29 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Respira para cargar tu iPhone

29 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¿Te has parado a pensar qué sería de tu vida si te prohibieran utilizar enchufes? Te sumirías en una especie de ciudad fantasma. Ni ordenador, ni música, ni TV, ni móvil, ni frigorífico, ni lavadora, ni ascensores, ni semáforos… Todo a tu alrededor caería en una especie de muerte. El modo de vida occidental depende terroríficamente de la electricidad. Y los nuevos gadgets no hacen más que aumentar la demanda de energía.

Joao Lammoglia propone un modo de evitar los enchufes para cargar el iPhone. El diseñador ideó un prototipo que utiliza el aire de la respiración de una persona, en cada exhalación, para llenar la batería del móvil.

Lammoglia inventó Aire con la intención de utilizar más recursos naturales como fuente de energía en lugar de incrementar el consumo de no renovables, según explica en la presentación del proyecto.

El dispositivo tiene unas turbinas en su interior que convierten el aire espirado por un individuo en energía eléctrica. Esa energía se desplaza desde la mascarilla al iPhone a través de un cable.

El diseñador propone que Aire se utilice mientras un individuo duerme, hace deporte, lee un libro, camina…

Por el momento el prototipo no se ha comercializado pero cuenta ya con un premio Reddot Design.

Visto en PSFK.

 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¿Te has parado a pensar qué sería de tu vida si te prohibieran utilizar enchufes? Te sumirías en una especie de ciudad fantasma. Ni ordenador, ni música, ni TV, ni móvil, ni frigorífico, ni lavadora, ni ascensores, ni semáforos… Todo a tu alrededor caería en una especie de muerte. El modo de vida occidental depende terroríficamente de la electricidad. Y los nuevos gadgets no hacen más que aumentar la demanda de energía.

Joao Lammoglia propone un modo de evitar los enchufes para cargar el iPhone. El diseñador ideó un prototipo que utiliza el aire de la respiración de una persona, en cada exhalación, para llenar la batería del móvil.

Lammoglia inventó Aire con la intención de utilizar más recursos naturales como fuente de energía en lugar de incrementar el consumo de no renovables, según explica en la presentación del proyecto.

El dispositivo tiene unas turbinas en su interior que convierten el aire espirado por un individuo en energía eléctrica. Esa energía se desplaza desde la mascarilla al iPhone a través de un cable.

El diseñador propone que Aire se utilice mientras un individuo duerme, hace deporte, lee un libro, camina…

Por el momento el prototipo no se ha comercializado pero cuenta ya con un premio Reddot Design.

Visto en PSFK.

 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cómo hablar bien de tu empresa sin parecer un «vendemotos»
El cartel femenino del Brief Festival 2018
El minimalismo audaz de Emil Kozak
¿Es Facebook demasiado complicado?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • yo me pregunto si es bueno estar respirando tu mismo aire , me refiero a que nosotros respiramos oxigeno y votamos dioxido de carbono…no se concentraria el dioxido de carbono en esa mascarilla?

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies