13 de marzo 2013    /   CINE/TV
por
 

El más rápido mirando al cielo

13 de marzo 2013    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

steck
«No soy mejor que nadie, solo entreno como el diablo». Para no considerarse mejor que nadie, Ueli Steck lo disimula muy bien. Un buen día, el alpinista suizo decidió que la mejor manera de alcanzar las cumbres era haciéndolo lo más rápido posible. Así, consigue pulverizar records de escalada hasta hacerlos casi imbatible.
Lo natural cuando uno se juega la vida -y cuando se sale a la practicar alpinismo, eso ocurre cada vez-, es andar con pies de plomo. Encuentro una ruta favorable, busco puntos de sujección fiables y no me precipito nunca.
Steck optó por echar a correr. En el año 2008, logró coronar el Eiger, por su durísima cara norte, en 2 horas y 47 minutos. Para que se hagan una idea, el record anterior fijado por alguien distinto al suizo estaba en 4 horas y 40 minutos y se había batido en 2003.

Como no todo es correr en esta vida, y menos a la hora de comer, paren un momento a saber algo más del más rápido escalador del mundo.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

steck
«No soy mejor que nadie, solo entreno como el diablo». Para no considerarse mejor que nadie, Ueli Steck lo disimula muy bien. Un buen día, el alpinista suizo decidió que la mejor manera de alcanzar las cumbres era haciéndolo lo más rápido posible. Así, consigue pulverizar records de escalada hasta hacerlos casi imbatible.
Lo natural cuando uno se juega la vida -y cuando se sale a la practicar alpinismo, eso ocurre cada vez-, es andar con pies de plomo. Encuentro una ruta favorable, busco puntos de sujección fiables y no me precipito nunca.
Steck optó por echar a correr. En el año 2008, logró coronar el Eiger, por su durísima cara norte, en 2 horas y 47 minutos. Para que se hagan una idea, el record anterior fijado por alguien distinto al suizo estaba en 4 horas y 40 minutos y se había batido en 2003.

Como no todo es correr en esta vida, y menos a la hora de comer, paren un momento a saber algo más del más rápido escalador del mundo.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¡Subidón!: Los vídeos del viernes
Los vídeos del jueves: La diferencia entre un LOL y un WTF!
Mozart in the Jungle
Cuenca y Japón: una relación imprevista que nació del anime
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies