20 de junio 2013    /   IDEAS
por
 

Las Ruinas de las Galaxias

20 de junio 2013    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Entre todos los aspectos increíbles que rodean a La Guerra de las Galaxias, quizá uno de los más sorprendentes es que en un censo realizado en el año 2001 en países de habla inglesa, cientos de miles de personas declararon el jedismo como su religión.
Así, 53.000 neozelandeses, 70.000 australianos y 390.000 británicos afirmaron seguir las enseñanzas extraídas de las películas, cuyas referencias pueden hallarse en creencias orientales como el budismo, taoísmo y sintoísmo, combinado con cierto espíritu samurai japonés. Si todas estas personas son auténticos creyentes y no una panda de cachondos, la obra de la artista italiana Rä di Martino les debería dar ganas de visitar su Meca particular.
Di Martino aclara desde el principio que no es “fotógrafa profesional, sino artista visual y cineasta”. Por eso, cuando escuchó de la existencia en Túnez de los restos de los escenarios del planeta Tatooine, de la primera película de la saga de La Guerra de las Galaxias, decidió hacer un proyecto sobre estas ruinas usando la fotografía como medio. Su discurso principal, que define “como la exploración del paso del tiempo así como las diferencias entre la narrativa épica y las experiencias reales”, encajaba como un guante con esos lugares semiescondidos en el desierto.
En un mes de viaje por la zona encontró tres localizaciones, “dos en Chott el Gharsa y otra en Chot el Jerid”. Una está “prácticamente derruida, solo queda plástico y madera en las esquinas de algunas casas”.
Every world's a stage (beggar)
Otra, la más conocida, es un pequeño pueblo en buen estado donde llegan algunos guías turísticos y la última y más remota es la “casa donde pasó la infancia de Luke Skywalker”. Luego encontró un cuarto escenario en Marruecos.
Con estos cuatro lugares De Martino montó su serie The No More Star (Star Wars), de la que destaca como todavía hoy “resuenan las memorias de esta película, no solo en los aficionados sino también en la gente que simplemente las ha visto”.
Para disfrutar de su trabajo en persona hay que ser residente o estar de paso por Londrés y darse prisa. Sus fotos dentro de la colectiva Ruins in Reverse, en la  Tate Modern, se podrán ver hasta el 24 de junio. Su cara a cara con el artista iraquí Nedim Kufi, llamado [Dis]orient, se clausura el 28.
Waking Up at Night in the Middle of the Day 2010
No more Star Wars N4
No more Star Wars N5
No more Star Wars N6
No more stars 7
No More Stars 8
No More stars #
no more stars N2

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

Entre todos los aspectos increíbles que rodean a La Guerra de las Galaxias, quizá uno de los más sorprendentes es que en un censo realizado en el año 2001 en países de habla inglesa, cientos de miles de personas declararon el jedismo como su religión.
Así, 53.000 neozelandeses, 70.000 australianos y 390.000 británicos afirmaron seguir las enseñanzas extraídas de las películas, cuyas referencias pueden hallarse en creencias orientales como el budismo, taoísmo y sintoísmo, combinado con cierto espíritu samurai japonés. Si todas estas personas son auténticos creyentes y no una panda de cachondos, la obra de la artista italiana Rä di Martino les debería dar ganas de visitar su Meca particular.
Di Martino aclara desde el principio que no es “fotógrafa profesional, sino artista visual y cineasta”. Por eso, cuando escuchó de la existencia en Túnez de los restos de los escenarios del planeta Tatooine, de la primera película de la saga de La Guerra de las Galaxias, decidió hacer un proyecto sobre estas ruinas usando la fotografía como medio. Su discurso principal, que define “como la exploración del paso del tiempo así como las diferencias entre la narrativa épica y las experiencias reales”, encajaba como un guante con esos lugares semiescondidos en el desierto.
En un mes de viaje por la zona encontró tres localizaciones, “dos en Chott el Gharsa y otra en Chot el Jerid”. Una está “prácticamente derruida, solo queda plástico y madera en las esquinas de algunas casas”.
Every world's a stage (beggar)
Otra, la más conocida, es un pequeño pueblo en buen estado donde llegan algunos guías turísticos y la última y más remota es la “casa donde pasó la infancia de Luke Skywalker”. Luego encontró un cuarto escenario en Marruecos.
Con estos cuatro lugares De Martino montó su serie The No More Star (Star Wars), de la que destaca como todavía hoy “resuenan las memorias de esta película, no solo en los aficionados sino también en la gente que simplemente las ha visto”.
Para disfrutar de su trabajo en persona hay que ser residente o estar de paso por Londrés y darse prisa. Sus fotos dentro de la colectiva Ruins in Reverse, en la  Tate Modern, se podrán ver hasta el 24 de junio. Su cara a cara con el artista iraquí Nedim Kufi, llamado [Dis]orient, se clausura el 28.
Waking Up at Night in the Middle of the Day 2010
No more Star Wars N4
No more Star Wars N5
No more Star Wars N6
No more stars 7
No More Stars 8
No More stars #
no more stars N2

Compártelo twitter facebook whatsapp
Narrativa audiovisual: cómo hacer que alumno y profesor hablen el mismo idioma
¿Por qué hay más suicidios en países más felices?
El hombre que solo coge el tren
Camisetas de realidad aumentada donde no encontrarás un Pokémon
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • En mi colegio teníamos un profesor de gimnasia que nos daba muchísima grima por, entre otras cosas como azotarnos con la cuerda del cronómetro, decir siempre “la primer vuelta” …. Uuggghhh

  • Es una de las atracciones turísticas típicas de Túnez, si haces un tour guiado seguro te llevan.

  • Cierto, te llevan…y mejor porque yo intenté encontrar la pista de la carrera de vainas por mi cuenta y no veas lo que me costó

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad