fbpx
7 de agosto 2013    /   DIGITAL
por
 

Se busca compañero de piso, abstenerse guarros y psicóticos

7 de agosto 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Buscar a alguien para compartir piso puede ser una experiencia tétrica, cómica o patética. Nunca se sabe quién va a tocar a la puerta. ¿Un borracho, una maniática, un psicótico? Hartos de la incertidumbre, de las fiestas, de los platos sucios y de los extraños saliendo del baño, un grupo de jóvenes mexicanos inventó Dada Room, una plataforma virtual que ayuda a encontrar al compañero de piso ideal con el uso de redes sociales.

En una ciudad de 20.4 millones de habitantes como México DF podría parecer fácil encontrar a alguien con quien vivir, pero no lo es. “Seguimos dependiendo de un círculo muy restringido de amigos y conocidos para encontrar personas de confianza. Las opciones existentes eran muy pocas, o buscabas roomie en una web mal hecha, con formularios muy extensos y donde además de mandarte spam diario, te cobran, o lo posteabas en alguna de tus redes sociales para ver si algún amigo de tus amigos buscaba compañero”, explica Pamela una de los cuatro fundadores de esta plataforma.

1016906_669667206380450_98771264_n

Los cuatro colegas –un arquitectos, un diseñador, un publicista y un experto en tecnología— pensaron qué con Internet se podía llegar a una nueva escala en este tipo de búsquedas, conectar gente que no se conoce pero que tiene afinidad y que pueden “experimentar grandes momentos al vivir juntos”. La búsqueda no tiene porqué ser tortuosa. Así como Couchsurfing y Airbnb cambiaron la forma de viajar, Dada Room, apoyada por la incubadora de Telefónica, Wayra, pretende cambiar la forma de vivir con alguien.

La idea es simple: Registrarse a través de Facebook, publicar un anuncio, revisar a los candidatos y sus comentarios y elegir al mejor compañero. Cada publicación tiene unos 13 interesados de promedio. El proyecto surgió a finales de 2012 y desde entonces, ha tenido más de 40.000 visitas, la mayor parte del DF y el área metropolitana. Con una inversión mínima en marketing, se han publicado más de 1.500 habitaciones, intercambiado unos 20.000 mensajes y hasta hoy, no se ha tenido un solo caso de spam o estafa según los fundadores del site.

164219_673105299369974_219330808_n

Hasta la creación de Dada Room, la forma más común de conseguir compañero de piso era a través de los anuncios colgados en las cafeterías, universidades o lavanderías. Luego llegaron las redes sociales y algunas páginas web como compartodepa.com.mx o www.easypiso.com en España. Sin embargo, este tipo de web suele cobrar para registrarse e implica una serie de formularios que dificultan la búsqueda.

Paralelo a Dada Room, lanzaron hace un par de meses Dada Pet, un mercado de confianza para dueños y profesionales de las mascotas, donde intercambian todo tipo de accesorios y tips a para sus mascotas.

44639_684126664934504_1303015051_n

1016857_242359392555596_1845491529_n

Buscar a alguien para compartir piso puede ser una experiencia tétrica, cómica o patética. Nunca se sabe quién va a tocar a la puerta. ¿Un borracho, una maniática, un psicótico? Hartos de la incertidumbre, de las fiestas, de los platos sucios y de los extraños saliendo del baño, un grupo de jóvenes mexicanos inventó Dada Room, una plataforma virtual que ayuda a encontrar al compañero de piso ideal con el uso de redes sociales.

En una ciudad de 20.4 millones de habitantes como México DF podría parecer fácil encontrar a alguien con quien vivir, pero no lo es. “Seguimos dependiendo de un círculo muy restringido de amigos y conocidos para encontrar personas de confianza. Las opciones existentes eran muy pocas, o buscabas roomie en una web mal hecha, con formularios muy extensos y donde además de mandarte spam diario, te cobran, o lo posteabas en alguna de tus redes sociales para ver si algún amigo de tus amigos buscaba compañero”, explica Pamela una de los cuatro fundadores de esta plataforma.

1016906_669667206380450_98771264_n

Los cuatro colegas –un arquitectos, un diseñador, un publicista y un experto en tecnología— pensaron qué con Internet se podía llegar a una nueva escala en este tipo de búsquedas, conectar gente que no se conoce pero que tiene afinidad y que pueden “experimentar grandes momentos al vivir juntos”. La búsqueda no tiene porqué ser tortuosa. Así como Couchsurfing y Airbnb cambiaron la forma de viajar, Dada Room, apoyada por la incubadora de Telefónica, Wayra, pretende cambiar la forma de vivir con alguien.

La idea es simple: Registrarse a través de Facebook, publicar un anuncio, revisar a los candidatos y sus comentarios y elegir al mejor compañero. Cada publicación tiene unos 13 interesados de promedio. El proyecto surgió a finales de 2012 y desde entonces, ha tenido más de 40.000 visitas, la mayor parte del DF y el área metropolitana. Con una inversión mínima en marketing, se han publicado más de 1.500 habitaciones, intercambiado unos 20.000 mensajes y hasta hoy, no se ha tenido un solo caso de spam o estafa según los fundadores del site.

164219_673105299369974_219330808_n

Hasta la creación de Dada Room, la forma más común de conseguir compañero de piso era a través de los anuncios colgados en las cafeterías, universidades o lavanderías. Luego llegaron las redes sociales y algunas páginas web como compartodepa.com.mx o www.easypiso.com en España. Sin embargo, este tipo de web suele cobrar para registrarse e implica una serie de formularios que dificultan la búsqueda.

Paralelo a Dada Room, lanzaron hace un par de meses Dada Pet, un mercado de confianza para dueños y profesionales de las mascotas, donde intercambian todo tipo de accesorios y tips a para sus mascotas.

44639_684126664934504_1303015051_n

1016857_242359392555596_1845491529_n

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Eres popular en Facebook? Quizá sea mejor que no lo sepas
Los GIF dramáticos de Gaspar Adrián Aguirre
Un informático logra entrar en Google desde un cajero
Los adolescentes marcan tendencia… y han decidido que lo próximo es hacer playbacks de Camila Cabello
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Sería otro buen ejercicio periodístico revisar los artículos antes de enviarlos; ya no digo gramatical o semánticamente, nooooo, eso nos convertiría en periodistas profesionales; no, me refiero al menos a pasar un corrector ortográfico automático, aunque sea. Ya empiezan a molestar semejantes atropellos en una página web que se supone se rige por unos criterios de calidad…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *