fbpx
10 de enero 2020    /   CIENCIA
por
 

¿Estás bloqueado? ¡Date una carrerita!

10 de enero 2020    /   CIENCIA     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Llevas horas sentada en la silla frente al ordenador. El plazo se agota, debes entregar una propuesta ganadora que consiga que el cliente te escoja a ti y no a otros para su campaña. Pero por más que le das vueltas al asunto no se te ocurre nada rompedor. ¿Qué puedes hacer? Levántate y sal a correr, aunque no sea más que uno o dos kilómetros.

La propuesta, aunque rara, tiene una base científica. Según investigadores de la universidad de Reims Champagne-Ardenne (Francia), salir a correr unos 15 minutos al día mejora la capacidad de atención, concentración y estado de ánimo. El estudio, publicado en la revista Acta Psychologica, demostraba que el ejercicio ligero y moderado estimulaba más las funciones cognitivas que la relajación y la meditación durante la misma cantidad de tiempo.

¿Por qué? Parece ser que el movimiento nos hace sentirnos más vigorosos, con más energía. O en las propias palabras de los psicólogos que realizaron el estudio, «un breve periodo de ejercicio de intensidad moderada puede mejorar la eficacia de ciertos procesos cognitivos a través del aumento de la sensación de energía».

Estos investigadores sometieron a 101 estudiantes de la universidad a una evaluación de los estados mentales muy común, desarrollada en 1992, llamada Subescala Vigor-Actividad del Perfil de los Estados de Ánimo (VA). Y a otra prueba cognitiva, dividida a su vez en dos partes, que mide las capacidades de procesamiento (prueba de Trail, TMT por sus siglas en inglés). Después se dividió a los estudiantes aleatoriamente en dos grupos. A uno se le hizo correr durante 15 minutos en un circuito de unos dos kilómetros y medio alrededor del campus. El otro permaneció en el aula realizando una actividad de relajación también de 15 minutos. Al finalizar ambos ejercicios, los estudiantes volvieron a hacer la prueba cognitiva y la evaluación del estado de ánimo del principio.

Los resultados en las pruebas cognitivas, así como el estado de ánimo y energía, fueron significativamente mejores en quienes habían corrido que en quienes habían realizado el ejercicio de relajación. A pesar de que no se ha investigado demasiado sobre la relación entre energía, estado de ánimo y cognición, los resultados del estudio sí parecían demostrar que esta existe y que lo que causaba una mejora en la cognición después del ejercicio podría ser precisamente ese aumento en la energía que sintieron los estudiantes.

«El principal hallazgo fue que el ejercicio aeróbico mejoró la velocidad perceptiva y el control de la atención visual a través del aumento de las sensaciones de vigor-energía autorreportadas», concluía el estudio. Lo que no esperaban encontrar los investigadores es que la relajación disminuyera la energía y el estado de ánimo de manera tan sensible.

Así que, si la cabeza no te da para más y te sientes de bajón, levanta de la silla y date una carrerita alrededor de la manzana. Si el estudio no estuviera en lo cierto, al menos habrás quemado calorías.

Llevas horas sentada en la silla frente al ordenador. El plazo se agota, debes entregar una propuesta ganadora que consiga que el cliente te escoja a ti y no a otros para su campaña. Pero por más que le das vueltas al asunto no se te ocurre nada rompedor. ¿Qué puedes hacer? Levántate y sal a correr, aunque no sea más que uno o dos kilómetros.

La propuesta, aunque rara, tiene una base científica. Según investigadores de la universidad de Reims Champagne-Ardenne (Francia), salir a correr unos 15 minutos al día mejora la capacidad de atención, concentración y estado de ánimo. El estudio, publicado en la revista Acta Psychologica, demostraba que el ejercicio ligero y moderado estimulaba más las funciones cognitivas que la relajación y la meditación durante la misma cantidad de tiempo.

¿Por qué? Parece ser que el movimiento nos hace sentirnos más vigorosos, con más energía. O en las propias palabras de los psicólogos que realizaron el estudio, «un breve periodo de ejercicio de intensidad moderada puede mejorar la eficacia de ciertos procesos cognitivos a través del aumento de la sensación de energía».

Estos investigadores sometieron a 101 estudiantes de la universidad a una evaluación de los estados mentales muy común, desarrollada en 1992, llamada Subescala Vigor-Actividad del Perfil de los Estados de Ánimo (VA). Y a otra prueba cognitiva, dividida a su vez en dos partes, que mide las capacidades de procesamiento (prueba de Trail, TMT por sus siglas en inglés). Después se dividió a los estudiantes aleatoriamente en dos grupos. A uno se le hizo correr durante 15 minutos en un circuito de unos dos kilómetros y medio alrededor del campus. El otro permaneció en el aula realizando una actividad de relajación también de 15 minutos. Al finalizar ambos ejercicios, los estudiantes volvieron a hacer la prueba cognitiva y la evaluación del estado de ánimo del principio.

Los resultados en las pruebas cognitivas, así como el estado de ánimo y energía, fueron significativamente mejores en quienes habían corrido que en quienes habían realizado el ejercicio de relajación. A pesar de que no se ha investigado demasiado sobre la relación entre energía, estado de ánimo y cognición, los resultados del estudio sí parecían demostrar que esta existe y que lo que causaba una mejora en la cognición después del ejercicio podría ser precisamente ese aumento en la energía que sintieron los estudiantes.

«El principal hallazgo fue que el ejercicio aeróbico mejoró la velocidad perceptiva y el control de la atención visual a través del aumento de las sensaciones de vigor-energía autorreportadas», concluía el estudio. Lo que no esperaban encontrar los investigadores es que la relajación disminuyera la energía y el estado de ánimo de manera tan sensible.

Así que, si la cabeza no te da para más y te sientes de bajón, levanta de la silla y date una carrerita alrededor de la manzana. Si el estudio no estuviera en lo cierto, al menos habrás quemado calorías.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La Mona Lisa está «inequívocamente feliz»
Cuando la ciencia y la tecnología eran cosa de mujeres
Si bebes en grupo, te sientes menos borracho de lo que estás
¿Nos hicieron la cara a hostias?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies