fbpx
20 de mayo 2014    /   IDEAS
por
 

Cuando dos son multitud

20 de mayo 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Signo de Interrogación era un viajero impenitente. Siempre viajaba solo. Le gustaba esa sensación de libertad, de hacer lo que quisiera. Moverse libremente. Y recogerse en sí mismo al final de cada día meditando sobre lo vivido durante la jornada.

Signo de Interrogación era un espíritu libre. Algunas veces, pocas, había hecho algunos tramos del camino en compañía de otros signos. Una vez incluso tuvo un tórrido idilio con Coma, muy pizpireta ella, a la que se le agrandaban las pupilas cuando le miraba. Pero prefería la soledad.
Un día, en un viaje en tren, se le sentó a su lado Punto. Era un tipo muy desagradable, ocupaba prácticamente todo el asiento del vagón y a Signo de Interrogación le cayó mal desde el primer momento. Por si fuera poco, Punto era un charlatán. Desde que se acomodó junto a él no paró de hablar y hablar y hablar. Y cuando supo que Signo de Interrogación iba en la misma dirección que él, decidió quedarse a su lado para terminar el viaje juntos. Signo estaba horrorizado. Así que cuando el cansancio, por fin, consiguió vencer al molesto Punto y se quedó dormido, agarró su petate, salió con sigilo del vagón y se tiró en marcha. Y de esta manera, el solitario viajero continuó su aventura sin más compañía que la suya.
Todos lo hemos sentido alguna vez, ¿verdad? Esa angustiosa sensación de que te sobra la compañía de determinados personajes. Pues quedaos con la copla porque detrás de los signos de interrogación y de exclamación NO SE ESCRIBE PUNTO.
Así que aquellos que tendéis a escribir frases como la siguiente: *¿Qué cenaremos esta noche?. Tortilla de patata, ya podéis ir quitándoos esa fea costumbre porque lo estáis haciendo muy mal.
Con el signo de cierre (? !) ya estamos señalando que la frase está terminada, así que volver a poner un punto solo es una redundancia. También por esta razón la siguiente frase después de esos signos empieza por mayúscula.
Otra cosa diferente es colocar una coma o un punto y coma o un paréntesis, que sí se admiten. Pero un punto… ¡no, hijos, no!
Recordad:
*¿Quieres salir conmigo?. ¡Soy un partidazo! (¡Erroooooor!)
¿Quieres salir conmigo? ¡Soy un partidazo! (¡Aciertooooo!)
Así que…, que no os vuelva a ver yo ponerlo mal…

Signo de Interrogación era un viajero impenitente. Siempre viajaba solo. Le gustaba esa sensación de libertad, de hacer lo que quisiera. Moverse libremente. Y recogerse en sí mismo al final de cada día meditando sobre lo vivido durante la jornada.

Signo de Interrogación era un espíritu libre. Algunas veces, pocas, había hecho algunos tramos del camino en compañía de otros signos. Una vez incluso tuvo un tórrido idilio con Coma, muy pizpireta ella, a la que se le agrandaban las pupilas cuando le miraba. Pero prefería la soledad.
Un día, en un viaje en tren, se le sentó a su lado Punto. Era un tipo muy desagradable, ocupaba prácticamente todo el asiento del vagón y a Signo de Interrogación le cayó mal desde el primer momento. Por si fuera poco, Punto era un charlatán. Desde que se acomodó junto a él no paró de hablar y hablar y hablar. Y cuando supo que Signo de Interrogación iba en la misma dirección que él, decidió quedarse a su lado para terminar el viaje juntos. Signo estaba horrorizado. Así que cuando el cansancio, por fin, consiguió vencer al molesto Punto y se quedó dormido, agarró su petate, salió con sigilo del vagón y se tiró en marcha. Y de esta manera, el solitario viajero continuó su aventura sin más compañía que la suya.
Todos lo hemos sentido alguna vez, ¿verdad? Esa angustiosa sensación de que te sobra la compañía de determinados personajes. Pues quedaos con la copla porque detrás de los signos de interrogación y de exclamación NO SE ESCRIBE PUNTO.
Así que aquellos que tendéis a escribir frases como la siguiente: *¿Qué cenaremos esta noche?. Tortilla de patata, ya podéis ir quitándoos esa fea costumbre porque lo estáis haciendo muy mal.
Con el signo de cierre (? !) ya estamos señalando que la frase está terminada, así que volver a poner un punto solo es una redundancia. También por esta razón la siguiente frase después de esos signos empieza por mayúscula.
Otra cosa diferente es colocar una coma o un punto y coma o un paréntesis, que sí se admiten. Pero un punto… ¡no, hijos, no!
Recordad:
*¿Quieres salir conmigo?. ¡Soy un partidazo! (¡Erroooooor!)
¿Quieres salir conmigo? ¡Soy un partidazo! (¡Aciertooooo!)
Así que…, que no os vuelva a ver yo ponerlo mal…

Compártelo twitter facebook whatsapp
¡No tires de la cadena! Nueve usos insospechados de la orina
El Snowden que protege tu WhatsApp de espías
Los famosos son famosos porque son famosos
¿Estamos mermando el vocabulario de los niños?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *