fbpx
8 de septiembre 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

El ‘slime’, la viscosa y colorida nueva moda de Instagram

8 de septiembre 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las modas de Instagram son impredecibles. De pronto, la gente se vuelve loca por los cactus. O por los azulejos.

El último capricho de la red social es viscoso y colorido. Se trata del slime, también conocido en España como BlandiBlub, «blandiblú», moco falso o Flubber (este último nombre, debido a la película de Disney protagonizada por Robin Williams y el juguete gelatinoso que se derivó de ella).

slime

El slime se puede fabricar de forma casera. La receta se encuentra en numerosos foros de internet, sobre todo en foros sobre niños, ya que se utilizaba hasta hace poco como un juguete.

Desde hace algún tiempo, el slime ha salido del ámbito de las manualidades infantiles para pasar a explorar otros derroteros. Cada vez hay más tutoriales en YouTube sobre cómo realizarlo, y ya no están dirigidos a los infantes.

¿Para qué querría un adulto emplear su tiempo en juntar bórax (tetraborato sódico), cola, agua caliente y colorante o, en ausencia del bórax, harina y maicena?

En un rápido vistazo al hashtag #slime en Instagram (que contiene 767.497 resultados, en su mayoría vídeos), uno se hace una idea. Algunos adultos se han vuelto adictos al slime porque manipularlo da placer. Es más: el simple hecho de ver a alguien manipulándolo causa placer a algunas personas.

https://www.instagram.com/p/BKNHSpOD-Ip/

Instagram está repleto de vídeos en los que alguien hunde sus dedos en un pegote de slime, lo aplasta, lo estira, lo dobla o realiza cualquier otra acción que se pueda hacer con una masa viscosa.

Hay slime de los más variados colores. Algunos prueban a fabricarlos transparentes, otros mezclan varias tonalidades, otros les añaden bolitas. Algunos, incluso, los compran ya fabricados, para minimizar el esfuerzo. Es posible adquirir pequeños botes, por ejemplo, en Amazon.

El caso es subir un vídeo relajante (o supuestamente relajante) que muchos comparten con hashtags como #asmr (una sensación de cosquilleo placentero que ya explicamos en su día) o #relax.

https://www.instagram.com/p/BJz9occjnH7/

https://www.instagram.com/p/BJMA8lah6DE/

https://www.instagram.com/p/BKPzhEwAbsp/?tagged=slime

Una versión del slime es la «Magic Sand» o arena mágica. Una arena de colores con una textura muy curiosa ya que sigue acomodándose unos instantes después de que el usuario deje de tocarla, produciendo un efecto vistoso.

De nuevo, a través del hashtag #MagicSand, es posible acceder a una multitud de vídeos de personas jugando con esta arena entre sus dedos o cortándola con un cuchillo o con unas tijeras.

https://www.instagram.com/p/BJb74rmDbdR/

El vicio está servido.

Las modas de Instagram son impredecibles. De pronto, la gente se vuelve loca por los cactus. O por los azulejos.

El último capricho de la red social es viscoso y colorido. Se trata del slime, también conocido en España como BlandiBlub, «blandiblú», moco falso o Flubber (este último nombre, debido a la película de Disney protagonizada por Robin Williams y el juguete gelatinoso que se derivó de ella).

slime

El slime se puede fabricar de forma casera. La receta se encuentra en numerosos foros de internet, sobre todo en foros sobre niños, ya que se utilizaba hasta hace poco como un juguete.

Desde hace algún tiempo, el slime ha salido del ámbito de las manualidades infantiles para pasar a explorar otros derroteros. Cada vez hay más tutoriales en YouTube sobre cómo realizarlo, y ya no están dirigidos a los infantes.

¿Para qué querría un adulto emplear su tiempo en juntar bórax (tetraborato sódico), cola, agua caliente y colorante o, en ausencia del bórax, harina y maicena?

En un rápido vistazo al hashtag #slime en Instagram (que contiene 767.497 resultados, en su mayoría vídeos), uno se hace una idea. Algunos adultos se han vuelto adictos al slime porque manipularlo da placer. Es más: el simple hecho de ver a alguien manipulándolo causa placer a algunas personas.

https://www.instagram.com/p/BKNHSpOD-Ip/

Instagram está repleto de vídeos en los que alguien hunde sus dedos en un pegote de slime, lo aplasta, lo estira, lo dobla o realiza cualquier otra acción que se pueda hacer con una masa viscosa.

Hay slime de los más variados colores. Algunos prueban a fabricarlos transparentes, otros mezclan varias tonalidades, otros les añaden bolitas. Algunos, incluso, los compran ya fabricados, para minimizar el esfuerzo. Es posible adquirir pequeños botes, por ejemplo, en Amazon.

El caso es subir un vídeo relajante (o supuestamente relajante) que muchos comparten con hashtags como #asmr (una sensación de cosquilleo placentero que ya explicamos en su día) o #relax.

https://www.instagram.com/p/BJz9occjnH7/

https://www.instagram.com/p/BJMA8lah6DE/

https://www.instagram.com/p/BKPzhEwAbsp/?tagged=slime

Una versión del slime es la «Magic Sand» o arena mágica. Una arena de colores con una textura muy curiosa ya que sigue acomodándose unos instantes después de que el usuario deje de tocarla, produciendo un efecto vistoso.

De nuevo, a través del hashtag #MagicSand, es posible acceder a una multitud de vídeos de personas jugando con esta arena entre sus dedos o cortándola con un cuchillo o con unas tijeras.

https://www.instagram.com/p/BJb74rmDbdR/

El vicio está servido.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El robo de almas de Mau Morgó
‘Respect’: la canción que Aretha Franklin ‘robó’ a Otis Redding
El color de los sueños y las pesadillas
Arquitectura virtual inspirada en la Guerra Fría
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies