28 de enero 2013    /   BUSINESS
por
 

Un robot de telemedicina entra en hospitales de EEUU

28 de enero 2013    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

RPVita
Los robots llevan años entrenando para cuidar a los humanos. Hace tiempo que, en Japón, unos brazos robóticos comenzaron a dar de comer a personas mayores con problemas de movimiento. Pero los bots se profesionalizan y cada vez asumen tareas más complejas. Ahora pueden trabajar en centros de salud de EEUU. La FDA (Food and Drug Administration) ha permitido que el robot de telemedicina RP-VITA entre en los hospitales.
El Remote Presence Virtual + Independent Telemedicine Assistant (RP-VITA), creado por las empresas iRobot e inTouch Healthcare, permite que un médico examine y atienda a un paciente en remoto. El bot utiliza el software del iPad para la comunicación entre doctor y paciente, y una serie de sensores y tecnologías de detección de obstáculos para moverse con autonomía por el hospital.
El médico puede ver en remoto un mapa del centro y conducir el robot hasta la habitación de su paciente, según la publicación Phys.org. Una vez allí empieza la visita médica. En la parte de RP-VITA que simula una cabeza humana hay una pantalla. Ahí aparece el médico para comunicarse, en directo, con su paciente.
El doctor ve en su iPad las imágenes de la exploración que un enfermero hace al paciente y a esa información se puede sumar su historial. El programa de uso de este bot incluye el acceso a estos datos.
El coste del empleo del robot se sitúa entre 4.000 y 6.000 dólares al mes, de acuerdo con Phys.org, y se puede emplear antes, después y durante una operación.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

RPVita
Los robots llevan años entrenando para cuidar a los humanos. Hace tiempo que, en Japón, unos brazos robóticos comenzaron a dar de comer a personas mayores con problemas de movimiento. Pero los bots se profesionalizan y cada vez asumen tareas más complejas. Ahora pueden trabajar en centros de salud de EEUU. La FDA (Food and Drug Administration) ha permitido que el robot de telemedicina RP-VITA entre en los hospitales.
El Remote Presence Virtual + Independent Telemedicine Assistant (RP-VITA), creado por las empresas iRobot e inTouch Healthcare, permite que un médico examine y atienda a un paciente en remoto. El bot utiliza el software del iPad para la comunicación entre doctor y paciente, y una serie de sensores y tecnologías de detección de obstáculos para moverse con autonomía por el hospital.
El médico puede ver en remoto un mapa del centro y conducir el robot hasta la habitación de su paciente, según la publicación Phys.org. Una vez allí empieza la visita médica. En la parte de RP-VITA que simula una cabeza humana hay una pantalla. Ahí aparece el médico para comunicarse, en directo, con su paciente.
El doctor ve en su iPad las imágenes de la exploración que un enfermero hace al paciente y a esa información se puede sumar su historial. El programa de uso de este bot incluye el acceso a estos datos.
El coste del empleo del robot se sitúa entre 4.000 y 6.000 dólares al mes, de acuerdo con Phys.org, y se puede emplear antes, después y durante una operación.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
8+1 nuevos medios de comunicación
Procrastinar: distintos perfiles de procrastinador y consejos para evitarlo
Productos supernormales que no son normales
Shibari: cuando atar es un placer
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies