9 de noviembre 2018    /   CREATIVIDAD
por
 

ReBirth: así serían las apps de internet si se hubieran inventado en los 80

9 de noviembre 2018    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El proyecto ReBirth de Thomas Ollivier imagina el aspecto que habrían tenido aplicaciones y herramientas como Instagram, Facebook, Netflix o Spotify si hubieran surgido en la década de los años 80.


A pesar de su aparente modernidad, Instagram, Youtube y Twitter no son más que herramientas que satisfacen necesidades atávicas del ser humano, como la conversación, la persevación de los recuerdos, alimentar el ego, divertirse, satisfacer la curiosidad o saber más. Por eso, aunque los desarrollos tecnológicos solo han permitido que surgieran en esta época, podrían haberlo hecho en otra, por ejemplo, en los 80.

Eso es lo que piensa Thomas Olivier, creativo publicitario nacido en 1982, que trabaja con el sobrenombre de Tom Le French. En su proyecto ReBirth ha mezclado juguetes y dispositivos analógicos de esa época con las nuevas app digitales, dando lugar a objetos como el beeper Facebook, el walkie talkie WhatsApp o la cámara de fotos desechable Instagram.


Para elegir los objetos –algunos resultarán desconocidos a muchos milenials– y combinarlos con esas nuevas tecnologías que mejor les encajan, Tom Le French ha recurrido no solo a su función original, sino también al humor, un elemento presente en otros de sus proyectos, como Frenchification, una colección de portadas afrancesadas de discos de artistas internacionales.

«Más que elementos humorísticos, creo que mis proyectos tienen elementos subversivos. En todo caso, lo que sí es cierto es que el humor es una excelente manera de conectarse con las personas, especialmente en esta época», explica Le French que, tras combinar los dos conceptos, objeto y app, crea la pieza echando mano de imágenes reales y del retoque digital, aunque siempre con ese espíritu retro que caracteriza al conjunto del proyecto y sin demasiada tecnología punta.

«Debo confesar que ni siquiera tengo un ratón. Todo lo hago con el trackpad del portátil. Tanto este proyecto, ReBirth, como cualquiera de los otros pero, bueno, lo importante no es cómo uses las herramientas, sino lo que hagas con ellas. Las herramientas son eso: herramientas».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El proyecto ReBirth de Thomas Ollivier imagina el aspecto que habrían tenido aplicaciones y herramientas como Instagram, Facebook, Netflix o Spotify si hubieran surgido en la década de los años 80.


A pesar de su aparente modernidad, Instagram, Youtube y Twitter no son más que herramientas que satisfacen necesidades atávicas del ser humano, como la conversación, la persevación de los recuerdos, alimentar el ego, divertirse, satisfacer la curiosidad o saber más. Por eso, aunque los desarrollos tecnológicos solo han permitido que surgieran en esta época, podrían haberlo hecho en otra, por ejemplo, en los 80.

Eso es lo que piensa Thomas Olivier, creativo publicitario nacido en 1982, que trabaja con el sobrenombre de Tom Le French. En su proyecto ReBirth ha mezclado juguetes y dispositivos analógicos de esa época con las nuevas app digitales, dando lugar a objetos como el beeper Facebook, el walkie talkie WhatsApp o la cámara de fotos desechable Instagram.


Para elegir los objetos –algunos resultarán desconocidos a muchos milenials– y combinarlos con esas nuevas tecnologías que mejor les encajan, Tom Le French ha recurrido no solo a su función original, sino también al humor, un elemento presente en otros de sus proyectos, como Frenchification, una colección de portadas afrancesadas de discos de artistas internacionales.

«Más que elementos humorísticos, creo que mis proyectos tienen elementos subversivos. En todo caso, lo que sí es cierto es que el humor es una excelente manera de conectarse con las personas, especialmente en esta época», explica Le French que, tras combinar los dos conceptos, objeto y app, crea la pieza echando mano de imágenes reales y del retoque digital, aunque siempre con ese espíritu retro que caracteriza al conjunto del proyecto y sin demasiada tecnología punta.

«Debo confesar que ni siquiera tengo un ratón. Todo lo hago con el trackpad del portátil. Tanto este proyecto, ReBirth, como cualquiera de los otros pero, bueno, lo importante no es cómo uses las herramientas, sino lo que hagas con ellas. Las herramientas son eso: herramientas».

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La verdad sobre perros y genios
Malika Favre: las orgánicas curvas de ‘The New Yorker’
Estás manipulado para comprar
Hybrid Festival lleva el arte a mercados y hoteles
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies