Publicado: 05 de marzo 2019 04:00  | Actualizado: 23 de mayo 2019 11:29    /   BUSINESS
por
Ilustración  Samu Coronado

La portada de Yorokobu que corta lonchas de mortadela

El ilustrador Samu Coronado es el autor de la cubierta de la revista Yorokobu de marzo

Publicado: 05 de marzo 2019 04:00  | Actualizado: 23 de mayo 2019 11:29    /   BUSINESS     por        Ilustración  Samu Coronado
Compártelo twitter facebook whatsapp
samu coronado

Tiene un efecto hipnótico.
El carnicero pela la tripa de la mortadela.
La acerca a la máquina.
La aprieta contra la cuchilla.
¡Tzzzzzn!
Cae una loncha.
¡Tzzzzzn!
Otra.
¡Tzzzzzn!
Otra.

samu coronado

No puedes dejar de mirar.
De escuchar.
El espesor de las lonchas.
El blanco dálmata en el rosa mortadela.

Samu Coronado paseó por mercados, miró cortadoras, observó loncheados.
Buscó en internet y, después de ver mil máquinas, inventó la que muestra esta portada de la revista Yorokobu dedicada a las tripas.

«Creé mi propia máquina», dice el ilustrador y director de arte Samu Coronado. «Luego hice el lettering. Busqué las letras en la forma y las piezas de la máquina».

Tiene un efecto hipnótico.
El carnicero pela la tripa de la mortadela.
La acerca a la máquina.
La aprieta contra la cuchilla.
¡Tzzzzzn!
Cae una loncha.
¡Tzzzzzn!
Otra.
¡Tzzzzzn!
Otra.

samu coronado

No puedes dejar de mirar.
De escuchar.
El espesor de las lonchas.
El blanco dálmata en el rosa mortadela.

Samu Coronado paseó por mercados, miró cortadoras, observó loncheados.
Buscó en internet y, después de ver mil máquinas, inventó la que muestra esta portada de la revista Yorokobu dedicada a las tripas.

«Creé mi propia máquina», dice el ilustrador y director de arte Samu Coronado. «Luego hice el lettering. Busqué las letras en la forma y las piezas de la máquina».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Pseudociencia, científicos mercenarios y mitologías alimentarias
‘Lovecraft gamer’: cómo descubrir el horror cósmico en tres partidas
Al Jazeera forma su propia cantera de periodistas ciudadanos
Europa, cada vez más cerca de implantar el Open Data que podría contrarrestar la ley de transparencia española
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp