fbpx
17 de mayo 2016    /   CINE/TV
por
 

Recordando Breaking Bad (II): la cámara subjetiva

17 de mayo 2016    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

PANTALLA EN NEGRO. La cámara dentro de una lavadora cuya puerta abre WALTER WHITE. El tipo mete billetes en el bombo. Es una de sus rutinas. Un momento de Walter sin máscara: unas veces satisfecho; otras, hastiado; otras, amargado… Una cámara dentro de la lavadora es extravagante en otra serie, pero en Breaking Bad remarca la atmósfera insana de la serie creada por Vince Gilligan.

El videoensayista Kogonada recopiló muchos de estos planos en un bello trabajo: POV BREAKING BAD

POV son las siglas de Point of View (punto de vista) o PLANO SUBJETIVO. Con POV se indica en un guión en inglés qué o cómo un personaje ve a otro o su entorno. Un buen ejemplo para explicar que es un plano subjetivo lo encontramos en el guión de Terminator (1983). Mientras el androide trata de auto-repararse en la habitación de un hotel, el dueño golpea la puerta.

Plano subjetivo de Terminator

Para que ese PLANO SUBJETIVO tenga más fuerza, la cámara debe volver al actor como ocurre en Marnie, la ladrona.

Plano subjetivo en MARNIE

La solución elegante en Breaking Bad

En Breaking Bad el personaje y lo que ve están en el mismo plano. Esto es economía narrativa, una solución elegante.

La cámara dentro del frigorífico no es un invento de Breaking Bad: aparece incluso en telefilmes y series corrientes. La diferencia es que en las producciones industriales no tiene gracia ni sentido. Es un cliché que comenzó en los sesenta por los imitadores de Hitchcock. Truffaut lo critica en su entrevista al inglés.

En la televisión, el plano subjetivo se extendió con la franquicia CSI. Aquí, los investigadores son grabados a través de útiles de laboratorio, examinando vehículos y aparatos, o encontrando pistas debajo de los muebles. Planos más estéticos que dramáticos para rellenar los 45 minutos del capítulo.

«Mi formación en «CSI» fue una buena base para esto», reconoce Michael Slovis, director de fotografía de Breaking Bad. «Lo que se intentó hacer en «Breaking Bad» fue integrarlo de manera más orgánica en la historia».

El plano subjetivo en interiores

Breaking Bad - Frigorífico de Walter White

En Breaking Bad, la cámara en el frigorífico es testigo de la vida de Walter White: de los apuros económicos con una relativa felicidad doméstica a la opulenciacon la infelicidad conyugal. Lo interesante aquí es que la relación entre estos planos no es evidente porque entre uno y otro hay capítulos y temporadas. Una muestra de cómo el trabajo dramático de la cámara en Breaking Bad es invisible.

Cada vez que Walter White abre la lavadora o el respiradero vemos más dinero, pero también, su semblante como epílogo de lo acaecido. Planos que demandan la cámara dentro de… porque no hay otra manera elegante de acceder al primer plano.

Jesse Pickman friendo un huevo es más que Jesse Pinkman friendo un huevo. El público aprecia que se hace cargo de sí mismo tras unos duros momentos. Freír un huevo, aunque simple, requiere más atención que descongelar una pizza.

Breaking Bad - Obsesión por la limpieza

Los planos en los que el Sr. White y Jesse limpian remarcan la obsesión del químico por la limpieza para conseguir la pureza de la fórmula. También son momentos de borrón y cuenta nueva —metafóricamente hablando. De alguna forma, recuerdan los cierres y aperturas del cine mudo (del círculo a la pantalla negra y viceversa).

El plano subjetivo en exteriores

Ya vemos que los planos subjetivos en escenarios reducidos nos acercan a White. Pero también se emplean en exteriores, aunque la cámara tenga espacio para grabar.

Breaking Bad - Walter White y el dinero en la barbacoa

El plano de Walter White arrojando el dinero a la barbacoa puede grabarse fácilmente, pero enfocado tras las barbacoa gana fuerza por economía narrativa. Hay una analogía: de la rejilla del conducto de ventilacióndonde guarda el dinero a la rejilla de la barbacoa.

Breaking Bad - Jesse y la pala

La cámara sobre la pala que lleva Jesse Pinkman refleja el estado alterado de Pinkman cuando trabaja para Mike. La cámara nos sitúa entre la realidad y la irrealidad. Pinkman como avatar de videojuego que necesita cumplir una misión. Así nos prepara para el absurdo: Pinkman cava el suelo para llamar la atención de un par de drogatas.

En un momento en el que el cine y las series están obsesionadas por el CGI (imágenes generadas por computadora), Breaking Bad es un ejemplo de que se puede partir de recursos técnicos conocidos (incluso denostados) para conseguir nuevos significados. Otra prueba de que Breaking Bad es El Ciudadano Kane de las series.

***

Recordando Breaking Bad (I): La simetría de argumento

PANTALLA EN NEGRO. La cámara dentro de una lavadora cuya puerta abre WALTER WHITE. El tipo mete billetes en el bombo. Es una de sus rutinas. Un momento de Walter sin máscara: unas veces satisfecho; otras, hastiado; otras, amargado… Una cámara dentro de la lavadora es extravagante en otra serie, pero en Breaking Bad remarca la atmósfera insana de la serie creada por Vince Gilligan.

El videoensayista Kogonada recopiló muchos de estos planos en un bello trabajo: POV BREAKING BAD

POV son las siglas de Point of View (punto de vista) o PLANO SUBJETIVO. Con POV se indica en un guión en inglés qué o cómo un personaje ve a otro o su entorno. Un buen ejemplo para explicar que es un plano subjetivo lo encontramos en el guión de Terminator (1983). Mientras el androide trata de auto-repararse en la habitación de un hotel, el dueño golpea la puerta.

Plano subjetivo de Terminator

Para que ese PLANO SUBJETIVO tenga más fuerza, la cámara debe volver al actor como ocurre en Marnie, la ladrona.

Plano subjetivo en MARNIE

La solución elegante en Breaking Bad

En Breaking Bad el personaje y lo que ve están en el mismo plano. Esto es economía narrativa, una solución elegante.

La cámara dentro del frigorífico no es un invento de Breaking Bad: aparece incluso en telefilmes y series corrientes. La diferencia es que en las producciones industriales no tiene gracia ni sentido. Es un cliché que comenzó en los sesenta por los imitadores de Hitchcock. Truffaut lo critica en su entrevista al inglés.

En la televisión, el plano subjetivo se extendió con la franquicia CSI. Aquí, los investigadores son grabados a través de útiles de laboratorio, examinando vehículos y aparatos, o encontrando pistas debajo de los muebles. Planos más estéticos que dramáticos para rellenar los 45 minutos del capítulo.

«Mi formación en «CSI» fue una buena base para esto», reconoce Michael Slovis, director de fotografía de Breaking Bad. «Lo que se intentó hacer en «Breaking Bad» fue integrarlo de manera más orgánica en la historia».

El plano subjetivo en interiores

Breaking Bad - Frigorífico de Walter White

En Breaking Bad, la cámara en el frigorífico es testigo de la vida de Walter White: de los apuros económicos con una relativa felicidad doméstica a la opulenciacon la infelicidad conyugal. Lo interesante aquí es que la relación entre estos planos no es evidente porque entre uno y otro hay capítulos y temporadas. Una muestra de cómo el trabajo dramático de la cámara en Breaking Bad es invisible.

Cada vez que Walter White abre la lavadora o el respiradero vemos más dinero, pero también, su semblante como epílogo de lo acaecido. Planos que demandan la cámara dentro de… porque no hay otra manera elegante de acceder al primer plano.

Jesse Pickman friendo un huevo es más que Jesse Pinkman friendo un huevo. El público aprecia que se hace cargo de sí mismo tras unos duros momentos. Freír un huevo, aunque simple, requiere más atención que descongelar una pizza.

Breaking Bad - Obsesión por la limpieza

Los planos en los que el Sr. White y Jesse limpian remarcan la obsesión del químico por la limpieza para conseguir la pureza de la fórmula. También son momentos de borrón y cuenta nueva —metafóricamente hablando. De alguna forma, recuerdan los cierres y aperturas del cine mudo (del círculo a la pantalla negra y viceversa).

El plano subjetivo en exteriores

Ya vemos que los planos subjetivos en escenarios reducidos nos acercan a White. Pero también se emplean en exteriores, aunque la cámara tenga espacio para grabar.

Breaking Bad - Walter White y el dinero en la barbacoa

El plano de Walter White arrojando el dinero a la barbacoa puede grabarse fácilmente, pero enfocado tras las barbacoa gana fuerza por economía narrativa. Hay una analogía: de la rejilla del conducto de ventilacióndonde guarda el dinero a la rejilla de la barbacoa.

Breaking Bad - Jesse y la pala

La cámara sobre la pala que lleva Jesse Pinkman refleja el estado alterado de Pinkman cuando trabaja para Mike. La cámara nos sitúa entre la realidad y la irrealidad. Pinkman como avatar de videojuego que necesita cumplir una misión. Así nos prepara para el absurdo: Pinkman cava el suelo para llamar la atención de un par de drogatas.

En un momento en el que el cine y las series están obsesionadas por el CGI (imágenes generadas por computadora), Breaking Bad es un ejemplo de que se puede partir de recursos técnicos conocidos (incluso denostados) para conseguir nuevos significados. Otra prueba de que Breaking Bad es El Ciudadano Kane de las series.

***

Recordando Breaking Bad (I): La simetría de argumento

Compártelo twitter facebook whatsapp
La épica del emprendedor: Los vídeos del viernes
'Boyhood' o La vida que pasa
Un documental sobre los Influencers
Formas de detectar a Satán: Los vídeos del viernes
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • El POV es el plano de lo que el actor ve, que NO incluye al actor en el plano, pues es su «punto de vista». Cuando vemos el rostro del actor, no se trata de un POV. Los planos desde dentro de una lavadora, un frigorífico, una barbacoa… NO SON POV. Vaya disparates… ¡a estudiar un poco de cine, amiguito!

    • ¿De verdad que el post queda invalidado por el posible error en el uso de un término? ¿El que usted sí sepa lo que es POV le permite esa condescendencia a la hora de opinar? ¿Sería usted capaz de hacer usted un análisis semejante, amiguita?

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *