BRANDED CONTENT
ARTE.tv

BRANDED CONTENT
ARTE.tv
Publicado: 17 de mayo 2023 03:33  /   BRANDED CONTENT
 

‘Roots’, un documental para salvar la tierra

Publicado: 17 de mayo 2023 03:33  /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp

La tierra se seca. Los efectos del cambio climático y de las necesidades humanas se pueden leer en el suelo árido que se agrieta. Antes de que termine el año 2045 más de 135 millones personas se habrán visto obligadas a desplazarse a consecuencia de la desertificación.

En España lo sabemos bien. Hasta tres cuartas partes de la península ibérica están en riesgo de desertificación. En gran medida ya está ocurriendo. En 2023, un año que en España ha dejado un primer cuatrimestre excepcionalmente seco y cálido, los embalses se asoman al verano a un 48% de su capacidad. La tierra se seca y con ella está en peligro nuestro sustento. El grano que nos alimenta, el agua que nos hidrata y el aire que respiramos.

El cuidado de la tierra (en minúsculas) es el hilo conductor de Roots, un documental para salvar la tierra, dedicado a la agricultura comprometida con una sostenibilidad que, en el fondo, es su propia supervivencia. En la serie documental, el periodista científico Pierre Girard se acerca a amenazas como la desertificación, la pérdida de biodiversidad o la degradación de los suelos fértiles a través del continente europeo. O en resumen, a los riesgos que corre la tierra. 

UN DOCUMENTAL CONSTRUCTIVO

Aunque responde a una emergencia real, Roots no es un documental alarmista. No se dedica a enumerar las consecuencias catastróficas del cambio climático ni a la búsqueda de culpables. En vez de eso, la primera temporada se dedica a la exploración de técnicas de agricultura alternativas en busca de soluciones. Ideas que, en muchos casos, llevamos siglos utilizando y que han quedado relegadas, a pesar de su sostenibilidad y los beneficios que ofrecen.

Es interesante el caso de las acequias, que los árabes trajeron a España en torno al siglo VIII y que terminaron exportándose al continente americano desde allí. Un ejemplo perfecto de diseño milenario que puede servir para enfrentar desafíos presentes y al que Girard se acerca en el primer capítulo de la serie, en una visita a Andalucía. Las acequias permiten almacenar agua de lluvia y distribuirla, ayudando a un aprovechamiento muy eficiente del recurso. Un agua que en regiones como el suroeste de la península ibérica no sobra y que, además de ser necesaria para la agricultura, también ayuda a proteger la biodiversidad.

Otro de los beneficios de las acequias está provocando interés en su recuperación en lugares como la ciudad de Lima y el estado de California. La cuestión es que los canales y reservas que configuran el sistema de acequias son especialmente apropiados cuando hace falta ralentizar el flujo acuático. Almacenan agua de lluvia y permiten distribuir su utilización en el tiempo, disminuyendo considerablemente el desperdicio de agua. 

Como la de las acequias, muchas de las técnicas presentadas en Roots implican una vuelta a los orígenes y a una relación con la tierra mucho más respetuosa. Un vínculo simbiótico en el que se recibe y se toma, pero también se da y se devuelve.

Pero Roots no se concentra exclusivamente en los beneficios climáticos de una agricultura más responsable, también se vuelve hacia otros más reducidos que no por ello son menos importantes. Habla, así, el documental de la protección de la biodiversidad que configura nuestros entornos. Esa combinación específica e irrepetible de factores que está en nuestros alimentos y nuestras costumbres es también un poquito nuestra identidad. Porque en nuestras mesas también está el reflejo de lo que somos, a través de nuestros quesos, nuestros vinos, nuestro aceite. 

Al final, el único camino que nos llevará a poder seguir dependiendo del suelo para mantenernos se detiene por necesidad en la búsqueda de soluciones a los problemas que nosotros mismos hemos creado. Y para muestra están los agricultores de Roots.


Roots está disponible en Arte.tv, la plataforma cultural europea. El documental ofrece un viaje de 5 capítulos a través de Europa, visitando regiones en las que agricultores preocupados por las tierras que les dan de comer demuestran que la producción no tiene que estar reñida con el compromiso. 

La tierra se seca. Los efectos del cambio climático y de las necesidades humanas se pueden leer en el suelo árido que se agrieta. Antes de que termine el año 2045 más de 135 millones personas se habrán visto obligadas a desplazarse a consecuencia de la desertificación.

En España lo sabemos bien. Hasta tres cuartas partes de la península ibérica están en riesgo de desertificación. En gran medida ya está ocurriendo. En 2023, un año que en España ha dejado un primer cuatrimestre excepcionalmente seco y cálido, los embalses se asoman al verano a un 48% de su capacidad. La tierra se seca y con ella está en peligro nuestro sustento. El grano que nos alimenta, el agua que nos hidrata y el aire que respiramos.

El cuidado de la tierra (en minúsculas) es el hilo conductor de Roots, un documental para salvar la tierra, dedicado a la agricultura comprometida con una sostenibilidad que, en el fondo, es su propia supervivencia. En la serie documental, el periodista científico Pierre Girard se acerca a amenazas como la desertificación, la pérdida de biodiversidad o la degradación de los suelos fértiles a través del continente europeo. O en resumen, a los riesgos que corre la tierra. 

UN DOCUMENTAL CONSTRUCTIVO

Aunque responde a una emergencia real, Roots no es un documental alarmista. No se dedica a enumerar las consecuencias catastróficas del cambio climático ni a la búsqueda de culpables. En vez de eso, la primera temporada se dedica a la exploración de técnicas de agricultura alternativas en busca de soluciones. Ideas que, en muchos casos, llevamos siglos utilizando y que han quedado relegadas, a pesar de su sostenibilidad y los beneficios que ofrecen.

Es interesante el caso de las acequias, que los árabes trajeron a España en torno al siglo VIII y que terminaron exportándose al continente americano desde allí. Un ejemplo perfecto de diseño milenario que puede servir para enfrentar desafíos presentes y al que Girard se acerca en el primer capítulo de la serie, en una visita a Andalucía. Las acequias permiten almacenar agua de lluvia y distribuirla, ayudando a un aprovechamiento muy eficiente del recurso. Un agua que en regiones como el suroeste de la península ibérica no sobra y que, además de ser necesaria para la agricultura, también ayuda a proteger la biodiversidad.

Otro de los beneficios de las acequias está provocando interés en su recuperación en lugares como la ciudad de Lima y el estado de California. La cuestión es que los canales y reservas que configuran el sistema de acequias son especialmente apropiados cuando hace falta ralentizar el flujo acuático. Almacenan agua de lluvia y permiten distribuir su utilización en el tiempo, disminuyendo considerablemente el desperdicio de agua. 

Como la de las acequias, muchas de las técnicas presentadas en Roots implican una vuelta a los orígenes y a una relación con la tierra mucho más respetuosa. Un vínculo simbiótico en el que se recibe y se toma, pero también se da y se devuelve.

Pero Roots no se concentra exclusivamente en los beneficios climáticos de una agricultura más responsable, también se vuelve hacia otros más reducidos que no por ello son menos importantes. Habla, así, el documental de la protección de la biodiversidad que configura nuestros entornos. Esa combinación específica e irrepetible de factores que está en nuestros alimentos y nuestras costumbres es también un poquito nuestra identidad. Porque en nuestras mesas también está el reflejo de lo que somos, a través de nuestros quesos, nuestros vinos, nuestro aceite. 

Al final, el único camino que nos llevará a poder seguir dependiendo del suelo para mantenernos se detiene por necesidad en la búsqueda de soluciones a los problemas que nosotros mismos hemos creado. Y para muestra están los agricultores de Roots.


Roots está disponible en Arte.tv, la plataforma cultural europea. El documental ofrece un viaje de 5 capítulos a través de Europa, visitando regiones en las que agricultores preocupados por las tierras que les dan de comer demuestran que la producción no tiene que estar reñida con el compromiso. 

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cómo disimulo un moratón?
Los 6 post más vistos de la semana
Alguien podría tuitear tus sueños mientras duermes
Retratos de personajes chorreantes y viscosos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp