fbpx
8 de septiembre 2014    /   BUSINESS
por
 

En el futuro, un algoritmo será quien decida si te concede un préstamo

8 de septiembre 2014    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hemos estado en el futuro y ya no tenemos que aguantar las miradas desconfiadas de empleados de sucursales bancarias cuando pedimos un crédito. Tampoco tenemos que reunir papeleo cuyo nivel de detalle incluye hasta nuestro grupo sanguíneo para tener algún tipo de posibilidad de acceder a él. El proceso será mucho más sencillo que eso. Meteremos nuestros datos personales en la web del banco, asociaremos nuestras cuentas de eBay, Facebook, Amazon y Airbnb en un par de clicks, compartiremos nuestra cuenta bancaria y en cuestión de minutos sabremos si se nos concederá o no el dinero que buscamos. Pedir un crédito para una compañía será tan sencillo como comprar un billete de avión y tu reputación digital en algunas de estas webs influirá en tu posibilidades de acceder a un crédito.
Este escenario en realidad está mucho más cerca de lo que uno puede imaginar. La semana pasada se lanzó en España Spotcap, una startup alemana que tiene como objetivo transformar la manera en la que las PYMES acceden a préstamos. La compañía ofrece líneas de crédito de entre 500 y 50.000 euros con intereses relativamente competitivos, con la diferencia de que un empresario puede saber en cuestión de minutos si puede acceder al dinero o no frente a un banco. Un algoritmo diseñado por la compañía determina si eres apto o no para conseguir un crédito sin pasar por ninguna supervisión humana. «Tenemos clientes que han tardado hasta 7 semanas en saber si al final les concedían financiación con bancos tradicionales. Se pierde mucho tiempo que puedes estar invirtiendo en tu negocio», explica Toby Triebel, cofundador de la compañía que está respaldado por el gigantesco fondo de inversión tecnológico alemán Rocket Internet.
La elección de España como primer país para testar el modelo de negocio se produce precisamente por las dificultades que muchas empresas han tenido para acceder a préstamos bancarios desde 2008. «La gran mayoría de entidades están obsesionadas con deshacerse de activos tóxicos y simplemente no ven interesante el negocio de servir a empresas más pequeñas. Sin embargo el mercado potencial es enorme teniendo en cuenta que hay más de 2 millones de PYMES en España y que representan dos tercios de la actividad económica».
Cabe matizar que inicialmente, el alcance de Spotcap será limitado mientras se prueba el servicio. Actualmente solo es posible acceder a financiación si tu empresa tiene una cuenta de vendedor en Amazon o eBay. Esto significa que solo podrán utilizarlo negocios que trabajan en temas relacionados con el comercio electrónico. «Esperemos que esto cambie pronto y que empresas de todo tipo puedan acceder también con otros requisitos».
En cuanto a intereses se dividen en dos apartados. Está la comisión que se cobra los dos primeros meses, que la compañía denomina ‘costes’, y los intereses que se cobran cada mes. «El plazo máximo de devolución de la línea de crédito son 6 meses, pero si tu devuelves el importe prestado en 1 mes solo pagarás los intereses de ese mes y no el total», explica Triebel. A modo de ejemplo, si pides prestados 10.000 euros, tendrás que devolver alrededor de 11.200 euros divididos en 6 plazos a lo largo de 6 meses. Si la empresa decide devolverlo todo en un mes acabará pagando alrededor de 10.400 euros ya que solo se pagan los intereses y costes incurridos por ese mes que se ha pedido prestado el dinero.
1spotcap
 
Aunque no es ningún chollo, para el fundador de la compañía «son precios muy competitivos teniendo en cuenta la rapidez y agilidad con la que podemos ofrecerte el dinero. Si aceptamos darte el capital tampoco tienes que cogerlo en ese momento. Puedes esperar un tiempo y no te cobraremos nada hasta que empieces a usarlo», algo que será especialmente útil para empresas que necesitan liquidez en momentos concretos y puntuales.
Todo esto es solo el comienzo de lo que podía ser los préstamos e incluso las hipotecas del futuro. Un algoritmo podría tener las claves para decidir rápidamente si un negocio o un particular tienen los atributos necesarios para recibir dinero. Factores como una buena puntuación en airbnb, tu perfil en Facebook y lo bien valorado que estás en diversas plataformas digitales, ayudarán a conseguir créditos. «Esto es sin duda algo que acabará siendo cada vez más importante, aunque por el momento queremos enfocarnos mucho en las PYMES. Todo lo demás se verá más adelante».
Triebel admite que el verdadero valor de la compañía es el algoritmo que han desarrollado para poder determinar si una compañía accede o no al dinero. «Creemos que con la cifras de préstamos que manejamos no es necesario tener intervención humana. Estamos convencidos de que en el futuro se impondrá esta fórmula para los préstamos a empresas. La banca sigue atrapada en una manera completamente anticuada de tratar con las empresas. Sigue siendo de los pocos sectores que han sobrevivido a la disrupción de internet y eso tiene que cambiar».
 

Hemos estado en el futuro y ya no tenemos que aguantar las miradas desconfiadas de empleados de sucursales bancarias cuando pedimos un crédito. Tampoco tenemos que reunir papeleo cuyo nivel de detalle incluye hasta nuestro grupo sanguíneo para tener algún tipo de posibilidad de acceder a él. El proceso será mucho más sencillo que eso. Meteremos nuestros datos personales en la web del banco, asociaremos nuestras cuentas de eBay, Facebook, Amazon y Airbnb en un par de clicks, compartiremos nuestra cuenta bancaria y en cuestión de minutos sabremos si se nos concederá o no el dinero que buscamos. Pedir un crédito para una compañía será tan sencillo como comprar un billete de avión y tu reputación digital en algunas de estas webs influirá en tu posibilidades de acceder a un crédito.
Este escenario en realidad está mucho más cerca de lo que uno puede imaginar. La semana pasada se lanzó en España Spotcap, una startup alemana que tiene como objetivo transformar la manera en la que las PYMES acceden a préstamos. La compañía ofrece líneas de crédito de entre 500 y 50.000 euros con intereses relativamente competitivos, con la diferencia de que un empresario puede saber en cuestión de minutos si puede acceder al dinero o no frente a un banco. Un algoritmo diseñado por la compañía determina si eres apto o no para conseguir un crédito sin pasar por ninguna supervisión humana. «Tenemos clientes que han tardado hasta 7 semanas en saber si al final les concedían financiación con bancos tradicionales. Se pierde mucho tiempo que puedes estar invirtiendo en tu negocio», explica Toby Triebel, cofundador de la compañía que está respaldado por el gigantesco fondo de inversión tecnológico alemán Rocket Internet.
La elección de España como primer país para testar el modelo de negocio se produce precisamente por las dificultades que muchas empresas han tenido para acceder a préstamos bancarios desde 2008. «La gran mayoría de entidades están obsesionadas con deshacerse de activos tóxicos y simplemente no ven interesante el negocio de servir a empresas más pequeñas. Sin embargo el mercado potencial es enorme teniendo en cuenta que hay más de 2 millones de PYMES en España y que representan dos tercios de la actividad económica».
Cabe matizar que inicialmente, el alcance de Spotcap será limitado mientras se prueba el servicio. Actualmente solo es posible acceder a financiación si tu empresa tiene una cuenta de vendedor en Amazon o eBay. Esto significa que solo podrán utilizarlo negocios que trabajan en temas relacionados con el comercio electrónico. «Esperemos que esto cambie pronto y que empresas de todo tipo puedan acceder también con otros requisitos».
En cuanto a intereses se dividen en dos apartados. Está la comisión que se cobra los dos primeros meses, que la compañía denomina ‘costes’, y los intereses que se cobran cada mes. «El plazo máximo de devolución de la línea de crédito son 6 meses, pero si tu devuelves el importe prestado en 1 mes solo pagarás los intereses de ese mes y no el total», explica Triebel. A modo de ejemplo, si pides prestados 10.000 euros, tendrás que devolver alrededor de 11.200 euros divididos en 6 plazos a lo largo de 6 meses. Si la empresa decide devolverlo todo en un mes acabará pagando alrededor de 10.400 euros ya que solo se pagan los intereses y costes incurridos por ese mes que se ha pedido prestado el dinero.
1spotcap
 
Aunque no es ningún chollo, para el fundador de la compañía «son precios muy competitivos teniendo en cuenta la rapidez y agilidad con la que podemos ofrecerte el dinero. Si aceptamos darte el capital tampoco tienes que cogerlo en ese momento. Puedes esperar un tiempo y no te cobraremos nada hasta que empieces a usarlo», algo que será especialmente útil para empresas que necesitan liquidez en momentos concretos y puntuales.
Todo esto es solo el comienzo de lo que podía ser los préstamos e incluso las hipotecas del futuro. Un algoritmo podría tener las claves para decidir rápidamente si un negocio o un particular tienen los atributos necesarios para recibir dinero. Factores como una buena puntuación en airbnb, tu perfil en Facebook y lo bien valorado que estás en diversas plataformas digitales, ayudarán a conseguir créditos. «Esto es sin duda algo que acabará siendo cada vez más importante, aunque por el momento queremos enfocarnos mucho en las PYMES. Todo lo demás se verá más adelante».
Triebel admite que el verdadero valor de la compañía es el algoritmo que han desarrollado para poder determinar si una compañía accede o no al dinero. «Creemos que con la cifras de préstamos que manejamos no es necesario tener intervención humana. Estamos convencidos de que en el futuro se impondrá esta fórmula para los préstamos a empresas. La banca sigue atrapada en una manera completamente anticuada de tratar con las empresas. Sigue siendo de los pocos sectores que han sobrevivido a la disrupción de internet y eso tiene que cambiar».
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Aubrey de Grey, el gerontólogo que investiga el fin del envejecimiento
¿Y si contáramos la audiencia de otra forma?
Del anonimato a la sobreexposición
Haz de tu ventana un huerto para plantar lechugas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Desde el pasado, los humanos bancarios ya siguen desde hace años algoritmos y criterios preestablecidos para conceder créditos (hipotecarios o no) a partir de la mayor información posible y disponible o aportable por el cliente, en el que subyace un análisis de riesgos y estadísticas analizados por sesudos analistas (tengo amigos trabajando en esto desde 1992 en grandes bancos) sacando conclusiones, ayudados por máquinas con acceso a todo tipo de información y big data de los perfiles solicitantes para confeccionar los criterios, clasificaciones de riesgo, procedimientos y algoritmos corporativos.
    Si gracias a estas tecnologías automatizadoras de IA de manejo de la información y a la optimización de los algoritmos baja el índice de morosidad y en consecuencia se pueden otorgar mas créditos y mas baratos, y de forma mas rápida, automatizando al 100% el ciclo de vida del proceso de concesión de crédito, sin que aparezcan profundos agujeros en la banca cuando cambia el ciclo económico, bienvenido sea.
    Pero el legislador y el regulador no se debe inhibir permitiendo abusos o contratos desiguales entre desiguales ni alegrías imprudentes de los bancos. Para esto mejor nacionalizar la banca si después hay que rescatarla.
    ¡No se puede socializar las pérdidas y privatizar los beneficios!

  • Esto no es el futuro, esto es el presente a día de hoy. Se llama Scoring (puntuación) y ya se usa en muchos bancos. Precisamente a mi me tocó desarrollar dicho software que daba una nota numérica a los créditos hipotecarios y de consumo y tres resultados posibles: Aprobado, Duda o Denegado. Eran únicamente las dudas las que se revisaban por una persona… Y los criterios no eran pocos ni mucho menos…

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *