fbpx
26 de enero 2015    /   CINE/TV
por
 

Serie de antología

26 de enero 2015    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Una serie de antología (anthology series) es una serie con una historia y personajes diferentes en cada capítulo o temporada. Un tipo de producción en alza.

En cualquier diccionario de español encontramos dos significados para ANTOLOGÍA:
1) Colección de piezas (libros, canciones, películas…)
2) Digno de ser destacado. De manera que podría escribirse —algún «gracioso» habrá—: Antología de goles de antología.
Si un guionista norteamericano dice que escribe una serie de antología no es prepotente. Expone que la serie desarrolla una historia y personajes diferentes en cada capítulo (La dimensión desconocida, Alfred Hitchcock presenta, Black Mirror, etc.) o temporada (American Horror Story, True detective, Fargo, etc.) Una serie de antología se relaciona con el segundo significado de la palabra ANTOLOGÍA. En este tipo de serie, aunque hay diferentes historias y personajes, los creadores desarrollan un género, y dentro de este mantienen un tono y una atmósfera.
LA PRIMERA SERIE DE ANTOLOGÍA MODERNA
American Horror Story (AHS) es la primera serie de antología moderna. Cada temporada se desarrolla en una época distinta, con nuevos escenarios, tramas y personajes:
1) La primera temporada, durante la crisis inmobiliaria, en una vieja casa y una familia corriente
2) La segunda temporada, en los años 60, entre los muros del manicomio Briarcliff.
3) La tercera temporada, en nuestros días, en un Nueva Orleans de brujería y vudú.
4) La cuarta temporada, en los 50, en un circo ambulante de fenómenos (que recuerdan a La parada de los monstruos).
VENTAJAS PARA CREADORES, PRODUCTORES Y ESPECTADORES
Esta forma de trabajar y crear ha inspirado otras series (unas producidas y otras por venir). Hay ventajas para los creadores, los productores y los espectadores.
LOS CREADORES no están obligados a estirar argumentos más allá de una temporada. Y con la concentración de las tramas se intenta evitar episodios de relleno. (La frase puede ser controvertida, pero vamos a quedarnos con las intenciones de los guionistas).
Las posibilidades argumentales son infinitas. Partiendo por ejemplo de un lugar como Fargo («un estado mental», según Noah Hawley, el creador de la serie), es posible generar cientos de argumentos.
LOS PRODUCTORES no amortizan los decorados de una temporada a otra, pero a cambio tienen dos ventajas:
1) Contar con actores de cine (Matthew McConaughey, Woody Harrelson, Billy Bob Thorton, etc.) que no quieren embarcarse en una serie pensada para varias temporadas.
2) La posibilidad de atraer al espectador en cualquier temporada. El espectador no necesita ver la primera temporada de AHS para embarcarse en la segunda. Además, vence las reticencias del espectador que no quiere engancharse a una serie con varias temporadas.
DICKENS, LA NOVELA EXPRESIONISTA Y EL GÉNERO PULP
La serie de antología está entre la novelización clásica —dickensiana— de las series del siglo XX (Hombre rico, hombre pobre, Norte y sur, Dallas, etc.) y la novelización expresionista —de cuadros, de momentos— del siglo XXI (Los Soprano, Mad Men, Treme, etc.) Por un lado, la serie de antología desarrolla un argumento (lo dickensiano) y por otro, muestra la intimidad y psicología del personaje (lo expresionista). Pero el desarrollo del personaje está limitado: está sujeto al argumento. Por ejemplo, una temporada de AHS, no funcionaría como una de Mad Men: los personajes sufren un argumento y la mayoría de las escenas están centradas en resolver problemas. Hay pocos momentos de intimidad. Por el contrario, la gracia de Mad Men está en ser testigo de la vida ordinaria de Don Draper. Por esto, Draper mirando al techo, con un largo silencio, es un momento impensable en AHS o Fargo.
True detective también es esclava de la trama. ¿Soportaríamos la rutina del absorbente y locuaz Rusty Cohle? True detective tiene un objetivo básico: atrapar al espectador con la resolución de un crimen. Y es que True detective —como otras series de antología— se alimenta de lo pulp: crímenes, misterios y personajes siniestros. Temas siempre excitantes. Por esto, las cadenas de cable desarrollan nuevos proyectos para los próximos años.
——————————
Más en diccionario seriéfilo:
Sistema de imágenes.
Fargo Banner

Una serie de antología (anthology series) es una serie con una historia y personajes diferentes en cada capítulo o temporada. Un tipo de producción en alza.

En cualquier diccionario de español encontramos dos significados para ANTOLOGÍA:
1) Colección de piezas (libros, canciones, películas…)
2) Digno de ser destacado. De manera que podría escribirse —algún «gracioso» habrá—: Antología de goles de antología.
Si un guionista norteamericano dice que escribe una serie de antología no es prepotente. Expone que la serie desarrolla una historia y personajes diferentes en cada capítulo (La dimensión desconocida, Alfred Hitchcock presenta, Black Mirror, etc.) o temporada (American Horror Story, True detective, Fargo, etc.) Una serie de antología se relaciona con el segundo significado de la palabra ANTOLOGÍA. En este tipo de serie, aunque hay diferentes historias y personajes, los creadores desarrollan un género, y dentro de este mantienen un tono y una atmósfera.
LA PRIMERA SERIE DE ANTOLOGÍA MODERNA
American Horror Story (AHS) es la primera serie de antología moderna. Cada temporada se desarrolla en una época distinta, con nuevos escenarios, tramas y personajes:
1) La primera temporada, durante la crisis inmobiliaria, en una vieja casa y una familia corriente
2) La segunda temporada, en los años 60, entre los muros del manicomio Briarcliff.
3) La tercera temporada, en nuestros días, en un Nueva Orleans de brujería y vudú.
4) La cuarta temporada, en los 50, en un circo ambulante de fenómenos (que recuerdan a La parada de los monstruos).
VENTAJAS PARA CREADORES, PRODUCTORES Y ESPECTADORES
Esta forma de trabajar y crear ha inspirado otras series (unas producidas y otras por venir). Hay ventajas para los creadores, los productores y los espectadores.
LOS CREADORES no están obligados a estirar argumentos más allá de una temporada. Y con la concentración de las tramas se intenta evitar episodios de relleno. (La frase puede ser controvertida, pero vamos a quedarnos con las intenciones de los guionistas).
Las posibilidades argumentales son infinitas. Partiendo por ejemplo de un lugar como Fargo («un estado mental», según Noah Hawley, el creador de la serie), es posible generar cientos de argumentos.
LOS PRODUCTORES no amortizan los decorados de una temporada a otra, pero a cambio tienen dos ventajas:
1) Contar con actores de cine (Matthew McConaughey, Woody Harrelson, Billy Bob Thorton, etc.) que no quieren embarcarse en una serie pensada para varias temporadas.
2) La posibilidad de atraer al espectador en cualquier temporada. El espectador no necesita ver la primera temporada de AHS para embarcarse en la segunda. Además, vence las reticencias del espectador que no quiere engancharse a una serie con varias temporadas.
DICKENS, LA NOVELA EXPRESIONISTA Y EL GÉNERO PULP
La serie de antología está entre la novelización clásica —dickensiana— de las series del siglo XX (Hombre rico, hombre pobre, Norte y sur, Dallas, etc.) y la novelización expresionista —de cuadros, de momentos— del siglo XXI (Los Soprano, Mad Men, Treme, etc.) Por un lado, la serie de antología desarrolla un argumento (lo dickensiano) y por otro, muestra la intimidad y psicología del personaje (lo expresionista). Pero el desarrollo del personaje está limitado: está sujeto al argumento. Por ejemplo, una temporada de AHS, no funcionaría como una de Mad Men: los personajes sufren un argumento y la mayoría de las escenas están centradas en resolver problemas. Hay pocos momentos de intimidad. Por el contrario, la gracia de Mad Men está en ser testigo de la vida ordinaria de Don Draper. Por esto, Draper mirando al techo, con un largo silencio, es un momento impensable en AHS o Fargo.
True detective también es esclava de la trama. ¿Soportaríamos la rutina del absorbente y locuaz Rusty Cohle? True detective tiene un objetivo básico: atrapar al espectador con la resolución de un crimen. Y es que True detective —como otras series de antología— se alimenta de lo pulp: crímenes, misterios y personajes siniestros. Temas siempre excitantes. Por esto, las cadenas de cable desarrollan nuevos proyectos para los próximos años.
——————————
Más en diccionario seriéfilo:
Sistema de imágenes.
Fargo Banner

Compártelo twitter facebook whatsapp
La catarsis de Michael Keaton
Juego de Tronos: cómo el carisma de Tyrion gana Desembarco del Rey
El otro final de… Titanic
‘Juego de Tronos’: la Khaleesi traicionada por los guionistas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *