30 de marzo 2022    /   IGLUU
por
 

30 de marzo 2022    /   IGLUU     por          
twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Practicas el reciclaje a muerte, tu comida es ecológica, has renunciado a los plásticos… Si todo en tu vida es eco, ¿por qué tu perro no lo es?

No se trata de convencer a tu mascota para que se pase al lado verde de la vida, él no tiene esa capacidad de decisión. Pero tú sí y hay un montón de cosas que puedes hacer para que tu mejor amigo sea más ecológico.

Por ejemplo, y ya que dominas el reciclaje, hacer tú mismo sus propios juguetes. Puedes optar por usar un vaquero viejo o una camiseta rota y fabricar con ellos pelotas y otros objetos con los que tu perro se divierta sin recurrir a los de goma, menos sostenibles. Si quieres ideas, en Instructables puedes encontrar un montón.

También puedes inclinar la balanza hacia el lado ecológico con la alimentación de tu compañero. No, no hablamos de convertir a tu perrete al veganismo, sino de buscar para él piensos ecológicos.

Y si ya has reducido el consumo de plásticos en tu rutina de vida, haz lo mismo con las bolsas con las que recoges los excrementos de tu mascota cuando salís a pasera. Opta por las de plástico reciclado o las compostables, el planeta te lo agradecerá.

Estas son solo algunas sugerencias. Pero hay muchas opciones para hacer que tu mascota sea más verde y que sus cuidados estén en línea con tu forma de vida ecológica y sostenible. Nos las cuenta Santiago Lozano.

twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Practicas el reciclaje a muerte, tu comida es ecológica, has renunciado a los plásticos… Si todo en tu vida es eco, ¿por qué tu perro no lo es?

No se trata de convencer a tu mascota para que se pase al lado verde de la vida, él no tiene esa capacidad de decisión. Pero tú sí y hay un montón de cosas que puedes hacer para que tu mejor amigo sea más ecológico.

Por ejemplo, y ya que dominas el reciclaje, hacer tú mismo sus propios juguetes. Puedes optar por usar un vaquero viejo o una camiseta rota y fabricar con ellos pelotas y otros objetos con los que tu perro se divierta sin recurrir a los de goma, menos sostenibles. Si quieres ideas, en Instructables puedes encontrar un montón.

También puedes inclinar la balanza hacia el lado ecológico con la alimentación de tu compañero. No, no hablamos de convertir a tu perrete al veganismo, sino de buscar para él piensos ecológicos.

Y si ya has reducido el consumo de plásticos en tu rutina de vida, haz lo mismo con las bolsas con las que recoges los excrementos de tu mascota cuando salís a pasera. Opta por las de plástico reciclado o las compostables, el planeta te lo agradecerá.

Estas son solo algunas sugerencias. Pero hay muchas opciones para hacer que tu mascota sea más verde y que sus cuidados estén en línea con tu forma de vida ecológica y sostenible. Nos las cuenta Santiago Lozano.

Los 7 espacios más bonitos de la Red Natura 2000 en España
¿Hace una birra artesana, de diseño y española? Mejor seis
Teatro off, la cara comprometida del teatro
Creatives for the Future: la cara activista por el clima de la publicidad
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad