11 de octubre 2013    /   DIGITAL
por
 

El fin de Silk Road, el supermercado de la droga en internet, en una infografía

11 de octubre 2013    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Cuando se dice que en internet hay de todo, hay quien no cree que en realidad, hay de todo. Cada día se realizan millones de transacciones en todo el mundo. No todas ellas son legales. Silk Road era hasta hace pocos días una gran tienda online en la que tenía cabida todo aquello que no entraba en ningún otro sitio: drogas, armas o herramientas para la delincuencia cibernética entre otras cosas. Esta infografía explica brevemente la trayectoria del polémico mercado negro.

Si, como le puede ocurrir a cualquiera, tienes un alijo olvidado en el fondo del armario, Silk Road era el sitio ideal para colocarlo. La web ofrecía cocaína, heroína, LSD o metanfetamina. Así mismo, el catálogo incluía también armas y munición para los delincuentes dados al cuerpo a cuerpo, herramientas de hacking para los de teclado blanco o falsificaciones de documentos, que uno nunca sabe cuándo va a tener que meter o sacar ilegalmente a un colega del país.

Ross William Ulbritch, también conocido como Dread Pirate Roberts, estaba por motivos obvios en el punto de mira de las autoridades más selectas de muchos países. La cosa pasó a mayores cuando un agente del FBI se hizo pasar por un usuario de la plataforma al que DPR encargó un asesinato en la primavera de este 2013. Había alguien chantajeando al propietario del mercado negro y Ulbritch quiso acabar con él. A partir de ahí, el capo de Silk Road comenzó a cometer errores que han desembocado en su localización y detención.

La infografía tiene la autoría de Coalition Against Drug Abuse.

Silk Road

Ah, si aún guardas ese alijo bajo la baldosa de la cocina, no seas tonto y entrégalo a la policía. Si optas por el camino difícil, debes saber que hay alternativas a Silk Road. Tú sabrás.

 

 

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Cuando se dice que en internet hay de todo, hay quien no cree que en realidad, hay de todo. Cada día se realizan millones de transacciones en todo el mundo. No todas ellas son legales. Silk Road era hasta hace pocos días una gran tienda online en la que tenía cabida todo aquello que no entraba en ningún otro sitio: drogas, armas o herramientas para la delincuencia cibernética entre otras cosas. Esta infografía explica brevemente la trayectoria del polémico mercado negro.

Si, como le puede ocurrir a cualquiera, tienes un alijo olvidado en el fondo del armario, Silk Road era el sitio ideal para colocarlo. La web ofrecía cocaína, heroína, LSD o metanfetamina. Así mismo, el catálogo incluía también armas y munición para los delincuentes dados al cuerpo a cuerpo, herramientas de hacking para los de teclado blanco o falsificaciones de documentos, que uno nunca sabe cuándo va a tener que meter o sacar ilegalmente a un colega del país.

Ross William Ulbritch, también conocido como Dread Pirate Roberts, estaba por motivos obvios en el punto de mira de las autoridades más selectas de muchos países. La cosa pasó a mayores cuando un agente del FBI se hizo pasar por un usuario de la plataforma al que DPR encargó un asesinato en la primavera de este 2013. Había alguien chantajeando al propietario del mercado negro y Ulbritch quiso acabar con él. A partir de ahí, el capo de Silk Road comenzó a cometer errores que han desembocado en su localización y detención.

La infografía tiene la autoría de Coalition Against Drug Abuse.

Silk Road

Ah, si aún guardas ese alijo bajo la baldosa de la cocina, no seas tonto y entrégalo a la policía. Si optas por el camino difícil, debes saber que hay alternativas a Silk Road. Tú sabrás.

 

 

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El infravalorado arte de las páginas de inicio
Una multinacional tecnológica vigila desde el espacio los viñedos de La Rioja
PhiLOCK: el Uber de las bicis
El deseo concedido a Gaudí
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp