fbpx
6 de febrero 2014    /   DIGITAL
por
 

Simuladores más raros que un político presentando su dimisión

6 de febrero 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Todo videojuego es un simulador: simulador de ir a Vietnam a reventarlo todo con napalm, simulador de ganar el mundial de Brasil con la selección peruana, simulador de convertirte en pirata y asaltar goletas para joder a la reina de Inglaterra… y así todo. Como en todo en la vida, hay una línea que separa la cordura de la demencia. Más allá de esa línea están los diseñadores y programadores de simuladores underground, esos simuladores que, cuando te explican de qué van, lo único que aciertas a decir es: «¿Y cómo coño se juega a ESO?». Pues al loro con lo que hacen esos infradesarrolladores de ocio on the slow side.

8.- Simuladores para machos alfa, es decir, simuladores relacionados con el motor, con llenarse de grasa, con someterte a diario a la tensión de elegir si el póster que te acompañará en las pajas será de Samantha Fox o de Pamela Anderson. Son simuladores relacionados con la actividad masculina por excelencia: tunear vehículos o conducirlos.

La primera opción es el trepidante Euro Truck Simulator 2, un juego de nicho especialmente pensado para transportistas de El Ejido que se encuentran de baja o desempleados. Euro Truck Simulator 2 permite recorrer las carreteras de toda Europa ejecutando tareas tan interesantes como recargar combustible, dormir en áreas de descanso o tomar salidas en autovías.

El juego, como es obvio, gana en intensidad si le añades retos adicionales como montar un panel de control deluxe en el salón de tu casa con un volante de pega, como hace el autor de este vídeo de solo 40 minutos.

 

El Car Mechanic Simulator apela a los más sagrados principios de masculinidad de los más sagrados códigos de masculinidad. Si no eres capaz de arreglar tu coche, no eres un verdadero hombre.

 

 

7.- Profesiones del medio oeste americano, de esas que desempeñan tipos que tienen la estantería llena de discos de Billy Ray Cyrus y cuyo mayor hobby es sentarse en su porche con el rifle en las rodillas a ver cómo pasa irremisiblemente la tarde, mientras su existencia se diluye en monotonía como lo hacen las lágrimas en la lluvia.

Woodcutter Simulator 2013 te imbuye en el rol de un adusto y solitario leñador, cuyo propósito vital se traduce en la tala eficiente de imponentes árboles. Oiga, si usted quiere sofisticación, váyase a la costa este.

Pues nada, que hay que construir una autopista de 200 km que una las ciudades de Durango y Grand Junction. Road Construction Simulator evita los sudores de las autovías andaluzas en un tórrido día de agosto y se apoya en actividades tan espectaculares como la colocación de conos de señalización, el levantamiento -martillo neumático mediante- del asfalto a sustituir o la señalización con pintura de las zonas de adelantamiento. Está todo muy bien explicado en este vídeo de 46 minutos. Poca broma, que el juego vale más de 10 euros.

 

 

6.- Simuladores de recoger mierda en las calles. Si pensáis que un videojuego en el que eres empleado de la limpieza es tan ridículo como los trabajadores que desempeñan esa labor, pensad que ellos tiene la dignidad suficiente como para plantarse en huelga hasta conseguir sus objetivo y vosotros no. Al menos, en Madrid.

A partir de ahí, tenemos más de una opción de flipar con este tipo de simuladores. Por un lado, el Street Cleaning Simulator se ciñe a un objetivo simple: dejar las calles como una patena. Por solo 20 libras esterlinas, el jugador contará con nada menos que 3 vehículos interactivos, vaciado manual del contenedor y rellenado de los tanques de agua, o eliminación de suciedad con diferentes técnicas de limpieza. Así lo asegura Excalibur, el estudio desarrollador de esta maravilla que, por desgracia, no hemos tenido tiempo de probar.

¿Tienes ganas de más? Por suerte han creado un épico vídeo ambientado con la música de Street Fighter…

 

El plan B es Garbage Truck Simulator, un juego en el que, efectivamente, eres el encargado de vaciar los contenedores. Solo apto para aves nocturnas.

 

 

5.- Simulador del metro. El World of Subways reune todas las cualidades que hacen que un juego sea adictivo: un ritmo trepidante, vagones de metro londinenses, oscuros túneles imposibles de diferenciar y apasionantes misiones como colocar el destino correcto en el cartel de cabecera del convoy, realizar chequeos de seguridad y llegar a tiempo a los destinos. Si eres de los que vive y juega al límite, este es sin duda tu título.

He aquí un vídeo de más de una hora para hacerse una idea del ritmazo.

 

 

 

4.- Simuladores de granja. Farming Simulator cuenta con un amplio legado a sus espaldas. Más de 100 vehículos reales, la posibilidad de alimentar a las bestias o un nuevo entorno natural, totalmente renovado y 100% americano hacen de este simulador multiplataforma el mejor de su categoría. Porque sí, amigos, hay alternativas.

Agricultural Simulator se presenta como «una excitante experiencia de viaje en el tiempo a la edad de oro de la agricultura mecanizada» que, para el que no lo sepa, aconteció entre 1950 y 1970.

A partir de esas premisas, todo lo que viene contribuye a recuperar la fe en la humanidad. ¿Hay algo más inspirador que observar la capacidad del ser humano para cooperar en la gestión de una granja en una partida online? Bueno, sí, los canelones, pero dejamos eso para otro día.

 

 

3.- Goat Simulator. Sí, ‘goat’ es cabra y ‘simulator’ es simulador. Simulador de cabra. Tú eres una cabra con las misiones que suele tener una cabra, léase, joder una fiesta.

Técnicamente nos estamos colando ya que el simulador no existe como tal, no se vende. Se trata de un experimento de Coffee Stain Studios para probar ciertas características del motor de Unreal 3 con el objetivo de desarrollar otro videojuego. Sin embargo, la cosa tiene tan buena pinta que no sería de extrañar que tuvieran que darle salida comercial.

Ya lo estoy viendo. Diferentes razas. Elige el ángulo de tu cornamenta. Customización de perillas de chivo y diferentes pienso para desarrollar tu personaje.

 

 

2.- Hatoful Boyfriend, el simulador de cruce de especies de palomas. Aquí la cosa se pone oscura. Esto es Japón, el país que tiene este tipo de cosas.

Lo explico tal y como lo cuenta What Culture porque a mí no me da el entendimiento. «Una chica humana asiste a un instituto de secundaria para palomas a la búsqueda de palomas macho con las que citarse». Seres humanos buscando novios que sean palomas. Y esta gente se ha recuperado de dos bombardeos atómicos.

 

 

1.- Simulador de amor entre jóvenes discapacitados: Katawa Shoujo.

Si Los Sims triunfaron, no veo por qué esto no iba a hacerlo. Katawa Shoujo es, más que un simulador, una aventura gráfica con más mandanga que el vídeo de El Fary.

La acción se desarrolla en el Colegio Yamaku, un centro para jóvenes discapacitados situado, sí, en Japón. Hisao Nakai vive feliz hasta que, a causa de un problema congénito, le da un jamacuco al corazón que le obliga a seguir sus estudios en Yamaku.

Yamaku, como todos los colegios mixtos, tiene chicas. Hisao no tarda en echarle el ojo a seis de ellas. Emi Ibarazaki tiene los ojos verde álamo y un precioso cabello castaño. A eso le añade dos piernas amputadas bajo las rodillas, circunstancia que no le impide ser «una de las chicas más alegres y despreocupadas del mundo entero». Está en el equipo de atletismo.

Hanako Ikezawa tiene los ojos y el cabello púrpura y media cara desfigurada. Entra en panico con cualquier contacto social por lo que se conoce que es una chica de conquista difícil.

Lilly Satou es rubia y tiene unos preciosos ojos azules que, maldita sea, no le sirven para ver. Es ciega pero, a pesar de su hándicap, es una estudiante modelo y una persona bondadosa y responsable.

Rin Tezuka viste el uniforme escolar masculino. El hecho de que sus brazos sean muñones le obliga a usar sus piernas para desempeñar casi cualquier tarea. Todos sabemos lo problemático que es pintar con los pies y, a la vez, llevar falda, así que esa es la explicación del uso de los pantalones. Ojo con esto. «Rin disfruta de perderse ocasionalmente en sus pensamientos y darle voz a ideas abstractas acerca del hombre, el universo, y otras cosas que no hacen más que confundir a quienes la rodean», cuentan en la web del juego.

Shizune Hakamichi es sordomuda y, a pesar de todo, una líder nata, capaz de ser la delegada de clase con justicia e imparcialidad. Shizune siempre va acompañada de su intérprete, Shiina «Misha» Mikado, «alegre, juguetona y que nunca duda en tomar la ofensiva».

emi

Con este elenco, me río yo de la oferta de opciones de Grand Theft Auto V. Como supongo que andas sobrado de tiempo si has llegado al final de este texto, haz la gracia completa y repasa este vídeo de más de tres horas acerca del juego. Si tienes algo que hacer, el sexo empieza a las 3 horas y 10 minutos

Todo videojuego es un simulador: simulador de ir a Vietnam a reventarlo todo con napalm, simulador de ganar el mundial de Brasil con la selección peruana, simulador de convertirte en pirata y asaltar goletas para joder a la reina de Inglaterra… y así todo. Como en todo en la vida, hay una línea que separa la cordura de la demencia. Más allá de esa línea están los diseñadores y programadores de simuladores underground, esos simuladores que, cuando te explican de qué van, lo único que aciertas a decir es: «¿Y cómo coño se juega a ESO?». Pues al loro con lo que hacen esos infradesarrolladores de ocio on the slow side.

8.- Simuladores para machos alfa, es decir, simuladores relacionados con el motor, con llenarse de grasa, con someterte a diario a la tensión de elegir si el póster que te acompañará en las pajas será de Samantha Fox o de Pamela Anderson. Son simuladores relacionados con la actividad masculina por excelencia: tunear vehículos o conducirlos.

La primera opción es el trepidante Euro Truck Simulator 2, un juego de nicho especialmente pensado para transportistas de El Ejido que se encuentran de baja o desempleados. Euro Truck Simulator 2 permite recorrer las carreteras de toda Europa ejecutando tareas tan interesantes como recargar combustible, dormir en áreas de descanso o tomar salidas en autovías.

El juego, como es obvio, gana en intensidad si le añades retos adicionales como montar un panel de control deluxe en el salón de tu casa con un volante de pega, como hace el autor de este vídeo de solo 40 minutos.

 

El Car Mechanic Simulator apela a los más sagrados principios de masculinidad de los más sagrados códigos de masculinidad. Si no eres capaz de arreglar tu coche, no eres un verdadero hombre.

 

 

7.- Profesiones del medio oeste americano, de esas que desempeñan tipos que tienen la estantería llena de discos de Billy Ray Cyrus y cuyo mayor hobby es sentarse en su porche con el rifle en las rodillas a ver cómo pasa irremisiblemente la tarde, mientras su existencia se diluye en monotonía como lo hacen las lágrimas en la lluvia.

Woodcutter Simulator 2013 te imbuye en el rol de un adusto y solitario leñador, cuyo propósito vital se traduce en la tala eficiente de imponentes árboles. Oiga, si usted quiere sofisticación, váyase a la costa este.

Pues nada, que hay que construir una autopista de 200 km que una las ciudades de Durango y Grand Junction. Road Construction Simulator evita los sudores de las autovías andaluzas en un tórrido día de agosto y se apoya en actividades tan espectaculares como la colocación de conos de señalización, el levantamiento -martillo neumático mediante- del asfalto a sustituir o la señalización con pintura de las zonas de adelantamiento. Está todo muy bien explicado en este vídeo de 46 minutos. Poca broma, que el juego vale más de 10 euros.

 

 

6.- Simuladores de recoger mierda en las calles. Si pensáis que un videojuego en el que eres empleado de la limpieza es tan ridículo como los trabajadores que desempeñan esa labor, pensad que ellos tiene la dignidad suficiente como para plantarse en huelga hasta conseguir sus objetivo y vosotros no. Al menos, en Madrid.

A partir de ahí, tenemos más de una opción de flipar con este tipo de simuladores. Por un lado, el Street Cleaning Simulator se ciñe a un objetivo simple: dejar las calles como una patena. Por solo 20 libras esterlinas, el jugador contará con nada menos que 3 vehículos interactivos, vaciado manual del contenedor y rellenado de los tanques de agua, o eliminación de suciedad con diferentes técnicas de limpieza. Así lo asegura Excalibur, el estudio desarrollador de esta maravilla que, por desgracia, no hemos tenido tiempo de probar.

¿Tienes ganas de más? Por suerte han creado un épico vídeo ambientado con la música de Street Fighter…

 

El plan B es Garbage Truck Simulator, un juego en el que, efectivamente, eres el encargado de vaciar los contenedores. Solo apto para aves nocturnas.

 

 

5.- Simulador del metro. El World of Subways reune todas las cualidades que hacen que un juego sea adictivo: un ritmo trepidante, vagones de metro londinenses, oscuros túneles imposibles de diferenciar y apasionantes misiones como colocar el destino correcto en el cartel de cabecera del convoy, realizar chequeos de seguridad y llegar a tiempo a los destinos. Si eres de los que vive y juega al límite, este es sin duda tu título.

He aquí un vídeo de más de una hora para hacerse una idea del ritmazo.

 

 

 

4.- Simuladores de granja. Farming Simulator cuenta con un amplio legado a sus espaldas. Más de 100 vehículos reales, la posibilidad de alimentar a las bestias o un nuevo entorno natural, totalmente renovado y 100% americano hacen de este simulador multiplataforma el mejor de su categoría. Porque sí, amigos, hay alternativas.

Agricultural Simulator se presenta como «una excitante experiencia de viaje en el tiempo a la edad de oro de la agricultura mecanizada» que, para el que no lo sepa, aconteció entre 1950 y 1970.

A partir de esas premisas, todo lo que viene contribuye a recuperar la fe en la humanidad. ¿Hay algo más inspirador que observar la capacidad del ser humano para cooperar en la gestión de una granja en una partida online? Bueno, sí, los canelones, pero dejamos eso para otro día.

 

 

3.- Goat Simulator. Sí, ‘goat’ es cabra y ‘simulator’ es simulador. Simulador de cabra. Tú eres una cabra con las misiones que suele tener una cabra, léase, joder una fiesta.

Técnicamente nos estamos colando ya que el simulador no existe como tal, no se vende. Se trata de un experimento de Coffee Stain Studios para probar ciertas características del motor de Unreal 3 con el objetivo de desarrollar otro videojuego. Sin embargo, la cosa tiene tan buena pinta que no sería de extrañar que tuvieran que darle salida comercial.

Ya lo estoy viendo. Diferentes razas. Elige el ángulo de tu cornamenta. Customización de perillas de chivo y diferentes pienso para desarrollar tu personaje.

 

 

2.- Hatoful Boyfriend, el simulador de cruce de especies de palomas. Aquí la cosa se pone oscura. Esto es Japón, el país que tiene este tipo de cosas.

Lo explico tal y como lo cuenta What Culture porque a mí no me da el entendimiento. «Una chica humana asiste a un instituto de secundaria para palomas a la búsqueda de palomas macho con las que citarse». Seres humanos buscando novios que sean palomas. Y esta gente se ha recuperado de dos bombardeos atómicos.

 

 

1.- Simulador de amor entre jóvenes discapacitados: Katawa Shoujo.

Si Los Sims triunfaron, no veo por qué esto no iba a hacerlo. Katawa Shoujo es, más que un simulador, una aventura gráfica con más mandanga que el vídeo de El Fary.

La acción se desarrolla en el Colegio Yamaku, un centro para jóvenes discapacitados situado, sí, en Japón. Hisao Nakai vive feliz hasta que, a causa de un problema congénito, le da un jamacuco al corazón que le obliga a seguir sus estudios en Yamaku.

Yamaku, como todos los colegios mixtos, tiene chicas. Hisao no tarda en echarle el ojo a seis de ellas. Emi Ibarazaki tiene los ojos verde álamo y un precioso cabello castaño. A eso le añade dos piernas amputadas bajo las rodillas, circunstancia que no le impide ser «una de las chicas más alegres y despreocupadas del mundo entero». Está en el equipo de atletismo.

Hanako Ikezawa tiene los ojos y el cabello púrpura y media cara desfigurada. Entra en panico con cualquier contacto social por lo que se conoce que es una chica de conquista difícil.

Lilly Satou es rubia y tiene unos preciosos ojos azules que, maldita sea, no le sirven para ver. Es ciega pero, a pesar de su hándicap, es una estudiante modelo y una persona bondadosa y responsable.

Rin Tezuka viste el uniforme escolar masculino. El hecho de que sus brazos sean muñones le obliga a usar sus piernas para desempeñar casi cualquier tarea. Todos sabemos lo problemático que es pintar con los pies y, a la vez, llevar falda, así que esa es la explicación del uso de los pantalones. Ojo con esto. «Rin disfruta de perderse ocasionalmente en sus pensamientos y darle voz a ideas abstractas acerca del hombre, el universo, y otras cosas que no hacen más que confundir a quienes la rodean», cuentan en la web del juego.

Shizune Hakamichi es sordomuda y, a pesar de todo, una líder nata, capaz de ser la delegada de clase con justicia e imparcialidad. Shizune siempre va acompañada de su intérprete, Shiina «Misha» Mikado, «alegre, juguetona y que nunca duda en tomar la ofensiva».

emi

Con este elenco, me río yo de la oferta de opciones de Grand Theft Auto V. Como supongo que andas sobrado de tiempo si has llegado al final de este texto, haz la gracia completa y repasa este vídeo de más de tres horas acerca del juego. Si tienes algo que hacer, el sexo empieza a las 3 horas y 10 minutos

Compártelo twitter facebook whatsapp
Solo el 7% de los alumnos terminan los cursos online. Aquí, algunas soluciones para retenerlos
Tu cantante preferido tiene una cuenta secreta en Twitter (y nunca la vas a encontrar)
iPad: ¿éxito o fracaso? Un enfoque de Branding
The Inner Circle rompe el círculo vicioso de las apps de ligar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 9
  • «Goat Simulator. Sí, ‘goat’ es cabra y ‘simulator’ es simulador. Simulador de cabra. Tú eres una cabra con las misiones que suele tener una cabra, léase, joder una fiesta»

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *