fbpx
26 de junio 2019    /   CINE/TV
por
 

‘Sneaky Pete’: timadores, mafiosos y gente corriente

26 de junio 2019    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Sneaky Pete es una serie de timos a lo grande, a la manera de Redford y Newman en el El golpe. Hay mafiosos, mujeres fatales, pistoleros… y gente corriente que intenta salvar el día.

ESTAFA COMO PUEDAS

El protagonista es Marius (Giovanni Ribisi), un estafador que al salir de la prisión suplanta a Pete, su compañero de celda. Se esconde de la mafia con los abuelos y los primos de Pete en una idílica localidad del estado de Nueva York. Estos personajes no tienen pistas del verdadero Pete desde que era un niño.

Una familia con un negocio peculiar y por momentos peligroso: se encargan de las fianzas de quienes están a la espera de juicio.

Pero el verdadero problema no tarda en llegar: el pasado alcanza a Pete/Marius: la mafia obliga a Pete/Marius a estafar para salvar el pellejo… y a la familia de Pete, de la que se ha encariñado.

Sneaky Pete
Sneaky Pete abuela y Pete/Marius. Imagen: Amazon Prime.

LÍOS DE NARICES Y GUIONISTAS PRESTIDIGITADORES

Como ocurre en El golpe, una gran estafa depende de otra estafa menor y esta, de otra… Y la implicación de colaboradores; algunos, poco confiables.

Por si fuera poco, los abuelos y los primos de Pete viven con mentiras y están metidos, cada uno por su lado, en verdaderos líos. Pete/Marius, que está al tanto de todo, se convierte a su pesar en el héroe.

Sneaky Pete es la antítesis de Bandersnatch y otras series del tipo elige la aventura. Mientras que un elige tu aventura crea nuevas posibilidades, en Sneaky Pete cada personaje participa en dos o tres tramas rocambolescas, aparentemente inconexas, que acaban por conectarse y resolverse juntas en el último capítulo.

‘SNEAKY PETE’, UNA PROPUESTA ATREVIDA

En estos tiempos, el público presume de adelantarse al guionista y rara vez perdona los trucos narrativos.

Y Sneaky Pete está llena de trucos. El título –astuto/retorcido Pete– alude al protagonista y es una declaración de intenciones. Los guionistas comandados por Graham Yost (creador de Justified) son prestidigitadores.

«Atentos a esta trama… este personaje», parecen decir.

Y mientras nos distraen con una mano narrativa… ¡Tachán!, con la otra hacen el truco.

Sneaky Pete
Sneaky Pete. Una partida de poker peligrosa. Imagen: Amazon Prime.

Los giros de guion se suceden rápidos; las escenas son breves y con diálogos acelerados. Recursos para que el público no tenga tiempo para pensar dónde están las trampas… Pero cuando la audiencia ve las costuras, las acepta porque el espectáculo tiene nervio. Quiere saber cómo acaban las rocambolescas historias de los protagonistas.

Esta aceleración es inevitable. La elegancia calmada de El Golpe es impensable hoy. El público de entonces, más ingenuo, no sospechaba si tal o cual personaje era estafador, poli bueno o poli malo.

LA VIDA DEL JOVEN BUSCAVIDAS BRYAN CRANSTON

Sneaky Pete
Sneaky Pete – Giovanni Ribisi y Bryan Cranston vestidos para estafar. Imagen: Amazon Prime.

El verdadero creador de Sneaky Pete es Bryan Cranston, que encontró en David Shore (creador de House y The Good Doctor) el socio perfecto para escribir la biblia y el piloto para Amazon Prime.

Shore fija con el piloto de Sneaky Pete una estructura procedimental a la manera de House. La enfermedad extraña que Gregory House investigaba ha sido sustituida por un compleja estafa. Y Pete/Marius controla el espectáculo al igual que el doctor, aunque por momentos la situación está cuesta arriba.

El actor de Breaking Bad ha declarado que Sneaky Pete está basado, en parte, en su pasado como buscavidas.

«Mi propia familia me llamó Sneaky Pete», dice Cranston.

Pero aquí el actor ejerce como villano aborrecible –alejado de Walter White– que complica la vida de Pete/Marius.

RIBISI, UN ROSTRO PARA LA MENTIRA

El protagonista es Giovanni Ribisi, uno de tantos actores que arropan a las estrellas en los blockbuster y que se crece en las series para las plataformas de streaming.

Ribisi no es atractivo como lo eran Redford y Newman en El Golpe, pero tiene un rostro perfecto para estafar. Un aire de perdedor melancólico y honesto.       

LA FAMILIA POR ENCIMA DE TODO

Sneaky Pete está concebida para un atracón visual. Cada capítulo concluye con un cliffhanger (gancho) y la última secuencia de las temporadas 1 y 2 plantean las siguientes estafas. (La temporada 3 cierra la serie y todas las tramas). El ingenio de las estafas y la rapidez atrapan, pero el interés de la propuesta no depende de ellos; no del todo.

Sneaky Pete no es la primera serie sobre estafadores, pero otras se han centrado en la mecánica de los timos. Esta da espacio a la intimidad de los personajes, a las relaciones de amor/odio entre ellos.

Los miembros de la familia se han visto obligados a hacerse fuertes por ellos mismos y por los demás. Los abuelos han perdido a los hijos. Los nietos han perdido a los padres. Tienen flaquezas, pero están los unos para los otros.

Les escuece guardar secretos que podrían destruir a la familia. Cada uno intenta, a su manera, a pesar de las circunstancias, mantener la unidad familiar. En ocasiones, con gran sacrificio y vergüenza por su parte.

Una familia que no duda en acoger a Marius/Pete, después de treinta años. Esto explica porqué el maestro de la estafa se transforma: pasa gradualmente de canalla sin escrúpulos a una persona comprometida que estafa, ya no por placer sino a su pesar.

Las escenas de enfrentamiento entre familiares son amargas. Se quieren y se hacen daño… mientras que corren peligro rodeados por mafiosos del juego y narcotraficantes. No estamos tranquilos con la neutralización de los peligros: queremos que la familia se reconcilie. Y que Marius/Pete siga con ella.

Sneaky Pete es una serie de timos a lo grande, a la manera de Redford y Newman en el El golpe. Hay mafiosos, mujeres fatales, pistoleros… y gente corriente que intenta salvar el día.

ESTAFA COMO PUEDAS

El protagonista es Marius (Giovanni Ribisi), un estafador que al salir de la prisión suplanta a Pete, su compañero de celda. Se esconde de la mafia con los abuelos y los primos de Pete en una idílica localidad del estado de Nueva York. Estos personajes no tienen pistas del verdadero Pete desde que era un niño.

Una familia con un negocio peculiar y por momentos peligroso: se encargan de las fianzas de quienes están a la espera de juicio.

Pero el verdadero problema no tarda en llegar: el pasado alcanza a Pete/Marius: la mafia obliga a Pete/Marius a estafar para salvar el pellejo… y a la familia de Pete, de la que se ha encariñado.

Sneaky Pete
Sneaky Pete abuela y Pete/Marius. Imagen: Amazon Prime.

LÍOS DE NARICES Y GUIONISTAS PRESTIDIGITADORES

Como ocurre en El golpe, una gran estafa depende de otra estafa menor y esta, de otra… Y la implicación de colaboradores; algunos, poco confiables.

Por si fuera poco, los abuelos y los primos de Pete viven con mentiras y están metidos, cada uno por su lado, en verdaderos líos. Pete/Marius, que está al tanto de todo, se convierte a su pesar en el héroe.

Sneaky Pete es la antítesis de Bandersnatch y otras series del tipo elige la aventura. Mientras que un elige tu aventura crea nuevas posibilidades, en Sneaky Pete cada personaje participa en dos o tres tramas rocambolescas, aparentemente inconexas, que acaban por conectarse y resolverse juntas en el último capítulo.

‘SNEAKY PETE’, UNA PROPUESTA ATREVIDA

En estos tiempos, el público presume de adelantarse al guionista y rara vez perdona los trucos narrativos.

Y Sneaky Pete está llena de trucos. El título –astuto/retorcido Pete– alude al protagonista y es una declaración de intenciones. Los guionistas comandados por Graham Yost (creador de Justified) son prestidigitadores.

«Atentos a esta trama… este personaje», parecen decir.

Y mientras nos distraen con una mano narrativa… ¡Tachán!, con la otra hacen el truco.

Sneaky Pete
Sneaky Pete. Una partida de poker peligrosa. Imagen: Amazon Prime.

Los giros de guion se suceden rápidos; las escenas son breves y con diálogos acelerados. Recursos para que el público no tenga tiempo para pensar dónde están las trampas… Pero cuando la audiencia ve las costuras, las acepta porque el espectáculo tiene nervio. Quiere saber cómo acaban las rocambolescas historias de los protagonistas.

Esta aceleración es inevitable. La elegancia calmada de El Golpe es impensable hoy. El público de entonces, más ingenuo, no sospechaba si tal o cual personaje era estafador, poli bueno o poli malo.

LA VIDA DEL JOVEN BUSCAVIDAS BRYAN CRANSTON

Sneaky Pete
Sneaky Pete – Giovanni Ribisi y Bryan Cranston vestidos para estafar. Imagen: Amazon Prime.

El verdadero creador de Sneaky Pete es Bryan Cranston, que encontró en David Shore (creador de House y The Good Doctor) el socio perfecto para escribir la biblia y el piloto para Amazon Prime.

Shore fija con el piloto de Sneaky Pete una estructura procedimental a la manera de House. La enfermedad extraña que Gregory House investigaba ha sido sustituida por un compleja estafa. Y Pete/Marius controla el espectáculo al igual que el doctor, aunque por momentos la situación está cuesta arriba.

El actor de Breaking Bad ha declarado que Sneaky Pete está basado, en parte, en su pasado como buscavidas.

«Mi propia familia me llamó Sneaky Pete», dice Cranston.

Pero aquí el actor ejerce como villano aborrecible –alejado de Walter White– que complica la vida de Pete/Marius.

RIBISI, UN ROSTRO PARA LA MENTIRA

El protagonista es Giovanni Ribisi, uno de tantos actores que arropan a las estrellas en los blockbuster y que se crece en las series para las plataformas de streaming.

Ribisi no es atractivo como lo eran Redford y Newman en El Golpe, pero tiene un rostro perfecto para estafar. Un aire de perdedor melancólico y honesto.       

LA FAMILIA POR ENCIMA DE TODO

Sneaky Pete está concebida para un atracón visual. Cada capítulo concluye con un cliffhanger (gancho) y la última secuencia de las temporadas 1 y 2 plantean las siguientes estafas. (La temporada 3 cierra la serie y todas las tramas). El ingenio de las estafas y la rapidez atrapan, pero el interés de la propuesta no depende de ellos; no del todo.

Sneaky Pete no es la primera serie sobre estafadores, pero otras se han centrado en la mecánica de los timos. Esta da espacio a la intimidad de los personajes, a las relaciones de amor/odio entre ellos.

Los miembros de la familia se han visto obligados a hacerse fuertes por ellos mismos y por los demás. Los abuelos han perdido a los hijos. Los nietos han perdido a los padres. Tienen flaquezas, pero están los unos para los otros.

Les escuece guardar secretos que podrían destruir a la familia. Cada uno intenta, a su manera, a pesar de las circunstancias, mantener la unidad familiar. En ocasiones, con gran sacrificio y vergüenza por su parte.

Una familia que no duda en acoger a Marius/Pete, después de treinta años. Esto explica porqué el maestro de la estafa se transforma: pasa gradualmente de canalla sin escrúpulos a una persona comprometida que estafa, ya no por placer sino a su pesar.

Las escenas de enfrentamiento entre familiares son amargas. Se quieren y se hacen daño… mientras que corren peligro rodeados por mafiosos del juego y narcotraficantes. No estamos tranquilos con la neutralización de los peligros: queremos que la familia se reconcilie. Y que Marius/Pete siga con ella.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Spam, spoiler, speed…
Qué peligro tenéis los de CGI
Las City Guides 2011 de Louis Vuitton
Hora de Aventuras Lego style
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *