fbpx
23 de septiembre 2015    /   DIGITAL
por
 

Crónica, morbo y policiales: los chacales que reinventaron Twitter

23 de septiembre 2015    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Crónica editorializa con sus titulares». Así, en seco, el ‘Ruso’ Horacio Pelman, viejo lobo de la prensa policial de Argentina definió una de las particularidades del diario fundado por Héctor Ricardo García en 1963. Éramos una veintena de estudiantes en un taller de redacción en la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) deseosos de aprender los secretos del oficio. El caso de los titulares de Crónica, único periódico con tres ediciones diarias, era una tentación irrefrenable. A Margaret Hilda Thatcher la denominaban como la «pirata»; «El Chacal» era el dictador Pinochet pero también eran los asesinos más sanguinarios; el día que falleció Juan Domingo Perón Crónica hizo historia y tituló con una sola palabra: «Murió».
Corría 1997, Carlos Menen ya estaba en la recta final de su segundo mandato presidencial y solo habían pasado dos años del nacimiento del webperiodismo en Argentina. Mientras cursaba el taller aún no sabía que dos meses después iba a trabajar en la producción periodística -codo a codo- con el inventor de un estilo tan particular, el mismísimo empresario de medios Héctor Ricardo García, en su otra gran apuesta periodística: Crónica TV, el primer canal argentino en transmitir 24 horas de noticias.
Todo por el vivo y directo
A García le obsesionaba el tiempo real. Y había diseñado una idea tan sencilla como formidable: las placas rojas. La placa roja de Crónica TV tenía vía libre, podía interrumpir la programación en cualquier momento para informar un último momento. Fondo rojo y letras blancas con la cortina musical de  Por siempre barras y estrellas, la marcha patriótica estadounidense que amenizaba la primicia en carácter de urgente con un tono de sobresalto.
cronica6
Lo que hoy parece una idea obvia y previsible en aquel momento no lo fue. La placa desempolvó las estructuras rígidas y pacatas de los noticieros, fue un gancho al mentón al periodismo televisivo y salió a disputarle las primicias a la radio. Una máxima de García era no utilizar el teléfono en TV. Simplemente porque la televisión es audio e imagen y él consideraba que si se utilizaba una comunicación telefónica se hacía radio en TV. Ese amor incondicional por el audiovisual hizo que para poder cubrir en tiempo real las noticias se aceitaran una coordinación inaudita entre la producción y los equipos de prensa que estaban en la calle. Crónica TV debía llegar siempre primero a los acontecimientos y -de ser posible- los últimos en marcharse. Mientras los móviles en vivo o los cronistas viajaban hacia el lugar de los hechos, la noticia se actualizaba a través de las placas rojas que iban adelantando los primeros datos de cada acontecimiento.
El valor de la primicia
En una era donde las primicias eran un valor añadido de los medios, estas son algunas de las placas que hicieron historia:

  • El asesinato del fotógrafo de revista Noticias José Luis Cabezas
  • El suicidio del empresario Alfredo Yabrán
  • La muerte del animador Leonardo Simons
  • El cenicerazo que le arrojó la conductora Susana Giménez a su ex: Roviralta
  • La muerte de Carlos Menem Jr, hijo del por entonces presidente argentino.
  • La tragedia aérea de LAPA en el aeroparque de Buenos Aires.
  • El doping positivo de Diego Maradona en el Mundial de EE UU

La placa roja goza de tres valores: síntesis, precisión e ironía. Y poseen menos de  140 caracteres que exige Twitter. Esta es una selección aleatoria de placas rojas de coberturas en las que me tocó trabajar en el período 1997-2000.
42 grados de térmica: Apaguen el horno (Por la ola de calor, diciembre de 1998)
Fue a pedir trabajo a San Cayetano y se terminó robando un auto (Marzo 1999)
El mono no se entrega (Fuga de un monito en el barrio porteño de Almagro, septiembre de 1998)
El que no salta es un inglés (Luego del triunfo de Argentina sobre Inglaterra en el Mundial de Francia 1998)
Salta le pegó un tiro a su novia mientras cantaba una canción de Thalía (Julio 2000)
Murió Bob Hope A los pocos minutos… Bob Hope no murió
El congresista que anunció la muerte de Bob Hope dijo que le hicieron una broma (Junio de 1998)
cronica7
La versión digital de la placa roja
Pasaron los años y la mística de García sigue intacta. El 11 de agosto de 2010 fue la fecha del debut tuitero del Diario Crónica. Crearon la cuenta @cronicaweb, en un principio solo tuiteaban las notas con el título y en enlace que se publicaban en la web. Y no pasaba nada.
Tuvo que pasar mucha agua sobre el río digital para que llegara el boom que recuperara la esencia de la placa roja televisiva, la acidez y la opinión editorial de los titulares del diario, la reconversión de las etiquetas que jamás respetaron las reglas o recomendaciones del buen uso que podría sugerir un responsable de comunidad de medios.
Fue el 31 de mayo del 2011 a las 9 de la mañana con el tuit: «Fumarse un #porro en la puerta de tu casa, no es delito #FumateUnaChalaQueEstaTodoBien»

El tuit tuvo una repercusión impresionante.
Juan Pablo Vieytes y Esteban Godoy, los responsables digitales, los padres de la criatura, se mueven como rock stars cada vez que se presentan en algún evento que aglomera a estudiantes de comunicación y periodismo. Y siempre los ovacionan.
«Hemos apostado por la creatividad, que nos dio un estilo y eso generó un contagio en nuestros seguidores. Una de las claves fue conocer a nuestra audiencia, y tratar las noticias como si se las contáramos a un amigo. Hoy por hoy la información tiene que ir de la mano con el entretenimiento. Y apostar por la audacia, aunque se cosechen críticas», aseguró Vieytes, jefe de medios digitales del Grupo Crónica en el Social Media Day que se llevó a cabo en 2014 en Mendoza, Argentina. «Nosotros informamos y mucho. No somos (Diego) Capusotto (humorista argentino). Pero en nuestros hashtags están las cosas que salen en una mesa de café. La empresa nos dio y nos da absoluta libertad. Y la verdad es que ganamos una franja etaria que no nos seguía. A veces pasa que nos reímos de nuestros propios titulares. Y eso es extraordinario», asegura Esteban Godoy.
«Nosotros usamos mal a los hashtags. Los nuestros son extensos e irrelevantes. Pero los reinventamos. Y esto no para», contó Godoy en una extensa entrevista en Diyitales.
El crecimiento de los tuits de Crónica fue gracias a sus etiquetas, otorgándole un valor añadido donde existe la picardía, el humor negro y el código compartido con las audiencias. Los elementos no dichos suelen ser los que más dicen en cada uno de sus tuits, la audiencia completa el relato ausente a partir de sus saberes culturales. Los códigos suelen ser muy argentinos, pero eso no es malo, porque Crónica continúa «firme junto al pueblo» como reza su eslogan.
cronica8
«La versatilidad del diario es la que permite relajar algunas cuestiones y manejar la ironía y el humor», sostiene Godoy, el periodista que ingresó al diario como redactor en 1993 y con solo 17 años. «Yo aprendí el oficio acá. Y si bien estudié Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires, esto es como el oficio de zapatero, tenés que estar en el taller».
Desfachatados, provocativos y disruptivos, los tuits de Crónica despabilaron -como en su momento fueron las placas rojas- a las reglas aún no escritas en los manuales de periodismo digital. «Las redes sociales tienen su lenguaje; nosotros seguimos probando todo el tiempo. A veces a los tuits muy virales los repetimos en otra hora para que accedan otros usuarios que tal vez no los leyeron antes, pero no es una norma».
Desde aquel 2011 hasta hoy hubo idas y vueltas. Un dato curioso es que el mismo Godoy fue quien abrió la cuenta de Twitter: «Un día le dije a mi jefe: todos los medios tienen una cuenta, ¿por qué no abrimos una? Encargáte, me dijo. Y la abrí con un mail mío». Godoy también reconoce que en un momento «derraparon» ante el furor de los tuits y un crecimiento desmedido, aunque fueron encontrando sus propios límites al reconocer –por ejemplo- que jamás insultan. «El estilo fue fluyendo y hoy tenemos una cohesión muy buena en el equipo. Somos 4 o 5 los que tuiteamos, somos muy celosos con la cuenta».
La identidad que generaron es tan fuerte que hasta un empleado de seguridad de la empresa una vez estuvo enviado datos vía WhatsApp durante un reclamo de seguridad en el barrio de Once. «Todos se subieron a este tren».
«La gente es una agencia de noticias. Aún no es competencia de los medios por el tema de la credibilidad, pero generan información todo el tiempo», asegura Godoy.
En 2014 lanzaron una lista con las mejores etiquetas del año, muchos de ellas son códigos internos que comparten con los usuarios:
#NoFueCorner
#PateticoBafaela
#EquipoMantel
#AhNoPara!
#UnAmigoLeDiceReicing
#EhBola
#DespensaEInmundicia
#CaptainEach
#FarignaEsPelado
#HolaWandi  
Claves para entender el éxito de @cronicaweb
Las etiquetas poseen un valor añadido. Mientras la gran mayoría de los medios titulan con características similares en Twitter, el estilo Crónica es «incopiable». Son únicos en el mundo. Una etiqueta puede ser una historia

  •  Asumieron un riesgo narrativo con creatividad e ironía. Combinación de información más entretenimiento
  • Establecieron un código común con los usuarios.Contestan y dialogan. Y, si fuera necesario, discuten.
  •  Generan contenidos vinculados con la cultura popular. Muchas de sus etiquetas se relacionan con la cumbia, con el rock, con Los Simpson, con el fútbol.
  •  No respetaron ningún manual. Intuición periodística, prueba y error en beta permanente. «¿Quién tiene el manual de Twitter? Ni siquiera Twitter lo tiene».
  •  Agudizan la crítica y la polémica en cuestiones futbolísticas. «Nosotros le pegamos a Boca y a River como nadie le ha pegado en la historia del periodismo argentino. Nosotros somos un diario de 52 años que antes no hacía esto», sostiene Godoy.
  •  El diario posee un gran posicionamiento de marca relacionado con la crónica roja y la cultura popular. Desde la web eso se aprovecha al máximo, posicionando noticias policiales en una franja etérea y socioeconómica que anteriormente no consumía crónicas de género rojo en las redes sociales.
  •  Tuitean todo el tiempo. Desde las 6 de la mañana hasta la 1 del otro día. Las redes son un apéndice del trabajo editorial, están jerarquizadas. Generan alrededor de 5.000 tuis mensuales.
  •  El humor no quita la seriedad periodística. La cuenta posee personalidad y carácter.
  •  Libertad para crear. Los directivos le otorgan una libertad total para que experimenten con las redes sociales

 El tuit más retuiteado con más de 6.000 RT
Se masturbó en cuarto oscuro y acabó detenido #LeDioPajaVotar #QuéMalaLeche #MeteloEnLaUrna #PlasticolaParaElSobre.


Los mejores Tuits
cronica9
cronica8
cronica5
cronica4
cronica3
cronica2
Crecimiento
El 45 % de los usuarios que acceden a la web, los hacen desde las redes sociales. Y de ese 45% el 75% lo hace desde Facebook.
A pesar de la revolución que generaron el Twitter, en Facebook replicaron el estilo con un agregado multimedia: fotos más videos. E, incluso, le agregan más etiquetas.
En el 2013 la Fan Page tenía sólo 80 mil seguidores. Hoy supera los 600.000. No hacen pautas publicitarias con Facebook.
En Twitter tienen 330 mil seguidores. Su crecimiento fue vertiginoso desde que comenzaron a incrementar la frecuencia de publicación y definiendo un estilo propio.
Fronteras afuera
Si bien el estilo es muy autóctono, Godoy cuenta algo que lo sorprende, en el caso del Twitter, traspasó las barreras y «se convirtió en un modelo, un ícono para los medios y seguidores latinoamericanos y españoles», cuenta. «Ellos entienden -en la mayoría de los casos- lo que publicamos y en los temas muy argentinos se informan y aprenden de nuestra realidad. Tuve montones de entrevistas y pedido de información y detalle de cómo trabajamos por parte de medios extranjeros. Para nuestro asombro, nuestros mayores fanáticos fuera del país los tenemos en Chile. Les fascina, piden tener un medio así en Chile, nos escriben, nos felicitan, tratan de entender cuál es la estrategia y el concepto».
¿Y si probamos con los #PubliTags?
Desde hace un tiempo comenzaron a experimentar con publicidad en las redes sociales. «Mi idea es que sea con nuestro estilo, aunque a los anunciantes les cuesta aún entenderlo y no se animan. Pudimos hacerlo con un par de anunciantes y nos fue muy bien. Por ejemplo, en el caso de un supermercado, jugábamos con hechos de la actualidad para aprovechar las ofertas. Por ejemplo ‘No te equivoques como el arquero de Independiente el otro día y aprovechá las ofertas de hoy en … blablá’. Y otro, atrevido, hace un par de semanas fue: ‘Si tiraste la goma el año pasado, comprá una nueva. Aprovechá el 3×2 en art. de librería, pilas y lámparas en #DIA’.»
El camino hacia lo popular
«Los diarios fueron todos hacia lo popular. Esto hace 30 años no hubiera ocurrido. En internet la fórmula es periodismo más entretenimiento. Yo creo que muchos quisieran hacer lo que hace Crónica», sostiene Godoy. «Y en eso, nosotros, tenemos todas a favor». Ellos ya son populares.
«Cuando Héctor García era el dueño del diario (que vendió en 2005 al Grupo Olmos) bajaba siempre a la redacción. Y era una presencia muy fuerte. A él siempre le gustó ir a fondo con la realidad cruda. En mi caso, estoy un cien por ciento con la idea histórica del estilo de Crónica».
Les dicen «Los Chacales». Los usuarios así los bautizaron porque esa era la manera que tiene Crónica de denominar a los asesinos más sanguinarios. Ahora, ellos, también llaman «chacales» a su audiencia. Es un código interno, un guiño cómplice como homenaje a un legado histórico. Tal vez, el Ruso Pelman tenía razón: ellos editorializan con sus títulos. Perdón, con sus etiquetas.
 

Crónica editorializa con sus titulares». Así, en seco, el ‘Ruso’ Horacio Pelman, viejo lobo de la prensa policial de Argentina definió una de las particularidades del diario fundado por Héctor Ricardo García en 1963. Éramos una veintena de estudiantes en un taller de redacción en la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) deseosos de aprender los secretos del oficio. El caso de los titulares de Crónica, único periódico con tres ediciones diarias, era una tentación irrefrenable. A Margaret Hilda Thatcher la denominaban como la «pirata»; «El Chacal» era el dictador Pinochet pero también eran los asesinos más sanguinarios; el día que falleció Juan Domingo Perón Crónica hizo historia y tituló con una sola palabra: «Murió».
Corría 1997, Carlos Menen ya estaba en la recta final de su segundo mandato presidencial y solo habían pasado dos años del nacimiento del webperiodismo en Argentina. Mientras cursaba el taller aún no sabía que dos meses después iba a trabajar en la producción periodística -codo a codo- con el inventor de un estilo tan particular, el mismísimo empresario de medios Héctor Ricardo García, en su otra gran apuesta periodística: Crónica TV, el primer canal argentino en transmitir 24 horas de noticias.
Todo por el vivo y directo
A García le obsesionaba el tiempo real. Y había diseñado una idea tan sencilla como formidable: las placas rojas. La placa roja de Crónica TV tenía vía libre, podía interrumpir la programación en cualquier momento para informar un último momento. Fondo rojo y letras blancas con la cortina musical de  Por siempre barras y estrellas, la marcha patriótica estadounidense que amenizaba la primicia en carácter de urgente con un tono de sobresalto.
cronica6
Lo que hoy parece una idea obvia y previsible en aquel momento no lo fue. La placa desempolvó las estructuras rígidas y pacatas de los noticieros, fue un gancho al mentón al periodismo televisivo y salió a disputarle las primicias a la radio. Una máxima de García era no utilizar el teléfono en TV. Simplemente porque la televisión es audio e imagen y él consideraba que si se utilizaba una comunicación telefónica se hacía radio en TV. Ese amor incondicional por el audiovisual hizo que para poder cubrir en tiempo real las noticias se aceitaran una coordinación inaudita entre la producción y los equipos de prensa que estaban en la calle. Crónica TV debía llegar siempre primero a los acontecimientos y -de ser posible- los últimos en marcharse. Mientras los móviles en vivo o los cronistas viajaban hacia el lugar de los hechos, la noticia se actualizaba a través de las placas rojas que iban adelantando los primeros datos de cada acontecimiento.
El valor de la primicia
En una era donde las primicias eran un valor añadido de los medios, estas son algunas de las placas que hicieron historia:

  • El asesinato del fotógrafo de revista Noticias José Luis Cabezas
  • El suicidio del empresario Alfredo Yabrán
  • La muerte del animador Leonardo Simons
  • El cenicerazo que le arrojó la conductora Susana Giménez a su ex: Roviralta
  • La muerte de Carlos Menem Jr, hijo del por entonces presidente argentino.
  • La tragedia aérea de LAPA en el aeroparque de Buenos Aires.
  • El doping positivo de Diego Maradona en el Mundial de EE UU

La placa roja goza de tres valores: síntesis, precisión e ironía. Y poseen menos de  140 caracteres que exige Twitter. Esta es una selección aleatoria de placas rojas de coberturas en las que me tocó trabajar en el período 1997-2000.
42 grados de térmica: Apaguen el horno (Por la ola de calor, diciembre de 1998)
Fue a pedir trabajo a San Cayetano y se terminó robando un auto (Marzo 1999)
El mono no se entrega (Fuga de un monito en el barrio porteño de Almagro, septiembre de 1998)
El que no salta es un inglés (Luego del triunfo de Argentina sobre Inglaterra en el Mundial de Francia 1998)
Salta le pegó un tiro a su novia mientras cantaba una canción de Thalía (Julio 2000)
Murió Bob Hope A los pocos minutos… Bob Hope no murió
El congresista que anunció la muerte de Bob Hope dijo que le hicieron una broma (Junio de 1998)
cronica7
La versión digital de la placa roja
Pasaron los años y la mística de García sigue intacta. El 11 de agosto de 2010 fue la fecha del debut tuitero del Diario Crónica. Crearon la cuenta @cronicaweb, en un principio solo tuiteaban las notas con el título y en enlace que se publicaban en la web. Y no pasaba nada.
Tuvo que pasar mucha agua sobre el río digital para que llegara el boom que recuperara la esencia de la placa roja televisiva, la acidez y la opinión editorial de los titulares del diario, la reconversión de las etiquetas que jamás respetaron las reglas o recomendaciones del buen uso que podría sugerir un responsable de comunidad de medios.
Fue el 31 de mayo del 2011 a las 9 de la mañana con el tuit: «Fumarse un #porro en la puerta de tu casa, no es delito #FumateUnaChalaQueEstaTodoBien»

El tuit tuvo una repercusión impresionante.
Juan Pablo Vieytes y Esteban Godoy, los responsables digitales, los padres de la criatura, se mueven como rock stars cada vez que se presentan en algún evento que aglomera a estudiantes de comunicación y periodismo. Y siempre los ovacionan.
«Hemos apostado por la creatividad, que nos dio un estilo y eso generó un contagio en nuestros seguidores. Una de las claves fue conocer a nuestra audiencia, y tratar las noticias como si se las contáramos a un amigo. Hoy por hoy la información tiene que ir de la mano con el entretenimiento. Y apostar por la audacia, aunque se cosechen críticas», aseguró Vieytes, jefe de medios digitales del Grupo Crónica en el Social Media Day que se llevó a cabo en 2014 en Mendoza, Argentina. «Nosotros informamos y mucho. No somos (Diego) Capusotto (humorista argentino). Pero en nuestros hashtags están las cosas que salen en una mesa de café. La empresa nos dio y nos da absoluta libertad. Y la verdad es que ganamos una franja etaria que no nos seguía. A veces pasa que nos reímos de nuestros propios titulares. Y eso es extraordinario», asegura Esteban Godoy.
«Nosotros usamos mal a los hashtags. Los nuestros son extensos e irrelevantes. Pero los reinventamos. Y esto no para», contó Godoy en una extensa entrevista en Diyitales.
El crecimiento de los tuits de Crónica fue gracias a sus etiquetas, otorgándole un valor añadido donde existe la picardía, el humor negro y el código compartido con las audiencias. Los elementos no dichos suelen ser los que más dicen en cada uno de sus tuits, la audiencia completa el relato ausente a partir de sus saberes culturales. Los códigos suelen ser muy argentinos, pero eso no es malo, porque Crónica continúa «firme junto al pueblo» como reza su eslogan.
cronica8
«La versatilidad del diario es la que permite relajar algunas cuestiones y manejar la ironía y el humor», sostiene Godoy, el periodista que ingresó al diario como redactor en 1993 y con solo 17 años. «Yo aprendí el oficio acá. Y si bien estudié Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires, esto es como el oficio de zapatero, tenés que estar en el taller».
Desfachatados, provocativos y disruptivos, los tuits de Crónica despabilaron -como en su momento fueron las placas rojas- a las reglas aún no escritas en los manuales de periodismo digital. «Las redes sociales tienen su lenguaje; nosotros seguimos probando todo el tiempo. A veces a los tuits muy virales los repetimos en otra hora para que accedan otros usuarios que tal vez no los leyeron antes, pero no es una norma».
Desde aquel 2011 hasta hoy hubo idas y vueltas. Un dato curioso es que el mismo Godoy fue quien abrió la cuenta de Twitter: «Un día le dije a mi jefe: todos los medios tienen una cuenta, ¿por qué no abrimos una? Encargáte, me dijo. Y la abrí con un mail mío». Godoy también reconoce que en un momento «derraparon» ante el furor de los tuits y un crecimiento desmedido, aunque fueron encontrando sus propios límites al reconocer –por ejemplo- que jamás insultan. «El estilo fue fluyendo y hoy tenemos una cohesión muy buena en el equipo. Somos 4 o 5 los que tuiteamos, somos muy celosos con la cuenta».
La identidad que generaron es tan fuerte que hasta un empleado de seguridad de la empresa una vez estuvo enviado datos vía WhatsApp durante un reclamo de seguridad en el barrio de Once. «Todos se subieron a este tren».
«La gente es una agencia de noticias. Aún no es competencia de los medios por el tema de la credibilidad, pero generan información todo el tiempo», asegura Godoy.
En 2014 lanzaron una lista con las mejores etiquetas del año, muchos de ellas son códigos internos que comparten con los usuarios:
#NoFueCorner
#PateticoBafaela
#EquipoMantel
#AhNoPara!
#UnAmigoLeDiceReicing
#EhBola
#DespensaEInmundicia
#CaptainEach
#FarignaEsPelado
#HolaWandi  
Claves para entender el éxito de @cronicaweb
Las etiquetas poseen un valor añadido. Mientras la gran mayoría de los medios titulan con características similares en Twitter, el estilo Crónica es «incopiable». Son únicos en el mundo. Una etiqueta puede ser una historia

  •  Asumieron un riesgo narrativo con creatividad e ironía. Combinación de información más entretenimiento
  • Establecieron un código común con los usuarios.Contestan y dialogan. Y, si fuera necesario, discuten.
  •  Generan contenidos vinculados con la cultura popular. Muchas de sus etiquetas se relacionan con la cumbia, con el rock, con Los Simpson, con el fútbol.
  •  No respetaron ningún manual. Intuición periodística, prueba y error en beta permanente. «¿Quién tiene el manual de Twitter? Ni siquiera Twitter lo tiene».
  •  Agudizan la crítica y la polémica en cuestiones futbolísticas. «Nosotros le pegamos a Boca y a River como nadie le ha pegado en la historia del periodismo argentino. Nosotros somos un diario de 52 años que antes no hacía esto», sostiene Godoy.
  •  El diario posee un gran posicionamiento de marca relacionado con la crónica roja y la cultura popular. Desde la web eso se aprovecha al máximo, posicionando noticias policiales en una franja etérea y socioeconómica que anteriormente no consumía crónicas de género rojo en las redes sociales.
  •  Tuitean todo el tiempo. Desde las 6 de la mañana hasta la 1 del otro día. Las redes son un apéndice del trabajo editorial, están jerarquizadas. Generan alrededor de 5.000 tuis mensuales.
  •  El humor no quita la seriedad periodística. La cuenta posee personalidad y carácter.
  •  Libertad para crear. Los directivos le otorgan una libertad total para que experimenten con las redes sociales

 El tuit más retuiteado con más de 6.000 RT
Se masturbó en cuarto oscuro y acabó detenido #LeDioPajaVotar #QuéMalaLeche #MeteloEnLaUrna #PlasticolaParaElSobre.


Los mejores Tuits
cronica9
cronica8
cronica5
cronica4
cronica3
cronica2
Crecimiento
El 45 % de los usuarios que acceden a la web, los hacen desde las redes sociales. Y de ese 45% el 75% lo hace desde Facebook.
A pesar de la revolución que generaron el Twitter, en Facebook replicaron el estilo con un agregado multimedia: fotos más videos. E, incluso, le agregan más etiquetas.
En el 2013 la Fan Page tenía sólo 80 mil seguidores. Hoy supera los 600.000. No hacen pautas publicitarias con Facebook.
En Twitter tienen 330 mil seguidores. Su crecimiento fue vertiginoso desde que comenzaron a incrementar la frecuencia de publicación y definiendo un estilo propio.
Fronteras afuera
Si bien el estilo es muy autóctono, Godoy cuenta algo que lo sorprende, en el caso del Twitter, traspasó las barreras y «se convirtió en un modelo, un ícono para los medios y seguidores latinoamericanos y españoles», cuenta. «Ellos entienden -en la mayoría de los casos- lo que publicamos y en los temas muy argentinos se informan y aprenden de nuestra realidad. Tuve montones de entrevistas y pedido de información y detalle de cómo trabajamos por parte de medios extranjeros. Para nuestro asombro, nuestros mayores fanáticos fuera del país los tenemos en Chile. Les fascina, piden tener un medio así en Chile, nos escriben, nos felicitan, tratan de entender cuál es la estrategia y el concepto».
¿Y si probamos con los #PubliTags?
Desde hace un tiempo comenzaron a experimentar con publicidad en las redes sociales. «Mi idea es que sea con nuestro estilo, aunque a los anunciantes les cuesta aún entenderlo y no se animan. Pudimos hacerlo con un par de anunciantes y nos fue muy bien. Por ejemplo, en el caso de un supermercado, jugábamos con hechos de la actualidad para aprovechar las ofertas. Por ejemplo ‘No te equivoques como el arquero de Independiente el otro día y aprovechá las ofertas de hoy en … blablá’. Y otro, atrevido, hace un par de semanas fue: ‘Si tiraste la goma el año pasado, comprá una nueva. Aprovechá el 3×2 en art. de librería, pilas y lámparas en #DIA’.»
El camino hacia lo popular
«Los diarios fueron todos hacia lo popular. Esto hace 30 años no hubiera ocurrido. En internet la fórmula es periodismo más entretenimiento. Yo creo que muchos quisieran hacer lo que hace Crónica», sostiene Godoy. «Y en eso, nosotros, tenemos todas a favor». Ellos ya son populares.
«Cuando Héctor García era el dueño del diario (que vendió en 2005 al Grupo Olmos) bajaba siempre a la redacción. Y era una presencia muy fuerte. A él siempre le gustó ir a fondo con la realidad cruda. En mi caso, estoy un cien por ciento con la idea histórica del estilo de Crónica».
Les dicen «Los Chacales». Los usuarios así los bautizaron porque esa era la manera que tiene Crónica de denominar a los asesinos más sanguinarios. Ahora, ellos, también llaman «chacales» a su audiencia. Es un código interno, un guiño cómplice como homenaje a un legado histórico. Tal vez, el Ruso Pelman tenía razón: ellos editorializan con sus títulos. Perdón, con sus etiquetas.
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Menéame es un gran nivelador y el Gobierno quiere destruirlo
Shakespeare necesita mecanógrafos para que transcriban sus manuscritos
Chica conoce paloma, chica gusta a paloma, paloma gusta a chica
10 venganzas que se sirven frías
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *