fbpx
25 de septiembre 2014    /   BUSINESS
por
 

Si te retrasas con el pago, te deshabilito el coche

25 de septiembre 2014    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El sector financiero estadounidense ha encontrado un filón polémico para ofrecer préstamos por compra de un vehículo a personas con un historial crediticio malo. Consiste en instalar un dispositivo que deshabilita tu vehículo en remoto en caso de incumplimiento de pago. Los defensores de esta práctica señalan que es la única forma de garantizar préstamos a personas que sin este tipo de acuerdos nunca accederían a tener un coche en propiedad.
Detrás de estas medidas hay unos intereses muy marcados. El mercado de financiación de alto riesgo para la adquisición de vehículos es gigantesco. Según datos recogidos por The New York Times, movió más de 145.000 millones de dólares en el primer trimestre del año en EE UU. Crece pero también preocupa: ¿puede ser el precursor de una nueva burbuja subprime?
La falta de regulación de estas prácticas está llevando a abusos que recogió ayer el periódico neoyorquino en un reportaje y vídeo que analiza el fenómeno. Las personas afectadas son casi siempre familias desfavorecidas. Ha habido casos de coches que han sido deshabilitados mientras estaban en movimiento con el consecuente riesgo que eso supone. Otros en los que una usuaria no pudo llevar a su hija al médico ya que la compañía bloqueó el vehículo tras un retraso de tan solo tres días en incumplimiento de la legislación estatal.
Ya existen una decena de compañías que ofrecen estos servicios como la californiana Lender Systems. En el vídeo realizado por el periódico, un representante de la compañía muestra su funcionamiento. Si te retrasas en tu pago, cada cinco minutos suena un pequeño sonido que te recuerda que debes ponerte en contacto con la compañía que te ha concedido el crédito. Si te retrasas más aún, no podrás arrancar tu coche. Todos los representantes de las compañías aseguran que solo se desactiva si está estacionado y pasadas las 12 de la noche para intentar asegurar que ocurra en el hogar del afectado. Desde su centro de operaciones pueden saber en todo momento donde estás.
Este tipo de acuerdos han proliferado a partir de la crisis del 2008. Ante la debacle económica, ejecutivos financieros idearon esta estrategia para asegurarse de que familias e individuos estadounidenses priorizaran el pago de estos créditos por delante de otras obligaciones, según un artículo de CNN sobre esta práctica en 2009.
Para los críticos, es una medida desconcertante que muestra una vez más el desproporcionado sufrimiento que se impone a las clases desfavorecidas de Estados Unidos por parte del sistema financiero. A ojos europeos puede parecer absurdo que gente que no se lo puede permitir tenga coche, pero es importante tener en cuenta que en muchas de las zonas del país no tener acceso a un vehículo supone estar totalmente aislado ya que el transporte público de calidad brilla por su ausencia. Si una persona no puede ir a trabajar, tampoco podrá pagar sus deudas.
Las financieras reiteran que acceder a estos préstamos requiere leer apartados de cinco páginas en las que se explica detalladamente cómo funcionan estos aparatos. Nadie ha sido engañado, aseguran.
Lo que ha empezado como algo para las clases bajas pronto podría extenderse a otra franjas sociales, como ha ocurrido con la instalación de dispositivos que permiten a las aseguradoras de coches determinar si eres un conductor seguro o no. Con esa información son capaces de bajarte la cuota mensual.
Para el pensador Evgeny Morozov el problema surgirá en el futuro cuando el que opta por no instalar estos dispositivos sea tratado como si tuviese algo que esconder simplemente por no querer participar en ello.
Este es solo un capítulo más en la convergencia entre la tecnología y nuestras vidas. La compleja evolución de una tecnología que bien aplicada puede mejorar nuestras vidas, pero que mal aplicada puede ejercer violencia sobre las personas.

Más información en el recomendable artículo de The New York Times: Miss a Payment? Good Luck Moving That Car
Pay up or your car engine will stop
The rise of data and the death of politics

El sector financiero estadounidense ha encontrado un filón polémico para ofrecer préstamos por compra de un vehículo a personas con un historial crediticio malo. Consiste en instalar un dispositivo que deshabilita tu vehículo en remoto en caso de incumplimiento de pago. Los defensores de esta práctica señalan que es la única forma de garantizar préstamos a personas que sin este tipo de acuerdos nunca accederían a tener un coche en propiedad.
Detrás de estas medidas hay unos intereses muy marcados. El mercado de financiación de alto riesgo para la adquisición de vehículos es gigantesco. Según datos recogidos por The New York Times, movió más de 145.000 millones de dólares en el primer trimestre del año en EE UU. Crece pero también preocupa: ¿puede ser el precursor de una nueva burbuja subprime?
La falta de regulación de estas prácticas está llevando a abusos que recogió ayer el periódico neoyorquino en un reportaje y vídeo que analiza el fenómeno. Las personas afectadas son casi siempre familias desfavorecidas. Ha habido casos de coches que han sido deshabilitados mientras estaban en movimiento con el consecuente riesgo que eso supone. Otros en los que una usuaria no pudo llevar a su hija al médico ya que la compañía bloqueó el vehículo tras un retraso de tan solo tres días en incumplimiento de la legislación estatal.
Ya existen una decena de compañías que ofrecen estos servicios como la californiana Lender Systems. En el vídeo realizado por el periódico, un representante de la compañía muestra su funcionamiento. Si te retrasas en tu pago, cada cinco minutos suena un pequeño sonido que te recuerda que debes ponerte en contacto con la compañía que te ha concedido el crédito. Si te retrasas más aún, no podrás arrancar tu coche. Todos los representantes de las compañías aseguran que solo se desactiva si está estacionado y pasadas las 12 de la noche para intentar asegurar que ocurra en el hogar del afectado. Desde su centro de operaciones pueden saber en todo momento donde estás.
Este tipo de acuerdos han proliferado a partir de la crisis del 2008. Ante la debacle económica, ejecutivos financieros idearon esta estrategia para asegurarse de que familias e individuos estadounidenses priorizaran el pago de estos créditos por delante de otras obligaciones, según un artículo de CNN sobre esta práctica en 2009.
Para los críticos, es una medida desconcertante que muestra una vez más el desproporcionado sufrimiento que se impone a las clases desfavorecidas de Estados Unidos por parte del sistema financiero. A ojos europeos puede parecer absurdo que gente que no se lo puede permitir tenga coche, pero es importante tener en cuenta que en muchas de las zonas del país no tener acceso a un vehículo supone estar totalmente aislado ya que el transporte público de calidad brilla por su ausencia. Si una persona no puede ir a trabajar, tampoco podrá pagar sus deudas.
Las financieras reiteran que acceder a estos préstamos requiere leer apartados de cinco páginas en las que se explica detalladamente cómo funcionan estos aparatos. Nadie ha sido engañado, aseguran.
Lo que ha empezado como algo para las clases bajas pronto podría extenderse a otra franjas sociales, como ha ocurrido con la instalación de dispositivos que permiten a las aseguradoras de coches determinar si eres un conductor seguro o no. Con esa información son capaces de bajarte la cuota mensual.
Para el pensador Evgeny Morozov el problema surgirá en el futuro cuando el que opta por no instalar estos dispositivos sea tratado como si tuviese algo que esconder simplemente por no querer participar en ello.
Este es solo un capítulo más en la convergencia entre la tecnología y nuestras vidas. La compleja evolución de una tecnología que bien aplicada puede mejorar nuestras vidas, pero que mal aplicada puede ejercer violencia sobre las personas.

Más información en el recomendable artículo de The New York Times: Miss a Payment? Good Luck Moving That Car
Pay up or your car engine will stop
The rise of data and the death of politics

Compártelo twitter facebook whatsapp
Combatir la crisis siendo ‘Pequeños Cerdos Capitalistas’
La inteligencia emocional será la base del éxito laboral en el futuro
Nintendo Labo: A Nintendo se le ve el cartón
El periodista que camina tras los pasos de la muerte
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Pingback: Anónimo
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *