27 de febrero 2018    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

¿Qué pueden aprender los niños de Steve Jobs y otros grandes genios?

27 de febrero 2018    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El ordenador Apple II ha tomado voz humana y cuenta la historia y las hazañas de su inventor, Steve Jobs, en un libro ilustrado para niños y adolescentes. Esta computadora personal que revolucionó la informática explica, en lenguaje escolar, que cuando la creó «el señor del bigote que os mira fijamente, los pocos ordenadores que había en el mundo eran armatostes que ocupaban una habitación entera. Así que imaginaos el impacto que causé».

A esta edad, entre los 8 y los 11 años, aprender y entender lo que hizo Jobs es más fácil de digerir con dibujos, un lenguaje cercano y algunas frases en bloques pequeños, destacados, al margen de una página muy blanca. Así es más sencillo enseñar los valores que encarna el cofundador de Apple: esfuerzo, persistencia, innovación.

Eso es lo que se propone Steve Jobs, inventor del mañana, un libro escrito por Julio Fajardo Herrero e ilustrado por Miguel Pang, dentro de la serie de biografías de científicos e inventores ‘Genios de la ciencia’, de Vegueta Ediciones. Una obra con la que quieren realizar su «particular aportación al proyecto universal más apasionante que existe, el de la educación infantil y juvenil». Porque, «como una varita mágica», dicen, «la educación tiene el poder de iluminar sombras y hacer prevalecer la razón, los principios y la solidaridad, impulsando la prosperidad».

steve jobs inventor del mañana

Este cuento, basado en la realidad, habla del esfuerzo: «Para comer, recogía botellas de Coca-Cola y las iba reciclando, pues en las tiendas le pagaban cinco céntimos por cada envase vacío».

Muestra la importancia del interés: «Ya no tenía clases obligatorias, pero aun así decidió asistir a un curso de caligrafía que tenía fama de ser el mejor país». Y ahí descubrió la belleza de las tipografías y del diseño que trasladaría a sus productos el resto de su vida.

steve jobs inventor del mañana

Resalta lo fascinante que es inventar: «Como Steve y Woz (Steve Wozniak) necesitaban dinero, se les ocurrió inventar unos curiosos aparatitos para conseguir que las llamadas telefónicas a larga distancia, que por aquel entonces eran muy caras, salieran gratis. ¡Las llamaron cajas azules y vendieron muchísimas!».

Y menciona unas travesuras, el gancho que más puede atraer a un niño de esta edad: «Con las cajas azules, Steve y Woz descubrieron que podían crear productos por su propia cuenta. Como eran muy traviesos, incluso las usaron un día para llamar al papa de Roma haciéndose pasar por un político estadounidense muy importante, pero les entró al risa y tuvieron que colgar».

steve jobs inventor del mañana

En Steve Jobs, inventor del mañana, aparece también, al margen de los textos, la voz del protagonista. Estas citas son consejos sencillos, impactantes, que pretenden ser como un fogonazo en el lector: «Se trata de intentar empaparte de los mejores logros de la humanidad y después tratar de incorporarlos a lo que haces».

El libro dedica unas hojas finales a explicar «Cómo funciona un ordenador» y a «Otros hitos y genios de la historia». Ente ellos, Ada Lovelace y Charles Baggage, los inventores de la máquina analítica; Konrad Zuse, el creador de la primera máquina programable, o Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook. Ahí están algunos más. Para despertar la curiosidad de los niños por otros grandes genios y, como dice la editorial, les vuelva a picar «el chinche prodigioso de la lectura».

steve jobs inventor del mañana

steve jobs inventor del mañana

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

El ordenador Apple II ha tomado voz humana y cuenta la historia y las hazañas de su inventor, Steve Jobs, en un libro ilustrado para niños y adolescentes. Esta computadora personal que revolucionó la informática explica, en lenguaje escolar, que cuando la creó «el señor del bigote que os mira fijamente, los pocos ordenadores que había en el mundo eran armatostes que ocupaban una habitación entera. Así que imaginaos el impacto que causé».

A esta edad, entre los 8 y los 11 años, aprender y entender lo que hizo Jobs es más fácil de digerir con dibujos, un lenguaje cercano y algunas frases en bloques pequeños, destacados, al margen de una página muy blanca. Así es más sencillo enseñar los valores que encarna el cofundador de Apple: esfuerzo, persistencia, innovación.

Eso es lo que se propone Steve Jobs, inventor del mañana, un libro escrito por Julio Fajardo Herrero e ilustrado por Miguel Pang, dentro de la serie de biografías de científicos e inventores ‘Genios de la ciencia’, de Vegueta Ediciones. Una obra con la que quieren realizar su «particular aportación al proyecto universal más apasionante que existe, el de la educación infantil y juvenil». Porque, «como una varita mágica», dicen, «la educación tiene el poder de iluminar sombras y hacer prevalecer la razón, los principios y la solidaridad, impulsando la prosperidad».

steve jobs inventor del mañana

Este cuento, basado en la realidad, habla del esfuerzo: «Para comer, recogía botellas de Coca-Cola y las iba reciclando, pues en las tiendas le pagaban cinco céntimos por cada envase vacío».

Muestra la importancia del interés: «Ya no tenía clases obligatorias, pero aun así decidió asistir a un curso de caligrafía que tenía fama de ser el mejor país». Y ahí descubrió la belleza de las tipografías y del diseño que trasladaría a sus productos el resto de su vida.

steve jobs inventor del mañana

Resalta lo fascinante que es inventar: «Como Steve y Woz (Steve Wozniak) necesitaban dinero, se les ocurrió inventar unos curiosos aparatitos para conseguir que las llamadas telefónicas a larga distancia, que por aquel entonces eran muy caras, salieran gratis. ¡Las llamaron cajas azules y vendieron muchísimas!».

Y menciona unas travesuras, el gancho que más puede atraer a un niño de esta edad: «Con las cajas azules, Steve y Woz descubrieron que podían crear productos por su propia cuenta. Como eran muy traviesos, incluso las usaron un día para llamar al papa de Roma haciéndose pasar por un político estadounidense muy importante, pero les entró al risa y tuvieron que colgar».

steve jobs inventor del mañana

En Steve Jobs, inventor del mañana, aparece también, al margen de los textos, la voz del protagonista. Estas citas son consejos sencillos, impactantes, que pretenden ser como un fogonazo en el lector: «Se trata de intentar empaparte de los mejores logros de la humanidad y después tratar de incorporarlos a lo que haces».

El libro dedica unas hojas finales a explicar «Cómo funciona un ordenador» y a «Otros hitos y genios de la historia». Ente ellos, Ada Lovelace y Charles Baggage, los inventores de la máquina analítica; Konrad Zuse, el creador de la primera máquina programable, o Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook. Ahí están algunos más. Para despertar la curiosidad de los niños por otros grandes genios y, como dice la editorial, les vuelva a picar «el chinche prodigioso de la lectura».

steve jobs inventor del mañana

steve jobs inventor del mañana

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
3 cosas que hacer en Malakids este fin de semana
123RF, un horizonte de 12 millones de imágenes
El elogio al azar químico [Fotokobu]
‘Cine en curso’: enseñar en las escuelas creando películas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies