “El aprendizaje de ciertos ruidos en su fase de impronta les provoca cierta inmunidad al miedo. El sonido le resultará conocido y no le asustará después”. Esos sonidos incluyen truenos, tormentas, petardos, cohetes, tráfico, armas…

Hace un tiempo llegó a la escuela de adiestramiento una cachorra que tenía miedo a la ciudad. Al ruido del tráfico, a las sirenas, a las alarmas… “Recomendé a su dueño que pusiese una colección de sonidos de ciudad a su perra para que se fuera acostumbrando. El tratamiento funcionaba pero el dueño me comentaba que le daba pereza ir bajando los podcasts de mi web”, dice el adiestrador. “Los utilizaba con mis clientes, pero, aparte de eso, no se producían muchas descargas”.

Un día de la pasada primavera Alzorriz descubrió Dog TV. “Es una televisión para perros que hacen desde California. No estoy muy de acuerdo con algunas cosas del canal. Ellos utilizan muchas imágenes donde aparecen sombras y reflejos. Es algo que yo trato a menudo porque pueden producirles obsesiones. Acaban persiguiendo cualquier reflejo… Pero me quedé con la parte auditiva del proyecto. Eso está muy bien pensado”, comenta.

El navarro siguió trabajando con los sonidos. Averiguó que podían resultar muy eficaces en el tratamiento de la ansiedad por separación. Un programa de sonidos distrae al animal de su obsesión por esperar al dueño en la puerta de casa. Al escuchar ruidos, se desplazan a otras zonas del hogar.

“Eso me hizo retomar la idea de una colección de audios”, especifica. “Vi que pueden servir para tratar trastornos pero que, además, entretienen a los perros cuando están mucho tiempo solos en casa. Hay personas que dejan la radio o la televisión puesta mientras están fuera para dar compañía a sus animales. Nosotros podíamos crear una radio específicamente para ellos”.

La idea estaba completamente atada. Alzorriz buscó un nombre: RadioCan, y un espacio: la web de Adiesval. Dividió la serie de sonidos en programas y a cada uno le otorgó una función: Ansiedad por separación grave; ansiedad por separación media; ladridos y aullidos; impronta; petardos, armas y tormentas; animales; activación del perro; miedos y fobias en la ciudad; relajante música clásica; relajante latidos del corazón de un perro, relajante naturaleza en calma y personalizado.

Los programas de esta radio aplican técnicas aprendidas y descubiertas por Alzorriz en su trabajo como adiestrador. Por ejemplo, la idea de crear un espacio de relajación en el que los perros escuchan latidos del corazón de otro perro se debe a que estos animales asocian ese sonido al corazón de su madre. Ese toc, toc, toc.. les da seguridad y les hace sentir igual que en los momentos en que su madre estaba cerca.

El programa de la naturaleza calma a los animales porque conecta con su memoria genética. “El sonido de los pájaros y los grillos relaja a todos los mamíferos”, indica Alzorriz. “Para nuestra memoria genética significa que no hay ningún depredador cerca. En la naturaleza se hace un silencio sepulcral cuando un animal salvaje se acerca a cazar o ha matado a alguna presa. El resto de animales se quedan en silencio porque tratan de esconderse”.

Esa ley funciona exactamente igual en las personas. El canto de los grillos implica ausencia de peligro. Por eso, en general, relaja a los humanos. El sonido de la tiza sobre la pizarra, en cambio, desagrada a la inmensa mayoría de los oídos humanos. ¿Por qué? “El ruido de la tiza no nos gusta porque nos recuerda al sonido que hacen los depredadores cuando se mueven sobre las rocas”.

He aquí una prueba:

(En subrayado amarillo: @Kaalis La tengo tmb! No aguanto el ruido de la tiza sobre la taza, pero como taza me gusta ;p)

Descubrimos esta radio por 11870

 Noticias relacionadas:

El LinkedIn de las mascotas

Dog TV: Llega la televisión canina

Vacaciones para todos (perros incluidos)

Los sonidos tienen el poder de modular la serenidad, la ansiedad, la felicidad o el miedo de las personas y los animales. También determinan los agudos y los graves de su educación. La radio informa, enseña y entretiene a cientos de millones de individuos. Este aparato ejerce exactamente el mismo efecto sobre los perros. De ahí que, desde hace apenas dos meses, se inaugurase RadioCan.

La emisora nació hace apenas dos meses como parte de la compañía de adiestramiento canino y corrección de conducta Adiesval (Valencia). Su fundador, Fernando Alzorriz, trabaja desde hace años con los sonidos. Los utiliza para educar y adiestrar. Con ellos se lleva el miedo y la ansiedad de muchos perros. También con ellos enseña la tarea de proteger a personas y lugares.

Alzorriz descubrió la importancia de los sonidos cuando comenzó a dedicarse al adiestramiento. Los perros, en su fase de impronta (los 21 días que van de su quinta a su octava semana de vida), aprenden a reconocer su entorno por los ruidos de su alrededor.

Lo que escuchen en ese tiempo será asimilado con confianza. Lo que no pase por su campo auditivo podrá provocarle miedo en el futuro. Será algo desconocido y, a la vez, temible.

“Tienen que acostumbrarse a los sonidos para luego saber cómo reaccionar”, explica Alzorriz. “El aprendizaje de ciertos ruidos en su fase de impronta les provoca cierta inmunidad al miedo. El sonido le resultará conocido y no le asustará después”. Esos sonidos incluyen truenos, tormentas, petardos, cohetes, tráfico, armas…

Hace un tiempo llegó a la escuela de adiestramiento una cachorra que tenía miedo a la ciudad. Al ruido del tráfico, a las sirenas, a las alarmas… “Recomendé a su dueño que pusiese una colección de sonidos de ciudad a su perra para que se fuera acostumbrando. El tratamiento funcionaba pero el dueño me comentaba que le daba pereza ir bajando los podcasts de mi web”, dice el adiestrador. “Los utilizaba con mis clientes, pero, aparte de eso, no se producían muchas descargas”.

Un día de la pasada primavera Alzorriz descubrió Dog TV. “Es una televisión para perros que hacen desde California. No estoy muy de acuerdo con algunas cosas del canal. Ellos utilizan muchas imágenes donde aparecen sombras y reflejos. Es algo que yo trato a menudo porque pueden producirles obsesiones. Acaban persiguiendo cualquier reflejo… Pero me quedé con la parte auditiva del proyecto. Eso está muy bien pensado”, comenta.

El navarro siguió trabajando con los sonidos. Averiguó que podían resultar muy eficaces en el tratamiento de la ansiedad por separación. Un programa de sonidos distrae al animal de su obsesión por esperar al dueño en la puerta de casa. Al escuchar ruidos, se desplazan a otras zonas del hogar.

“Eso me hizo retomar la idea de una colección de audios”, especifica. “Vi que pueden servir para tratar trastornos pero que, además, entretienen a los perros cuando están mucho tiempo solos en casa. Hay personas que dejan la radio o la televisión puesta mientras están fuera para dar compañía a sus animales. Nosotros podíamos crear una radio específicamente para ellos”.

La idea estaba completamente atada. Alzorriz buscó un nombre: RadioCan, y un espacio: la web de Adiesval. Dividió la serie de sonidos en programas y a cada uno le otorgó una función: Ansiedad por separación grave; ansiedad por separación media; ladridos y aullidos; impronta; petardos, armas y tormentas; animales; activación del perro; miedos y fobias en la ciudad; relajante música clásica; relajante latidos del corazón de un perro, relajante naturaleza en calma y personalizado.

Los programas de esta radio aplican técnicas aprendidas y descubiertas por Alzorriz en su trabajo como adiestrador. Por ejemplo, la idea de crear un espacio de relajación en el que los perros escuchan latidos del corazón de otro perro se debe a que estos animales asocian ese sonido al corazón de su madre. Ese toc, toc, toc.. les da seguridad y les hace sentir igual que en los momentos en que su madre estaba cerca.

El programa de la naturaleza calma a los animales porque conecta con su memoria genética. “El sonido de los pájaros y los grillos relaja a todos los mamíferos”, indica Alzorriz. “Para nuestra memoria genética significa que no hay ningún depredador cerca. En la naturaleza se hace un silencio sepulcral cuando un animal salvaje se acerca a cazar o ha matado a alguna presa. El resto de animales se quedan en silencio porque tratan de esconderse”.

Esa ley funciona exactamente igual en las personas. El canto de los grillos implica ausencia de peligro. Por eso, en general, relaja a los humanos. El sonido de la tiza sobre la pizarra, en cambio, desagrada a la inmensa mayoría de los oídos humanos. ¿Por qué? “El ruido de la tiza no nos gusta porque nos recuerda al sonido que hacen los depredadores cuando se mueven sobre las rocas”.

He aquí una prueba:

(En subrayado amarillo: @Kaalis La tengo tmb! No aguanto el ruido de la tiza sobre la taza, pero como taza me gusta ;p)

Descubrimos esta radio por 11870

 Noticias relacionadas:

El LinkedIn de las mascotas

Dog TV: Llega la televisión canina

Vacaciones para todos (perros incluidos)

Compártelo twitter facebook whatsapp
En el ojo ajeno: Shhhhh!… no se lo cuentes a nadie (PRIVALIA)
¿Tiene los días contados el punto y coma?
¿Te sabes algún poema de memoria?
La marca que enseña cómo hacer copias de mala calidad de sus productos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad