fbpx
20 de junio 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Star Car: ¿cuántos coches de película puedes recordar?

20 de junio 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hace tres años, el ilustrador Scott Park se encontraba atrapado en una aburrida reunión. Para evadirse, se propuso averiguar cuántos automóviles de películas era capaz de dibujar de memoria.

«Los hacía con un estilo muy suelto, como de dibujos animados y, cuando llegué a ochenta, me di cuenta de que ahí podía haber algo interesante».

Poco después comenzó a trabajar seriamente en ese proyecto. Lo tituló Star Car y su primera pieza fue un póster que envió a diferentes blogs y que fue subido a reddit con muy buena aceptación.

«Desde entonces habré dibujado unos trescientos coches diferentes, incluyendo un segundo póster de Star Car, un póster específico de Regreso al futuro, otro de Mad Max y un montón coches más que ya utilizaré».

Aunque su formación es de ilustrador y diseñador, Scott Park no ha tenido mucho tiempo para desarrollar su talento en ese campo. «Desde hace dos décadas estoy trabajando como director creativo en una agencia de publicidad y, aunque es muy interesante, casi no tengo oportunidades de ilustrar. Gracias a este proyecto he podido desarrollar un poco mi estilo».

Con Star Car, Scott Park no solo ejercita su pasión por el dibujo sino que lo hace a través de otra de sus grandes pasiones, la de los coches y la de las películas, dos aficiones que cultiva desde pequeño. «Me fijaba mucho en los coches y había detalles que me volvían loco. Cosas muy habituales en las series de los 80, como cambiar los coches buenos por otros viejos repintados para destruirlos en una escena o cuando los coches no coincidían con la época de la película. La historia tenía lugar en 1957 pero utilizaban un modelo que se había lanzado en 1959».

Esos recuerdos de infancia han sido claves a la hora de elegir qué automóviles incluir en el proyecto, pero no han sido los únicos criterios empleados.

«Primero elegí los más obvios: el Delorean, el Ectomobile, el Aston Martin de Bond. Quería hacer una mezcla entre coches muy fáciles de identificar y otros menos obvios pero no demasiado oscuros. Además, debían ser coches que fueran especiales, que tuvieran protagonismo en alguna escena o estuvieran relacionados con algún personaje. En otras palabras, no podía ser simplemente un coche que hubiera sido conducido por un determinado personaje en una ocasión. Tenía que ser uno que cuando lo vieras, se te disparase la memoria».

Una vez decididos los coches que debía recrear, lo más difícil no fue tanto dibujarlos, sino eliminar los detalles superfluos para simplificar el dibujo sin que ello impidiera que fueran reconocidos.

«Con algunos coches resultó muy sencillo. Por ejemplo, el General Lee solo necesita ser cuadrado, naranja y tener un gran 01 en la puerta. Sin embargo, otros necesitaban de más detalles, especialmente en las parrillas de los radiadores. Lo más gracioso fue el póster de Mad Max, porque los coches son tan exagerados que era muy difícil hacerlos encajar en mi estilo».

Después de varios centenares de coches dibujados, Scott Park ha ido desarrollando un cariño especial hacia algunos de ellos. Por ejemplo, aquellos que pertenecen a series de televisión o películas poco conocidas o de culto.

«Los pósteres me han dado la oportunidad de compartir esta obsesión mía con otras personas. Cuando dibujo uno de los raros es muy divertido enseñarlo porque es como si dijera “¡Eh! ¿te acuerdas de esa película? Bueno, pues yo sé el coche que conducía el protagonista”. Me encanta ver a la gente intentar recordar de dónde procede ese coche. Cuando leen el nombre que está al pie, es como si se les encendiera una bombilla, “¡Ah, sí, esa película!”».

En la actualidad Park se encuentra trabajando en un tercer póster de Star Car aunque todavía está en una fase muy embrionaria.

«No tengo suficientes modelos para completarlo, pero cuando lo consiga, me gustaría hacer un libro incluyendo todos los vehículos. Poco a poco voy incluyendo nuevos coches cada vez que veo uno nuevo en una película. Por ejemplo, ahora tengo que añadir el Ectomobile de la nueva versión de Ghostbusters. Mientras haya películas habrá coches, así que continuaré con ello».

 

Hace tres años, el ilustrador Scott Park se encontraba atrapado en una aburrida reunión. Para evadirse, se propuso averiguar cuántos automóviles de películas era capaz de dibujar de memoria.

«Los hacía con un estilo muy suelto, como de dibujos animados y, cuando llegué a ochenta, me di cuenta de que ahí podía haber algo interesante».

Poco después comenzó a trabajar seriamente en ese proyecto. Lo tituló Star Car y su primera pieza fue un póster que envió a diferentes blogs y que fue subido a reddit con muy buena aceptación.

«Desde entonces habré dibujado unos trescientos coches diferentes, incluyendo un segundo póster de Star Car, un póster específico de Regreso al futuro, otro de Mad Max y un montón coches más que ya utilizaré».

Aunque su formación es de ilustrador y diseñador, Scott Park no ha tenido mucho tiempo para desarrollar su talento en ese campo. «Desde hace dos décadas estoy trabajando como director creativo en una agencia de publicidad y, aunque es muy interesante, casi no tengo oportunidades de ilustrar. Gracias a este proyecto he podido desarrollar un poco mi estilo».

Con Star Car, Scott Park no solo ejercita su pasión por el dibujo sino que lo hace a través de otra de sus grandes pasiones, la de los coches y la de las películas, dos aficiones que cultiva desde pequeño. «Me fijaba mucho en los coches y había detalles que me volvían loco. Cosas muy habituales en las series de los 80, como cambiar los coches buenos por otros viejos repintados para destruirlos en una escena o cuando los coches no coincidían con la época de la película. La historia tenía lugar en 1957 pero utilizaban un modelo que se había lanzado en 1959».

Esos recuerdos de infancia han sido claves a la hora de elegir qué automóviles incluir en el proyecto, pero no han sido los únicos criterios empleados.

«Primero elegí los más obvios: el Delorean, el Ectomobile, el Aston Martin de Bond. Quería hacer una mezcla entre coches muy fáciles de identificar y otros menos obvios pero no demasiado oscuros. Además, debían ser coches que fueran especiales, que tuvieran protagonismo en alguna escena o estuvieran relacionados con algún personaje. En otras palabras, no podía ser simplemente un coche que hubiera sido conducido por un determinado personaje en una ocasión. Tenía que ser uno que cuando lo vieras, se te disparase la memoria».

Una vez decididos los coches que debía recrear, lo más difícil no fue tanto dibujarlos, sino eliminar los detalles superfluos para simplificar el dibujo sin que ello impidiera que fueran reconocidos.

«Con algunos coches resultó muy sencillo. Por ejemplo, el General Lee solo necesita ser cuadrado, naranja y tener un gran 01 en la puerta. Sin embargo, otros necesitaban de más detalles, especialmente en las parrillas de los radiadores. Lo más gracioso fue el póster de Mad Max, porque los coches son tan exagerados que era muy difícil hacerlos encajar en mi estilo».

Después de varios centenares de coches dibujados, Scott Park ha ido desarrollando un cariño especial hacia algunos de ellos. Por ejemplo, aquellos que pertenecen a series de televisión o películas poco conocidas o de culto.

«Los pósteres me han dado la oportunidad de compartir esta obsesión mía con otras personas. Cuando dibujo uno de los raros es muy divertido enseñarlo porque es como si dijera “¡Eh! ¿te acuerdas de esa película? Bueno, pues yo sé el coche que conducía el protagonista”. Me encanta ver a la gente intentar recordar de dónde procede ese coche. Cuando leen el nombre que está al pie, es como si se les encendiera una bombilla, “¡Ah, sí, esa película!”».

En la actualidad Park se encuentra trabajando en un tercer póster de Star Car aunque todavía está en una fase muy embrionaria.

«No tengo suficientes modelos para completarlo, pero cuando lo consiga, me gustaría hacer un libro incluyendo todos los vehículos. Poco a poco voy incluyendo nuevos coches cada vez que veo uno nuevo en una película. Por ejemplo, ahora tengo que añadir el Ectomobile de la nueva versión de Ghostbusters. Mientras haya películas habrá coches, así que continuaré con ello».

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El derecho a una carátula digna
Como crear vinculación con la marca con un concepto y varios medios
Los 5 posts más vistos de la semana
El secreto de Coca-Cola vuelve a escena
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *