fbpx
7 de junio 2012    /   BUSINESS
por
 

Ron de Jeremy, el ron de Ron Jeremy. Sí, ese Ron Jeremy en el que estáis pensando

7 de junio 2012    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hay veces que hay que temer a la creatividad. Un día, hace seis años, Olli Hietalahti y Jouko Lane, creativos publicitarios, estaban de cervezas por Amsterdam tras un día haciendo sesiones de fotos para su trabajo. Vieron un cartel de ron en español y comenzaron a bromear. Salió de pronto el nombre de Ron Jeremy y se les encendió la bombilla. ¡Ron de Jeremy!

Si tenéis menos de 30 años, es posible que no sepáis quien es Ron Jeremy. Mucho antes de que el DVD llegase a los hogares, en el porno había pelos. Pelos en los pubises, en las vaginas, en las axilas y en algunas espaldas… Las reglas eran otras y todo el mundo se tomaba la vida mucho menos en serio. En ese escenario sólo había un rey: Ron Jeremy.

Jeremy formaba parte de la mayoría de las cintas VHS con las que los jóvenes de su generación comenzaron a hacerse pajas descubrir sus cuerpos. Por eso, cuando Olli y Jouko comenzaron a utilizar la palabra ron, fue casi lo primero que se les vino a la cabeza. «La idea es simple, fácil de entender y reconocible en todo el mundo», cuenta Hietalahti, CEO de One Eyed Spirits, la empresa que fundaron para crear el ron. «Hay muchos Rons, pero solo uno más grande que la vida. Es un icono de la cultura popular, una leyenda viviente».

Llamaron al actor porno, quedaron con él y le presentaron la idea. Jeremy pensó que sería una gran idea y comenzaron con el proyecto. «A partir de ahí tuvimos que apañárnoslas para saber cómo hacer un gran ron. Por suerte, era muy divertido y mucha gente quiso ayudarnos». Encontraron al maestro destilador Pancho Fernández, que ya había trabajado antes haciendo otros rones como Havana, Zafra 21 o Abuelo, empezaron a destilar en Panamá y lanzaron el ron casi acabando 2010. «Ron ha estado, además, muy implicado en la promoción de la bebida».

La distribución comenzó en Florida, Tennessee y el sur de California pero ya se ha expandido a casi 20 países que incluyen a Canadá, Australia y varios mercados europeos. En España aún no es posible encontrarlo, pero Hietalahti explica que para envíos a cualquier lugar del mundo se puede pedir en Master of Malt o Urban Drinks.

Hay veces que hay que temer a la creatividad. Un día, hace seis años, Olli Hietalahti y Jouko Lane, creativos publicitarios, estaban de cervezas por Amsterdam tras un día haciendo sesiones de fotos para su trabajo. Vieron un cartel de ron en español y comenzaron a bromear. Salió de pronto el nombre de Ron Jeremy y se les encendió la bombilla. ¡Ron de Jeremy!

Si tenéis menos de 30 años, es posible que no sepáis quien es Ron Jeremy. Mucho antes de que el DVD llegase a los hogares, en el porno había pelos. Pelos en los pubises, en las vaginas, en las axilas y en algunas espaldas… Las reglas eran otras y todo el mundo se tomaba la vida mucho menos en serio. En ese escenario sólo había un rey: Ron Jeremy.

Jeremy formaba parte de la mayoría de las cintas VHS con las que los jóvenes de su generación comenzaron a hacerse pajas descubrir sus cuerpos. Por eso, cuando Olli y Jouko comenzaron a utilizar la palabra ron, fue casi lo primero que se les vino a la cabeza. «La idea es simple, fácil de entender y reconocible en todo el mundo», cuenta Hietalahti, CEO de One Eyed Spirits, la empresa que fundaron para crear el ron. «Hay muchos Rons, pero solo uno más grande que la vida. Es un icono de la cultura popular, una leyenda viviente».

Llamaron al actor porno, quedaron con él y le presentaron la idea. Jeremy pensó que sería una gran idea y comenzaron con el proyecto. «A partir de ahí tuvimos que apañárnoslas para saber cómo hacer un gran ron. Por suerte, era muy divertido y mucha gente quiso ayudarnos». Encontraron al maestro destilador Pancho Fernández, que ya había trabajado antes haciendo otros rones como Havana, Zafra 21 o Abuelo, empezaron a destilar en Panamá y lanzaron el ron casi acabando 2010. «Ron ha estado, además, muy implicado en la promoción de la bebida».

La distribución comenzó en Florida, Tennessee y el sur de California pero ya se ha expandido a casi 20 países que incluyen a Canadá, Australia y varios mercados europeos. En España aún no es posible encontrarlo, pero Hietalahti explica que para envíos a cualquier lugar del mundo se puede pedir en Master of Malt o Urban Drinks.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Una novela de 'Elige tu propia aventura' para adultos
NY busca ideas en el crowd sourcing para hacer la ciudad más habitable
Pancracio: la vida a fuego lento
La receta definitiva para salir de la crisis
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *