14 de junio 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Recuerda tu primera felación

14 de junio 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Haz que tu gato cante como Céline Dion. Descubre el auténtico sentido de la vida. Cree en la bondad de la humanidad a pesar de los niveles de radiación. Cura instantáneamente las secuelas que te produjo ver a tus padres haciendo el amor… Ya hay pastillas para conseguir todos esos efectos. Y no son medicinas ni se venden en farmacias.

¿Qué hubiera pasado si el primogénito de Dios hubiese tenido una hermana? ¿Cuál hubiese sido su destino? ¿y el del resto de la humanidad? ¿Se hubieran aliado para llevar a cabo milagros al alimón? ¿O por el contrario y debido a la sociedad machista que imperaba en aquella época la hubiese desterrado en casa al más absoluto de los anonimatos? Y… ¿qué hubiese sucedido si ella se hubiese convertido en el mesías?

Esta hipótesis fue la que le asaltó por sorpresa a Dana Wyse una noche de 1996 mientras compartía unas cuantas copas de vino e interminables conversaciones con sus queridos amigos filósofos en paro. Aquella noche Dana decidió montar una empresa, y su nombre no podía ser otro que ‘Jesus had a sister’.

Así fue como Dana se convirtió en la artífice de estas curiosas pastillitas cargadas de mensajes llenos de humor e ironía sobre temas tan universales como el amor, la espiritualidad, la vida, la muerte, la política, la sexualidad, la identidad, los sueños, las aspiraciones…

Lo asombroso es que estos antídotos instantáneos contienen fórmulas secretas que prometen soluciones mágicas a todos nuestros problemas. Bajo ese provocador nombre, y a través de unas mini bolsitas de plástico que contienen estas pildoritas multicolor y en algunos casos miniaturas con las mismas propiedades curativas, esta artista canadiense nos invita a soñar y a creer que todo es posible.

La filosofía subyacente de esta hilarante y original idea es, a parte de provocar la risa, ahondar en la búsqueda utópica del hombre por la perfección, la inmediatez y la consecución de las cosas sin esfuerzo. Además, las imágenes vintage de sus packs también contribuyen a la causa, subrayando el consumismo y la lujuria del hombre. Porque según apunta su creadora, “a veces es bueno abstraerse y olvidarnos que en definitiva solo somos un montón de huesos frágiles suspendidos por la gravedad sobre una gran roca de origen indeterminado, a toda velocidad, a través de un espacio imposible de conocer y sin cinturón de seguridad”.

Actualmente los remedios infalibles de ‘Jesus had a sister’ se venden en librerías especializadas, museos, galerías y centros de arte de todo el mundo como Le Palais de Tokyo en París, el Guggenheim de Berlín y el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, entre otros, al precio de 10 €.

Las imágenes son cortesía de la galería Aeroplastics de Bruselas (Bélgica)

Haz que tu gato cante como Céline Dion. Descubre el auténtico sentido de la vida. Cree en la bondad de la humanidad a pesar de los niveles de radiación. Cura instantáneamente las secuelas que te produjo ver a tus padres haciendo el amor… Ya hay pastillas para conseguir todos esos efectos. Y no son medicinas ni se venden en farmacias.

¿Qué hubiera pasado si el primogénito de Dios hubiese tenido una hermana? ¿Cuál hubiese sido su destino? ¿y el del resto de la humanidad? ¿Se hubieran aliado para llevar a cabo milagros al alimón? ¿O por el contrario y debido a la sociedad machista que imperaba en aquella época la hubiese desterrado en casa al más absoluto de los anonimatos? Y… ¿qué hubiese sucedido si ella se hubiese convertido en el mesías?

Esta hipótesis fue la que le asaltó por sorpresa a Dana Wyse una noche de 1996 mientras compartía unas cuantas copas de vino e interminables conversaciones con sus queridos amigos filósofos en paro. Aquella noche Dana decidió montar una empresa, y su nombre no podía ser otro que ‘Jesus had a sister’.

Así fue como Dana se convirtió en la artífice de estas curiosas pastillitas cargadas de mensajes llenos de humor e ironía sobre temas tan universales como el amor, la espiritualidad, la vida, la muerte, la política, la sexualidad, la identidad, los sueños, las aspiraciones…

Lo asombroso es que estos antídotos instantáneos contienen fórmulas secretas que prometen soluciones mágicas a todos nuestros problemas. Bajo ese provocador nombre, y a través de unas mini bolsitas de plástico que contienen estas pildoritas multicolor y en algunos casos miniaturas con las mismas propiedades curativas, esta artista canadiense nos invita a soñar y a creer que todo es posible.

La filosofía subyacente de esta hilarante y original idea es, a parte de provocar la risa, ahondar en la búsqueda utópica del hombre por la perfección, la inmediatez y la consecución de las cosas sin esfuerzo. Además, las imágenes vintage de sus packs también contribuyen a la causa, subrayando el consumismo y la lujuria del hombre. Porque según apunta su creadora, “a veces es bueno abstraerse y olvidarnos que en definitiva solo somos un montón de huesos frágiles suspendidos por la gravedad sobre una gran roca de origen indeterminado, a toda velocidad, a través de un espacio imposible de conocer y sin cinturón de seguridad”.

Actualmente los remedios infalibles de ‘Jesus had a sister’ se venden en librerías especializadas, museos, galerías y centros de arte de todo el mundo como Le Palais de Tokyo en París, el Guggenheim de Berlín y el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, entre otros, al precio de 10 €.

Las imágenes son cortesía de la galería Aeroplastics de Bruselas (Bélgica)

Compártelo twitter facebook whatsapp
Jesús Alcoba: «Lo que mueve el mundo son las ideas que hacen que las personas generen más ideas»
Esta app nacida en Barcelona ha logrado legalizar el grafiti en medio mundo
SonarKids, la electrónica para grandes y pequeños
El ilustrador que comenzó a verlo todo negro
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad