fbpx
31 de mayo 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Seis inventos que estaban llamados a cambiarnos la vida (y como que no)

31 de mayo 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

A finales de 2004 la prensa mundial estaba en vilo esperando la presentación de un vehículo que “iba a revolucionar el modo en que nos movemos por las ciudades”. El “revolucionario vehículo” no era más que un aparatoso patinete con el nombre de Segway que, una década después, solo utilizan los empleados de los aeropuertos, guardias de seguridad y turistas en las aceras de algunas ciudades.
La mercadotecnia nos sigue prometiendo un futuro  en el que no tendremos que andar y disfrutaremos sumergiéndonos en envolventes mundos virtuales. Solo que eso nunca sucedió y estos avances que prometían cambiar el mundo se quedaron en… carne de cañón para artículos como este.

Segway

¿Qué era? Un patín motorizado que incluía sensores para evitar colisiones. Pensado para circular cómodamente por la ciudad, tuvo sus cinco minutos de popularidad a mediados de la década pasada. Incluso llegó a pensarse en su uso para la policía (hay cuerpos que lo usan, de hecho).
1segpolice
Lo que se dijo en su día: «El Segway, un patinete que intuye el camino y según su creador, borrará los coches del paisaje urbano» (ABC, 01/12/04)
Lo que ha pasado: Su creador, el señor Dean Kamen, no tuvo en cuenta factores como el precio, el tamaño del cacharro y la vergüenza: hoy en día solo se ven en uso en aeropuertos o en visitas turísticas.
Bonus: La semana pasada, Jon Doerr, uno de los inversores que ayudaron a lanzar Segway y que en 2004 anunció a la prensa que sería la empresa que más rapidamente llegaría a facturar 1.000 millones de dólares en la historia, matizó sus palabras. Doerr declaró en una entrevista con Pando Daily que esa afirmación se produjo tras estar a punto de firmar un acuerdo con el servicio de correos de Estados Unidos para equipar al 20% de sus carteros con una segway y que al final no se llevó acabo. «La próxima vez, mejor no hablar hasta tener las cosas firmadas», dijo el financiero.
carnavales mujeres y second life 2

Second Life

¿Qué era? ¿Y tú, aún no tienes tu avatar en Second Life? Te estás perdiendo un mundo fascinante, en el que caminas con tu avatar por un metaverso e interactúas con otros avatares e incluso, con suerte, puedes tragarte un mitin de Gaspar Llamazares. Durante meses, la prensa le dedicó portadas. Las marcas crearon edificios y espacios en su interior, algunos gobiernos abrieron embajadas y emprendedores avispados ganaron mucho dinero comprando y vendiendo trozos de tierra en el universo virtual.
Lo que se dijo en su día: «La creciente adopción de la banda ancha y los procesadores potentes hacen posible crear un mundo 3D virtual similar al metaverso de la novela Snow Crash”, explicaba Wired en su Guía a Second Life en 2006.
Lo que ha pasado: Ancho de banda a patadas, pero lo que se estila en 2013 es Twitter, con sus escasísimos 140 caracteres. ¿Quién quiere un avatar de torpes movimientos pudiendo disparar #hastags a discreción? Second Life sigue funcionando con alrededor de 600.000 usuarios activos, según el bloguero experto en la plataforma Wagner James Au, muy lejos de sus pretensiones iniciales.
telepick

La televisión interactiva

¿Qué era? Una nueva manera de interactuar con la TV y que respondiera a nuestras solicitudes de información. Podríamos incluir en esta categoría servicios como el Teletexto, y también, inventos como el Telepick, que prometía tener mil y una aplicaciones: concursar desde casa, imprimir recetas… ¡La repanocha!
Lo que se dijo en su día: «Vive la televisión interactiva con Telepick. Usted podrá comunicarse con el televisor e intervenir en lo que ocurre en la pantalla».
Lo que ha pasado: El invento no cuajó ni aquí ni en ningún país del mundo. Lo más parecido a la TV interactiva llegó con los SMS que enviaba el respetable para insultar a los invitados de Crónicas Marcianas.
abbelts2

Masajes electrónicos

¿Qué eran? Unos aparatos que estimulaban músculos enviando descargas eléctricas de bajo voltaje, en teoría, para rehabilitar el músculo.
Lo que se dijo en su día: «Los estimuladores electrónicos de músculos son una gran manera de promover la curación, de tonificar y fortalecer tus músculos» (Amy Nutt, eZines ).
Lo que ha pasado: Muchos siguen dudando de los beneficios reales de este procedimiento, así que nunca ha terminado de ser un tratamiento habitual. Los equipos caseros acabaron en la teletienda como métodos milagrosos para adelgazar.
avatar5

El cine en 3D

¿Qué era?: Aunque en los 50 y 70 hubo sendas modas del cine 3D, allá por 2009 se perfeccionó el 3D digital, mucho más nítido e inmersivo que el clásico sistema anaglífico. El éxito de Avatar y el entusiasmo de algunos medios y profesionales hacían presagiar que el cine de la próxima década se vería en 3D o no se vería.
Lo que se dijo en su día: «Creo que en cuestión de 5 años tendremos casi exclusivamente cines en 3D», James Cameron al Sydney Morning Herald, en 2010.
Lo que ha pasado: El público no está dispuesto a pagar el coste extra que conlleva este tipo de producciones con tantos títulos mediocres adaptados a esta tecnología. Las escasas ventas de televisiones en 3D sugieren que esta tecnología no será habitual en nuestros salones durante los próximos años.
hovercrafdt

El hovercraft

¿Qué era? Un vehículo anfibio, capaz de surcar los mares a gran velocidad sobre un enorme colchón de aire y un potente ventilador.
Lo que se dijo en su día: Estaba llamado a ser el transporte marítimo del futuro. En las enciclopedias infantiles de los 60, el hovercraft unía las orillas de los mares a velocidad supersónica.
Lo que ha pasado: La edad de oro del hovercraft fueron los años 60, antes del estallido de la crisis energética de 1973 que supuso una losa para estos vehículos, que alcanzaban una gran velocidad pero a un precio excesivo para llenar sus sedientos depósitos de prohibitiva gasolina. Actualmente se siguen utilizando para misiones de rescate y misiones militares. El Hovercraft Museum en el condado de Hampshire (Reino Unido) cuenta con una colección de más de un centenar de estos barcos.
hover-zubr1
Con información de FutureTech y ABC. Imágenes de En Abierto.

Ingenios, descubrimientos, azares:
Siete inventos de las películas que casi están entre nosotros
El Museo de los Productos Fracasados
Diez inventos directamente inspirados en la ciencia-ficción

A finales de 2004 la prensa mundial estaba en vilo esperando la presentación de un vehículo que “iba a revolucionar el modo en que nos movemos por las ciudades”. El “revolucionario vehículo” no era más que un aparatoso patinete con el nombre de Segway que, una década después, solo utilizan los empleados de los aeropuertos, guardias de seguridad y turistas en las aceras de algunas ciudades.
La mercadotecnia nos sigue prometiendo un futuro  en el que no tendremos que andar y disfrutaremos sumergiéndonos en envolventes mundos virtuales. Solo que eso nunca sucedió y estos avances que prometían cambiar el mundo se quedaron en… carne de cañón para artículos como este.

Segway

¿Qué era? Un patín motorizado que incluía sensores para evitar colisiones. Pensado para circular cómodamente por la ciudad, tuvo sus cinco minutos de popularidad a mediados de la década pasada. Incluso llegó a pensarse en su uso para la policía (hay cuerpos que lo usan, de hecho).
1segpolice
Lo que se dijo en su día: «El Segway, un patinete que intuye el camino y según su creador, borrará los coches del paisaje urbano» (ABC, 01/12/04)
Lo que ha pasado: Su creador, el señor Dean Kamen, no tuvo en cuenta factores como el precio, el tamaño del cacharro y la vergüenza: hoy en día solo se ven en uso en aeropuertos o en visitas turísticas.
Bonus: La semana pasada, Jon Doerr, uno de los inversores que ayudaron a lanzar Segway y que en 2004 anunció a la prensa que sería la empresa que más rapidamente llegaría a facturar 1.000 millones de dólares en la historia, matizó sus palabras. Doerr declaró en una entrevista con Pando Daily que esa afirmación se produjo tras estar a punto de firmar un acuerdo con el servicio de correos de Estados Unidos para equipar al 20% de sus carteros con una segway y que al final no se llevó acabo. «La próxima vez, mejor no hablar hasta tener las cosas firmadas», dijo el financiero.
carnavales mujeres y second life 2

Second Life

¿Qué era? ¿Y tú, aún no tienes tu avatar en Second Life? Te estás perdiendo un mundo fascinante, en el que caminas con tu avatar por un metaverso e interactúas con otros avatares e incluso, con suerte, puedes tragarte un mitin de Gaspar Llamazares. Durante meses, la prensa le dedicó portadas. Las marcas crearon edificios y espacios en su interior, algunos gobiernos abrieron embajadas y emprendedores avispados ganaron mucho dinero comprando y vendiendo trozos de tierra en el universo virtual.
Lo que se dijo en su día: «La creciente adopción de la banda ancha y los procesadores potentes hacen posible crear un mundo 3D virtual similar al metaverso de la novela Snow Crash”, explicaba Wired en su Guía a Second Life en 2006.
Lo que ha pasado: Ancho de banda a patadas, pero lo que se estila en 2013 es Twitter, con sus escasísimos 140 caracteres. ¿Quién quiere un avatar de torpes movimientos pudiendo disparar #hastags a discreción? Second Life sigue funcionando con alrededor de 600.000 usuarios activos, según el bloguero experto en la plataforma Wagner James Au, muy lejos de sus pretensiones iniciales.
telepick

La televisión interactiva

¿Qué era? Una nueva manera de interactuar con la TV y que respondiera a nuestras solicitudes de información. Podríamos incluir en esta categoría servicios como el Teletexto, y también, inventos como el Telepick, que prometía tener mil y una aplicaciones: concursar desde casa, imprimir recetas… ¡La repanocha!
Lo que se dijo en su día: «Vive la televisión interactiva con Telepick. Usted podrá comunicarse con el televisor e intervenir en lo que ocurre en la pantalla».
Lo que ha pasado: El invento no cuajó ni aquí ni en ningún país del mundo. Lo más parecido a la TV interactiva llegó con los SMS que enviaba el respetable para insultar a los invitados de Crónicas Marcianas.
abbelts2

Masajes electrónicos

¿Qué eran? Unos aparatos que estimulaban músculos enviando descargas eléctricas de bajo voltaje, en teoría, para rehabilitar el músculo.
Lo que se dijo en su día: «Los estimuladores electrónicos de músculos son una gran manera de promover la curación, de tonificar y fortalecer tus músculos» (Amy Nutt, eZines ).
Lo que ha pasado: Muchos siguen dudando de los beneficios reales de este procedimiento, así que nunca ha terminado de ser un tratamiento habitual. Los equipos caseros acabaron en la teletienda como métodos milagrosos para adelgazar.
avatar5

El cine en 3D

¿Qué era?: Aunque en los 50 y 70 hubo sendas modas del cine 3D, allá por 2009 se perfeccionó el 3D digital, mucho más nítido e inmersivo que el clásico sistema anaglífico. El éxito de Avatar y el entusiasmo de algunos medios y profesionales hacían presagiar que el cine de la próxima década se vería en 3D o no se vería.
Lo que se dijo en su día: «Creo que en cuestión de 5 años tendremos casi exclusivamente cines en 3D», James Cameron al Sydney Morning Herald, en 2010.
Lo que ha pasado: El público no está dispuesto a pagar el coste extra que conlleva este tipo de producciones con tantos títulos mediocres adaptados a esta tecnología. Las escasas ventas de televisiones en 3D sugieren que esta tecnología no será habitual en nuestros salones durante los próximos años.
hovercrafdt

El hovercraft

¿Qué era? Un vehículo anfibio, capaz de surcar los mares a gran velocidad sobre un enorme colchón de aire y un potente ventilador.
Lo que se dijo en su día: Estaba llamado a ser el transporte marítimo del futuro. En las enciclopedias infantiles de los 60, el hovercraft unía las orillas de los mares a velocidad supersónica.
Lo que ha pasado: La edad de oro del hovercraft fueron los años 60, antes del estallido de la crisis energética de 1973 que supuso una losa para estos vehículos, que alcanzaban una gran velocidad pero a un precio excesivo para llenar sus sedientos depósitos de prohibitiva gasolina. Actualmente se siguen utilizando para misiones de rescate y misiones militares. El Hovercraft Museum en el condado de Hampshire (Reino Unido) cuenta con una colección de más de un centenar de estos barcos.
hover-zubr1
Con información de FutureTech y ABC. Imágenes de En Abierto.

Ingenios, descubrimientos, azares:
Siete inventos de las películas que casi están entre nosotros
El Museo de los Productos Fracasados
Diez inventos directamente inspirados en la ciencia-ficción

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cuántos ilustradores caben en Galicia?
Las galerías de arte que salen de casa
15 tendencias de diseño espantosas (que amamos)
La Craftería, un sitio de recreo para mentes creativas y manos inquietas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 11
  • Muy curioso el artículo, yo añadiría además en el apartado del 3D, que la gente no es que este muy dispuesta a que sea necesario unas gafas para dos personas mientras que las demás se te quedan mirando y que encima termines con dolor de cabeza o que como la tele es tan «barata» encima tengas que gastarte más dinero en gafas extra para ver las pelis de Bambi y sus amigos en 3D con tus hijos.
    Dónde estén aquellos aparatos personales de los 80 en los que metias un cículo con diapositivas, que se quite todo lo demás 😀

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *