12 de noviembre 2014    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Discos, glitchs y surrealismo GIF

12 de noviembre 2014    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Como a muchos de los que nacieron en los años 70, las dos décadas posteriores dejaron el poso estético que ahora surge a la menor oportunidad creativa.
Silvio Severino es fotógrafo. Creció devorando discos de sellos británicos como 4AD, Factory o Beggar’s Banquet. La globalización cultural no era ninguna broma en la era del videoclip. A eso, Severino sumaba la penetrante influencia cultural de su país, Brasil. «Las portadas de los discos de vinilo fueron, más allá de la televisión, mi primer contacto con la cultura visual», explica.
Según dice, la música era por aquel entonces una buena salida a una existencia aburrida y sin perspectivas. Eran tiempos de melodías depresivas, desencanto generacional, heroína y suicidios. «Estas dos formas de expresión, musicales y visuales, llenaron el vacío existencial en el que vivía», cuenta.
Con ese bagaje, Silvio Severino pasó de la fotografía al collage y del collage a la animación GIF.
Nirvana
Gary Numan
Joy Division
Stones
A la coctelera añadió más ingredientes imprevisibles. Dice que le tiran mucho tanto el surrealismo como el dadaísmo. Admite que «el hecho de entender entre poco o nada las letras en inglés de mis discos favoritos cuando era joven, era la base de un lenguaje abstracto y surrealista que utilizo en mi expresión artística». El inconsciente, sus sueños, terminan de alimentar su potencial creador.
Florista
Lady

fox-1200
Battersea-Power-Station
Para el fotógrafo de Porto Alegre, lo que hace es sencillo y directo. El formato obliga, sí, pero Severino perefiere que sea el espectador el que aporte los diferentes niveles de comprensión a un estímulo sencillo. «Es él quien aporta su bagaje cultural y emocional. Para mí, esa respuesta emocional es más importante que la comprensión lógica de la obra», confiesa.
gitch-II-1200
Deviation
Dice que su inspiración es cotidiana. Vive en Europa desde hace quince años. Londres, Zurich o, en este momento, Budapest inundan sus retinas y marcan el camino visual que quiere seguir. «Un programa de televisión de noticias, una visita al museo o galería, una ventana de autobús, libros… Trato de ser consciente de todo lo que me rodea, catalizando información diversa», declara.
A partir de ahí trata de encontrar sus claves de expresión. «Puedo tardar desde unos minutos a días de trabajo hasta que me satisface artísticamente. Algo importante es el tiempo, la velocidad de la animación. Experimento hasta encontrar el timing apropiado».
Lo que queda es lo que se ve, disparos provocativos, estimulantes, visualmente agresivos en muchos casos, propuestas tormentosas para inundar internet de animaciones inusuales. «Hay algo hipnótico, como un mantra en la repetición sin fin, el bucle eterno perdido entre el tiempo y el espacio».
neo-colonialism-VIII
ECM-800px

Como a muchos de los que nacieron en los años 70, las dos décadas posteriores dejaron el poso estético que ahora surge a la menor oportunidad creativa.
Silvio Severino es fotógrafo. Creció devorando discos de sellos británicos como 4AD, Factory o Beggar’s Banquet. La globalización cultural no era ninguna broma en la era del videoclip. A eso, Severino sumaba la penetrante influencia cultural de su país, Brasil. «Las portadas de los discos de vinilo fueron, más allá de la televisión, mi primer contacto con la cultura visual», explica.
Según dice, la música era por aquel entonces una buena salida a una existencia aburrida y sin perspectivas. Eran tiempos de melodías depresivas, desencanto generacional, heroína y suicidios. «Estas dos formas de expresión, musicales y visuales, llenaron el vacío existencial en el que vivía», cuenta.
Con ese bagaje, Silvio Severino pasó de la fotografía al collage y del collage a la animación GIF.
Nirvana
Gary Numan
Joy Division
Stones
A la coctelera añadió más ingredientes imprevisibles. Dice que le tiran mucho tanto el surrealismo como el dadaísmo. Admite que «el hecho de entender entre poco o nada las letras en inglés de mis discos favoritos cuando era joven, era la base de un lenguaje abstracto y surrealista que utilizo en mi expresión artística». El inconsciente, sus sueños, terminan de alimentar su potencial creador.
Florista
Lady

fox-1200
Battersea-Power-Station
Para el fotógrafo de Porto Alegre, lo que hace es sencillo y directo. El formato obliga, sí, pero Severino perefiere que sea el espectador el que aporte los diferentes niveles de comprensión a un estímulo sencillo. «Es él quien aporta su bagaje cultural y emocional. Para mí, esa respuesta emocional es más importante que la comprensión lógica de la obra», confiesa.
gitch-II-1200
Deviation
Dice que su inspiración es cotidiana. Vive en Europa desde hace quince años. Londres, Zurich o, en este momento, Budapest inundan sus retinas y marcan el camino visual que quiere seguir. «Un programa de televisión de noticias, una visita al museo o galería, una ventana de autobús, libros… Trato de ser consciente de todo lo que me rodea, catalizando información diversa», declara.
A partir de ahí trata de encontrar sus claves de expresión. «Puedo tardar desde unos minutos a días de trabajo hasta que me satisface artísticamente. Algo importante es el tiempo, la velocidad de la animación. Experimento hasta encontrar el timing apropiado».
Lo que queda es lo que se ve, disparos provocativos, estimulantes, visualmente agresivos en muchos casos, propuestas tormentosas para inundar internet de animaciones inusuales. «Hay algo hipnótico, como un mantra en la repetición sin fin, el bucle eterno perdido entre el tiempo y el espacio».
neo-colonialism-VIII
ECM-800px

Compártelo twitter facebook whatsapp
El verano suena a… ventilador, chinchín y hielo en la limonada
Recomendaciones para hacer turismo en España
Las tres fotos que Kodak podría haberse hecho (y que, inexplicablemente, no se hizo)
¿Se han colado dos magos en un informativo en directo?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *