22 de mayo 2020    /   CREATIVIDAD
por
 

Salva lo público, el manifiesto de un grupo de artistas en defensa del bien común

22 de mayo 2020    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Cuando despertamos, el virus estaba ahí y nuestro único escudo para protegernos y luchar contra él ha sido la sanidad pública. Parece que hemos entendido, a golpe de miedo y contagio, que sin un servicio básico como este no podríamos vencerlo. Ahora toca seguir defendiéndolo. No solo la sanidad pública, también la educación, las políticas sociales, la renta básica universal, los servicios sociales…

Eso es lo que piensan, al menos, los impulsores de Salva lo público, un movimiento y plataforma organizados por artistas de campos como la pintura, la fotografía y otras artes plásticas que nació en Madrid y que ahora se ha extendido a casi toda España.

Salva lo público
‘La espera’. Elena Goñi
Sin título. Mónica Alberola

«No creemos que sea el arte la fuerza impulsora para salvar lo público. Eso requiere de muchísimas energías y muchísimas fuerzas de toda la sociedad», comenta el pintor y cineasta Carlos García-Alix, uno de los organizadores de esta iniciativa. «Nosotros lo que podemos hacer básicamente es ser un altavoz, contribuir a apoyar estas causas, a defenderlas, a impulsarlas, a ayudar en lo que nosotros podamos».

Salva lo público quiere constituirse como un espacio de debate, de reflexión y de discusión. ¿Cuál es la relación que se establece entre la cultura, el arte y lo público? ¿Qué tipo de relación queremos? ¿Por dónde va? Por eso aspiran a convertirse en un catalizador de esas líneas de pensamiento. «Si no hacemos nosotros esa reflexión, una vez más la harán por nosotros y no puede ser. Nos toca hacerla a nosotros».

‘Sanidad pública’. Enrique Flores

El proyecto nació cuando algunos médicos recurrieron a estos artistas para que colaboraran con sus trabajos en distintas webs de fundaciones de la sanidad pública. Por eso un gran número de las creatividades que hay colgadas en la web de la plataforma hacen alusión a esta defensa.

Pero García-Alix y sus compañeros, que han pasado de los seis o siete que firmaron originalmente el manifiesto a los 240 de hoy, entendían que su defensa debía extenderse también a otros campos de lo público.

El pintor piensa fundamentalmente en la escuela y la universidad. «Yo, personalmente, creo que la gran inversión hay que hacerla en educación. La cultura se construye desde la educación», asegura con rotundidad.

Salva lo público
‘Por la sanidad pública’. Ana Musma
Salva lo público
‘Viva la sanidad pública’. Carlos García-Alix

No solo eso. También apuestan por plantear que «el arte necesita de un poder público fuerte, de un poder colectivo público fuerte. Que no podemos seguir, simplemente, en manos de lo que llamamos el mercado del arte y de intereses de sector más privados», matiza el pintor y cineasta. «Pero Salva lo público no quiere configurarse como una plataforma sectorial», sino llamar la atención sobre el deterioro de una serie de servicios estatales que se han visto mermados por años de políticas neoliberales. «Nos gustaría subir por encima de un interés sectorial y llamar la atención de algo que nos concierne a todos».

Sin título. Marcelo Fuentes
‘Ancla’. Mariana Laín

Carlos García-Alix insiste en desvincular la plataforma del carácter gregario que siempre ha mostrado el gremio de los artistas. No está de acuerdo con esas reivindicaciones surgidas de destacadas figuras de la cultura pidiendo ayudas económicas para su sector. En su opinión, hay que dejar aparte el «ombliguismo» y el «qué hay de lo mío» y «colocarse en una posición más generosa, en una posición más de vanguardia social».

Sin título. Sara Ferrer

«Por eso alzamos la voz con todos los medios que tenemos a nuestro alcance: con la web, con dibujos… Hacemos también proyecciones por la noche sobre fachadas, pegamos carteles por la calle, colocamos pancartas… Realmente es una labor de agitación, poco más, pero creo que es eficaz», concluye García-Alix. «Creo que llega, que da calor. Algo se está moviendo. Porque si lo que va a aparecer de la cultura y del arte es otra vez “qué hay de lo mío”, “queremos dinero para…”, a mí me parece indecente».

Hugo González Aroca
Óscar Mariné
Salva lo público
Enric Bardera

El movimiento Salva lo público busca, además, consolidarse, no quedarse solo en el plano virtual. Alejado de cualquier motivación económica (los artistas que firman el manifiesto ceden sus obras altruistamente), ha visto cómo otros movimientos de países europeos como Francia o Portugal se han interesado por ellos. «También queremos conocer exactamente cuál es el debate no solamente en España, sino en Europa. Qué se está diciendo, qué se está planteando, cómo lo están afrontando desde distintos puntos».

‘Autorretrato con corona’. Alberto García-Alix

La plataforma está en marcha desde marzo, cuando de decretó el estado de alarma en España. Sus impulsores agradecen el impulso que ha dado al movimiento contar con el apoyo de destacados artistas como Alberto García-Alix, Óscar Mariné, Chema Madoz y Alejandro Castellote. «No comercializamos las creatividades, no hemos querido relacionarlo con ningún aspecto comercial», puntualiza Carlos García-Alix.

‘Defiende lo público, nos protege a todos’. Gaspar García
Salva lo público
‘Educación pública y gratuita’. Mireia Sentís

«Lo que sí queremos, y vamos a trabajar por ello, es exponer las obras en una institución pública y sin ánimo de lucro. Estamos hablando con algunas instituciones como el Instituto Cervantes; creemos que podría ser una buena plataforma para presentar la exposición de los trabajos de Salva lo público. El Cervantes de Bruselas nos ha dedicado dos semanas. El Cervantes de Tánger también nos ha dado un gran apoyo».

‘Refugio Sanidad Pública’. Roberto Mollá

Entre los planes de futuro de Salva lo público está también la publicación de un catálogo donde se recojan todas las obras de esa posible exposición. «Pero siempre desde el ámbito de lo público y sin ningún ánimo de lucro», comenta García-Alix. Y concluye: «Creo que en toda Europa hay un paso atrás de las políticas neoliberales, que en una desgracia tan tremenda como la que vivimos, con tantos miles de muertos, han demostrado que no es que fueran injustas, es que han sido criminales. Por tanto, la conciencia de lo público se abre camino, se tiene que abrir camino».

Cuando despertamos, el virus estaba ahí y nuestro único escudo para protegernos y luchar contra él ha sido la sanidad pública. Parece que hemos entendido, a golpe de miedo y contagio, que sin un servicio básico como este no podríamos vencerlo. Ahora toca seguir defendiéndolo. No solo la sanidad pública, también la educación, las políticas sociales, la renta básica universal, los servicios sociales…

Eso es lo que piensan, al menos, los impulsores de Salva lo público, un movimiento y plataforma organizados por artistas de campos como la pintura, la fotografía y otras artes plásticas que nació en Madrid y que ahora se ha extendido a casi toda España.

Salva lo público
‘La espera’. Elena Goñi
Sin título. Mónica Alberola

«No creemos que sea el arte la fuerza impulsora para salvar lo público. Eso requiere de muchísimas energías y muchísimas fuerzas de toda la sociedad», comenta el pintor y cineasta Carlos García-Alix, uno de los organizadores de esta iniciativa. «Nosotros lo que podemos hacer básicamente es ser un altavoz, contribuir a apoyar estas causas, a defenderlas, a impulsarlas, a ayudar en lo que nosotros podamos».

Salva lo público quiere constituirse como un espacio de debate, de reflexión y de discusión. ¿Cuál es la relación que se establece entre la cultura, el arte y lo público? ¿Qué tipo de relación queremos? ¿Por dónde va? Por eso aspiran a convertirse en un catalizador de esas líneas de pensamiento. «Si no hacemos nosotros esa reflexión, una vez más la harán por nosotros y no puede ser. Nos toca hacerla a nosotros».

‘Sanidad pública’. Enrique Flores

El proyecto nació cuando algunos médicos recurrieron a estos artistas para que colaboraran con sus trabajos en distintas webs de fundaciones de la sanidad pública. Por eso un gran número de las creatividades que hay colgadas en la web de la plataforma hacen alusión a esta defensa.

Pero García-Alix y sus compañeros, que han pasado de los seis o siete que firmaron originalmente el manifiesto a los 240 de hoy, entendían que su defensa debía extenderse también a otros campos de lo público.

El pintor piensa fundamentalmente en la escuela y la universidad. «Yo, personalmente, creo que la gran inversión hay que hacerla en educación. La cultura se construye desde la educación», asegura con rotundidad.

Salva lo público
‘Por la sanidad pública’. Ana Musma
Salva lo público
‘Viva la sanidad pública’. Carlos García-Alix

No solo eso. También apuestan por plantear que «el arte necesita de un poder público fuerte, de un poder colectivo público fuerte. Que no podemos seguir, simplemente, en manos de lo que llamamos el mercado del arte y de intereses de sector más privados», matiza el pintor y cineasta. «Pero Salva lo público no quiere configurarse como una plataforma sectorial», sino llamar la atención sobre el deterioro de una serie de servicios estatales que se han visto mermados por años de políticas neoliberales. «Nos gustaría subir por encima de un interés sectorial y llamar la atención de algo que nos concierne a todos».

Sin título. Marcelo Fuentes
‘Ancla’. Mariana Laín

Carlos García-Alix insiste en desvincular la plataforma del carácter gregario que siempre ha mostrado el gremio de los artistas. No está de acuerdo con esas reivindicaciones surgidas de destacadas figuras de la cultura pidiendo ayudas económicas para su sector. En su opinión, hay que dejar aparte el «ombliguismo» y el «qué hay de lo mío» y «colocarse en una posición más generosa, en una posición más de vanguardia social».

Sin título. Sara Ferrer

«Por eso alzamos la voz con todos los medios que tenemos a nuestro alcance: con la web, con dibujos… Hacemos también proyecciones por la noche sobre fachadas, pegamos carteles por la calle, colocamos pancartas… Realmente es una labor de agitación, poco más, pero creo que es eficaz», concluye García-Alix. «Creo que llega, que da calor. Algo se está moviendo. Porque si lo que va a aparecer de la cultura y del arte es otra vez “qué hay de lo mío”, “queremos dinero para…”, a mí me parece indecente».

Hugo González Aroca
Óscar Mariné
Salva lo público
Enric Bardera

El movimiento Salva lo público busca, además, consolidarse, no quedarse solo en el plano virtual. Alejado de cualquier motivación económica (los artistas que firman el manifiesto ceden sus obras altruistamente), ha visto cómo otros movimientos de países europeos como Francia o Portugal se han interesado por ellos. «También queremos conocer exactamente cuál es el debate no solamente en España, sino en Europa. Qué se está diciendo, qué se está planteando, cómo lo están afrontando desde distintos puntos».

‘Autorretrato con corona’. Alberto García-Alix

La plataforma está en marcha desde marzo, cuando de decretó el estado de alarma en España. Sus impulsores agradecen el impulso que ha dado al movimiento contar con el apoyo de destacados artistas como Alberto García-Alix, Óscar Mariné, Chema Madoz y Alejandro Castellote. «No comercializamos las creatividades, no hemos querido relacionarlo con ningún aspecto comercial», puntualiza Carlos García-Alix.

‘Defiende lo público, nos protege a todos’. Gaspar García
Salva lo público
‘Educación pública y gratuita’. Mireia Sentís

«Lo que sí queremos, y vamos a trabajar por ello, es exponer las obras en una institución pública y sin ánimo de lucro. Estamos hablando con algunas instituciones como el Instituto Cervantes; creemos que podría ser una buena plataforma para presentar la exposición de los trabajos de Salva lo público. El Cervantes de Bruselas nos ha dedicado dos semanas. El Cervantes de Tánger también nos ha dado un gran apoyo».

‘Refugio Sanidad Pública’. Roberto Mollá

Entre los planes de futuro de Salva lo público está también la publicación de un catálogo donde se recojan todas las obras de esa posible exposición. «Pero siempre desde el ámbito de lo público y sin ningún ánimo de lucro», comenta García-Alix. Y concluye: «Creo que en toda Europa hay un paso atrás de las políticas neoliberales, que en una desgracia tan tremenda como la que vivimos, con tantos miles de muertos, han demostrado que no es que fueran injustas, es que han sido criminales. Por tanto, la conciencia de lo público se abre camino, se tiene que abrir camino».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Palabras descafeinadas: un diccionario silábico para definir un mundo propio
En el espacio también hay tótems
Este sí que es un artista del underground
Los científicos más grandes de la Historia en ilustraciones de Simon Bent
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • No confundamos lo «público» con lo «universal»… porque entonces estaremos diciendo que unos quieren que otros trabajen gratis para ellos. Al final… todo esto se reduce a saber realmente quien vá a pagar la factura. Y aunque aprecie el arte de muchos de ellos, prefiero que cada uno se pague lo suyo; a menos que estén dispuestos a donar «gratis» la mitad de su obra para sufragar lo que piden.

  • Buenos días, quisiera saber si puedo participar en la exposición «Salva lo público» y cómo debo hacerlo, muchas gracias

  • La salud y la educación pública es un derecho! Salvemos lo publicó, es de todos. No a la privatización del sistema de salud y educación!

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad