19 de enero 2015    /   CINE/TV
por
 

La irreverente sorpresa de la magnolia bajo el rocío de la mañana. Parte 2

19 de enero 2015    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hay varias cosas inevitables en nuestro devenir vital. La primera es mirar al váter después de haber terminado. Es entendible porque uno ha de asegurarse de que todo está en orden antes de cruzar la puerta del baño y adentrarse en ese salvaje mundo en el que la jauría social acecha y acosa. Vayamos a la guerra, sí, pero con el colon como Dios manda.
El segundo vicio del que cualquier ser humano es incapaz de desprenderse es el de tratar de ser lírico cuando uno trata de ponerle un nombre a algo. El ejemplo más claro es la mierda de titular que tiene este post. Es lírico, pero no original. No dice nada y no es gracioso. Pagaré por ello en algún momento de la vida, espero. Pero no es esa la historia que vengo a contar.
Los guionistas y directores de cine, a pesar de que, por su ocupación, deberían estar vacunados en contra de la pedantería gratuita, también se dejan llevar por la lírica vacua. Así, bautizan a sus películas con títulos imposibles o que, en el mejor de los casos, dificultan la definición argumental de los filmes.
A raíz de la publicación de las nominaciones para los premios de la Academia de 2015, The Shiznit pensó que había que ir con la verdad por delante y que había que ser sincero con el espectador. Por eso, han editado una serie de imitaciones de los carteles de las cintas nominadas, pero, esta vez sí, reflejando la verdad que albergan los guiones.
interstellar-large
american-sniper-large
grand-budapest-large
boyhood-large
La colección completa de carteles se puede ver en The Shiznit.
Y para dotar a este post de la solemnidad que merece, hemos hecho un GIF de un redneck fumando y bebiendo cerveza delante de un compresor. El vídeo original lo hemos visto en Laughing Squid.
redneck

Hay varias cosas inevitables en nuestro devenir vital. La primera es mirar al váter después de haber terminado. Es entendible porque uno ha de asegurarse de que todo está en orden antes de cruzar la puerta del baño y adentrarse en ese salvaje mundo en el que la jauría social acecha y acosa. Vayamos a la guerra, sí, pero con el colon como Dios manda.
El segundo vicio del que cualquier ser humano es incapaz de desprenderse es el de tratar de ser lírico cuando uno trata de ponerle un nombre a algo. El ejemplo más claro es la mierda de titular que tiene este post. Es lírico, pero no original. No dice nada y no es gracioso. Pagaré por ello en algún momento de la vida, espero. Pero no es esa la historia que vengo a contar.
Los guionistas y directores de cine, a pesar de que, por su ocupación, deberían estar vacunados en contra de la pedantería gratuita, también se dejan llevar por la lírica vacua. Así, bautizan a sus películas con títulos imposibles o que, en el mejor de los casos, dificultan la definición argumental de los filmes.
A raíz de la publicación de las nominaciones para los premios de la Academia de 2015, The Shiznit pensó que había que ir con la verdad por delante y que había que ser sincero con el espectador. Por eso, han editado una serie de imitaciones de los carteles de las cintas nominadas, pero, esta vez sí, reflejando la verdad que albergan los guiones.
interstellar-large
american-sniper-large
grand-budapest-large
boyhood-large
La colección completa de carteles se puede ver en The Shiznit.
Y para dotar a este post de la solemnidad que merece, hemos hecho un GIF de un redneck fumando y bebiendo cerveza delante de un compresor. El vídeo original lo hemos visto en Laughing Squid.
redneck

Compártelo twitter facebook whatsapp
La próxima serie que vas a ver interactuará contigo y tus cosas
Cosmópolis o Crepúsculo
Los audímetros ¡existen! He aquí la prueba
GOT: Games of Thrones/Getting on Things
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad