fbpx
29 de marzo 2017    /   CINE/TV
por
 

Un proyecto recoge 40 trucos para ser creativo ipso facto

29 de marzo 2017    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Al equipo de Size Agency le encanta coleccionar libros relacionados con la comunicación. En sus oficinas, este estudio croata tiene una estantería-altar en la que se guardan los libros que consideran esenciales para su trabajo. Todos, títulos relevantes en la historia de la comunicación gráfica.

Entre ellos se encuentra Hey, Whipple, Squeeze This: The Classic Guide to Creating Great Ads. Esta obra de Luke Sullivan fue uno de los primeros que los miembros de Size Agency adquirieron cuando comenzaron a trabajar. También uno de los que más han aprendido. «Las técnicas creativas que se describen en él son brillantes herramientas que utilizamos en nuestras tormentas de ideas», explican.


Tal era su admiración por ese título que un día decidieron hacer un póster basado en las ideas de Sullivan. Una vez acabado, lo colgaron en su local para inspirarse al mirarlo de un vistazo. Después de comprobar que funcionaba, decidieron compartirlo con otros creativos.

En la época de las redes sociales e internet era absurdo imprimir el póster y hacérselo llegar a los interesados. Mucho más sencillo, masivo y rápido, crear una página web. «Pensamos que adaptar los conceptos del libro a una web podría resultar muy útil para los creativos, a los que les vendría muy bien tener un lugar en el que inspirarse de forma casi inmediata».

Dicho y hecho. Los miembros de Size Agency, Marko Cvijetic, Jurica Koletić, Andrej Virant Sadiković, Ivan Fistric volcaron en la página Creative Techniques Guide las cuarenta técnicas creativas descritas por Luke Sullivan en Hey, Whipple, Squeeze This… 

«Nuestra intención era enfatizar el contenido. Por eso decidimos utilizar sólo blanco y negro, y tipografía. Era la mejor forma para reducir todos los elementos visuales al mínimo y poner el foco en lo escrito».

Partiendo de ese criterio, los creativos de Size Agency retorcieron palabras, rotaron conceptos, repitieron ideas, estrecharon textos… En definitiva, resumieron el trabajo de Sullivan en cuarenta piezas que se pueden leer tanto de un vistazo como a través de una lectura más pausada.

«Pensamos que la forma más rápida de comunicar el mensaje era demostrar la técnica creativa que se describe aplicándola directamente sobre la palabra que la define. Era lo más lógico y sencillo, aunque no siempre hemos podido cumplirlo, como sucedió por ejemplo en el caso de Visualizar».


Como demuestra el caso de Visualizar, trasladar al mundo de la animación los conceptos de Hey, Whipple, Squeeze This… no siempre ha sido sencillo. En ocasiones esas exigencias de simplicidad tanto en lo que se refiere a la animación como a la estética dificultaban encontrar la solución más adecuada para la idea que se quería transmitir.

«Nos dimos cuenta de que había que prestar mucha atención a los detalles. En ocasiones, tres fotogramas más o tres fotogramas menos provocaban que la animación tuviera un sentido completamente diferente. Estuvimos varias semanas hasta acabar las cuarenta piezas y, a pesar del esfuerzo, fue una experiencia de la que aprendimos mucho».

Aunque el proyecto está ya finalizado, la web en la que se mostrarán las diferentes soluciones creativas tardará un poco en estar activa. «Calculamos que unos seis meses, pero todo depende de los trabajos de la agencia», indican. «Es lo que tienen los trabajos personales como estos».

Al equipo de Size Agency le encanta coleccionar libros relacionados con la comunicación. En sus oficinas, este estudio croata tiene una estantería-altar en la que se guardan los libros que consideran esenciales para su trabajo. Todos, títulos relevantes en la historia de la comunicación gráfica.

Entre ellos se encuentra Hey, Whipple, Squeeze This: The Classic Guide to Creating Great Ads. Esta obra de Luke Sullivan fue uno de los primeros que los miembros de Size Agency adquirieron cuando comenzaron a trabajar. También uno de los que más han aprendido. «Las técnicas creativas que se describen en él son brillantes herramientas que utilizamos en nuestras tormentas de ideas», explican.


Tal era su admiración por ese título que un día decidieron hacer un póster basado en las ideas de Sullivan. Una vez acabado, lo colgaron en su local para inspirarse al mirarlo de un vistazo. Después de comprobar que funcionaba, decidieron compartirlo con otros creativos.

En la época de las redes sociales e internet era absurdo imprimir el póster y hacérselo llegar a los interesados. Mucho más sencillo, masivo y rápido, crear una página web. «Pensamos que adaptar los conceptos del libro a una web podría resultar muy útil para los creativos, a los que les vendría muy bien tener un lugar en el que inspirarse de forma casi inmediata».

Dicho y hecho. Los miembros de Size Agency, Marko Cvijetic, Jurica Koletić, Andrej Virant Sadiković, Ivan Fistric volcaron en la página Creative Techniques Guide las cuarenta técnicas creativas descritas por Luke Sullivan en Hey, Whipple, Squeeze This… 

«Nuestra intención era enfatizar el contenido. Por eso decidimos utilizar sólo blanco y negro, y tipografía. Era la mejor forma para reducir todos los elementos visuales al mínimo y poner el foco en lo escrito».

Partiendo de ese criterio, los creativos de Size Agency retorcieron palabras, rotaron conceptos, repitieron ideas, estrecharon textos… En definitiva, resumieron el trabajo de Sullivan en cuarenta piezas que se pueden leer tanto de un vistazo como a través de una lectura más pausada.

«Pensamos que la forma más rápida de comunicar el mensaje era demostrar la técnica creativa que se describe aplicándola directamente sobre la palabra que la define. Era lo más lógico y sencillo, aunque no siempre hemos podido cumplirlo, como sucedió por ejemplo en el caso de Visualizar».


Como demuestra el caso de Visualizar, trasladar al mundo de la animación los conceptos de Hey, Whipple, Squeeze This… no siempre ha sido sencillo. En ocasiones esas exigencias de simplicidad tanto en lo que se refiere a la animación como a la estética dificultaban encontrar la solución más adecuada para la idea que se quería transmitir.

«Nos dimos cuenta de que había que prestar mucha atención a los detalles. En ocasiones, tres fotogramas más o tres fotogramas menos provocaban que la animación tuviera un sentido completamente diferente. Estuvimos varias semanas hasta acabar las cuarenta piezas y, a pesar del esfuerzo, fue una experiencia de la que aprendimos mucho».

Aunque el proyecto está ya finalizado, la web en la que se mostrarán las diferentes soluciones creativas tardará un poco en estar activa. «Calculamos que unos seis meses, pero todo depende de los trabajos de la agencia», indican. «Es lo que tienen los trabajos personales como estos».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Bud Spencer, el rey de la torta a mano abierta
¿Quién participa en los concursos de la tele?
Las marcas y las series
Cómo la serie Manhattan manipula a los espectadores
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *