12 de abril 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Crear hogar en una casa abandonada

12 de abril 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Para que haya hogar no basta con que haya una vivienda. «El hogar es esa esencia difusa, un conjunto de imágenes, emociones, experiencias y recuerdos que todos tenemos en nuestro interior, vinculado a nuestra primera idea familiar de hogar». Lo explica Eva Díez, autora de la serie fotográfica Renacer.

Su formación en teatro y cine ha influido en su forma cinematográfica de iluminar. «También en el tipo de fotografía escenificada y la narratividad», admite.

Díez ha conseguido este resultado, que muchas personas confunden con pinturas, iluminando las estancias escogidas cuando aún había luz natural y esperando después pacientemente en el exterior la llegada de «ese instante en que el último aliento de luz natural aún nos permite ver la casa y a la vez sentir que la noche ya está encima». Entonces, la pequeña luz hace que dirijamos la mirada a la protagonista de la imagen: «el alma de la casa, la vida».

renacer

Le gusta escuchar las conclusiones de los demás al ver sus fotos. «Siento que una vez que alguien tiene la obra delante, esta deja de ser mía. Tiene que sentirla y hacerla suya».

Para encontrar las viviendas, sale a la carretera. Busca casas a las que pueda acceder y que estén aisladas de fuentes de luz. Las de esta serie están en España o en el norte de Italia.

Su obra pretende abrir una ventana a la esperanza. «Esa luz que le planta cara a las tinieblas tiene mucho de humana. Se ve, una vez más, la oscuridad que amenaza con tragarse el mundo y la valiente respuesta de una luz encendida».

renacer

renacer

renacer

renacer

renacer

renacer

renacer

Para que haya hogar no basta con que haya una vivienda. «El hogar es esa esencia difusa, un conjunto de imágenes, emociones, experiencias y recuerdos que todos tenemos en nuestro interior, vinculado a nuestra primera idea familiar de hogar». Lo explica Eva Díez, autora de la serie fotográfica Renacer.

Su formación en teatro y cine ha influido en su forma cinematográfica de iluminar. «También en el tipo de fotografía escenificada y la narratividad», admite.

Díez ha conseguido este resultado, que muchas personas confunden con pinturas, iluminando las estancias escogidas cuando aún había luz natural y esperando después pacientemente en el exterior la llegada de «ese instante en que el último aliento de luz natural aún nos permite ver la casa y a la vez sentir que la noche ya está encima». Entonces, la pequeña luz hace que dirijamos la mirada a la protagonista de la imagen: «el alma de la casa, la vida».

renacer

Le gusta escuchar las conclusiones de los demás al ver sus fotos. «Siento que una vez que alguien tiene la obra delante, esta deja de ser mía. Tiene que sentirla y hacerla suya».

Para encontrar las viviendas, sale a la carretera. Busca casas a las que pueda acceder y que estén aisladas de fuentes de luz. Las de esta serie están en España o en el norte de Italia.

Su obra pretende abrir una ventana a la esperanza. «Esa luz que le planta cara a las tinieblas tiene mucho de humana. Se ve, una vez más, la oscuridad que amenaza con tragarse el mundo y la valiente respuesta de una luz encendida».

renacer

renacer

renacer

renacer

renacer

renacer

renacer

Compártelo twitter facebook whatsapp
La vida de un fotógrafo profesional de gatitos
El paréntesis: ¿hay que matarlo, como dijo Adorno?
Los perros también hacen yoga
‘Valerosas’, una breve enciclopedia feminista de mujeres empoderadas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Se ha impuesto la luz que aplana, la que se proyecta sobre el objeto. Pero se puede recuperar la luz que se genera desde el objeto. Lo he visto en la mayoría de las escenografías de la cultura contemporánea. Son luces de parque temático que se olvidan de lo que genera la humilde pero emocionante luz que sobrevive en lo que nos rodea. Tu proyecto es fascinante, enigmático, sugerente y además bello. Me ha encntado. Te doy mi enhorabuena.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies