fbpx
27 de enero 2014    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

La cocina de los post (II): Storytelling casero

27 de enero 2014    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El storytelling puede ser empleado para tratar cuestiones complejas de modo ameno o para hacer trampa y rellenar un artículo con 700 palabras.

Contar cuentos (storytelling, para los modernos) puede facilitar la presentación de cuestiones complejas a los lectores con la categoría de arte, si tomamos como referentes a Hemingway o Hunter S. Thompson —¡amén!— o Tom Wolfe. Esto no significa que el storytelling sea una técnica fuera del alcance del redactor común. Al contrario, un bloguero o periodista de medianías puede utilizar el storytelling sin despeinarse para rellenar las palabras que demanda la publicación.

Storytelling casero a las dos capas

Estilo: Narrativo
Nivel de dificultad: Medio
Tiempo: 60-180 minutos (depende del tamaño de la pieza)
Ingredientes: Un momento cotidiano/familiar, un tema profundo y una o más imágenes (al gusto)

Esta receta de storytelling se llama ‘a las dos capas’ porque el autor utiliza en primer lugar ‘una escena familiar’, y concluye con pinceladas del tema que señala el título. La receta ayuda a eludir la carga que supone buscar información, contrastar fuentes y exponer datos de manera correcta. La clave está en saber combinar ambas capas y que el lector no aprecie la trampa.

Para mostrar cómo se elabora esta receta supongamos que el editor solicita o sugiere un artículo sobre el aumento del precio de la gasolina.

El titular debe ser claro: El aumento del precio de la gasolina

Escogemos una «escena cotidiana» como base del artículo. Esta escena dominará el 80-90 por ciento del texto. Podemos ganarnos a los lectores con la melancolía y situar la acción en la casa de la abuela, los veranos en Almuñécar, la finca del tío Juanín… O podemos usar cualquier escena contemporánea, como un restaurante de comida de diseño o un bar de ligue, con tal de que sea reconocible por la mayoría de los lectores.

En esta ocasión elegimos ‘la casa de abuela’.

De niño pasaba los veranos en (…), en la casa de mi abuela, una mujer de sonrosadas mejillas, fuerte y valiente, que en ningún momento perdió la sonrisa a pesar de las desgraciadas muertes de dos de sus hijos, que no llegué a conocer…

Continuamos describiendo la casa, los niños del pueblo, las salidas con uno de los titos a pescar o cazar pájaros, los vendedores ambulantes de helados… 600-700 palabras apretadas más tarde, introducimos el tema del aumento del precio de la gasolina. Puede ser más o menos así:

Y recuerdo el cine de verano. Películas de Bud Spencer, de chinos, de Rocky… La entrada costaba 30 pesetas, y convencí a mis primos para ver El autobús atómico hasta tres veces, cosa que hoy sería impensable. Recuerdo a mi padre llenando el depósito de gasolina en el pueblo por 500 pesetas. Hoy, con el mismo dinero, apenas podría meter dos litros en el depósito.

Para acabar, una queja:

Apelando a la paternidad del lector:

Puede que en el futuro nuestros hijos recuerden el presente como la época en la que  «papá no podía llevarnos a la playa por culpa de la gasolina»

Apelando a la melancolía:

Dicen que volvemos para atrás, pero no es así, aquellos tiempos de cine a 30 pesetas no volverán.

Y con esto acabaríamos el artículo. El esquema puede utilizarse con cualquier ingrediente:

Efecto invernadero:

(…) Veintisiete años después regresé a la casa de la abuela. María, la niña que me encandiló, había muerto víctima del cáncer de piel. El efecto invernadero.

Crisis de Cisjordania:

(…) Cenábamos con el telediario porque solo teníamos un canal. Hablaban de conflictos en Oriente Próximo, y aunque no entendía bien por qué, sí sabía que cada día morían inocentes. Han pasado veintisiete años, y parece que las noticias son las mismas.

El storytelling dos capas permite escribir cómodamente 600 o 700 palabras sin aportar información útil. El redactor puede emplear un estilo depurado, algo de agradecer por los lectores, pero no es necesario: la receta solo necesita apelar a lugares comunes, La bola de cristal y las hombreras de los 80.

Souflé a la técnica del mosquito

Estilo: Pseudo-Didáctico
Nivel de dificultad: Medio.
Tiempo: 120 minutos
Ingredientes: Una monomanía y una o más imágenes, al gusto

La clave está en la ‘técnica del mosquito’ practicada durante décadas por alumnos de bachillerato con cierta soltura en la escritura. Por tanto, no es una técnica difícil. Para quiénes desconocen la técnica del mosquito, pasamos a mostrarla: consiste en introducir un mosquito como respuesta a cualquier pregunta de examen de cualquier materia. Por supuesto, el alumno lleva meses hincando los codos para conocer al detalle la vida y obras del mosquito. Unos ejemplos, tomando como preguntas las que aparecen en uno de los exámenes de ingreso a la Universidad para mayores de 25 años:

Explica el problema de la causalidad en David Hume y desarrolla sistemáticamente las principales líneas del pensamiento de este autor.

Cuando una persona despierta con picaduras de insectos supone inmediatamente que han sido realizadas por un mosquito, aunque no lo haya visto. Esto es un ejemplo del principio de causalidad. No es extraño, porque la picadura de mosquito tiene unas características muy concretas, como son: (…)

Describa las causas y las consecuencias del efecto invernadero

El efecto invernadero hace que la Tierra funcione como un invernadero. El sol envía calor a la Tierra, este calor rebota, pero no sale porque queda atrapado por la atmósfera. Esto es perjudicial porque puede provocar la desaparición de muchas especies animales y vegetales. Sin embargo, el efecto invernadero provoca el aumento de mosquitos, cuyas picaduras tienen unas características…

Características generales de la escultura griega clásica

La Venus de Milo es una de las esculturas griegas más conocidas. Representa a una mujer desnuda de cintura hacia arriba, con una túnica que envuelve las extremidades inferiores. También es una de las pocas esculturas que nos ha llegado. La civilización griega sufrió grandes problemas, como las plagas de mosquitos, que llevaron a la evacuación y abandono de muchas ciudades. El mosquito puede transmitir el paludismo. Sus picaduras tienen unas características…

Así más de un alumno ha aprobado exámenes gracias a profesores condescendientes con el cierto ingenio del examinado.

El escritor de diarios y revistas online debe cambiar el elemento ‘mosquito’ por cualquier otro, que introducirá en la mayoría de sus trabajos. Por ejemplo, ‘la clase política’. En los ejemplos anteriores:

Cuando una persona quiere echar gasolina con diez euros y recibe seis litros supone inmediatamente que la clase política es la culpable de ello. Esto es un ejemplo del principio de causalidad. No es extraño, porque la clase política: (…)

Efecto invernadero es un fenómeno que hace que la Tierra funcione como un invernadero. Esto es perjudicial porque puede provocar la desaparición de muchas especies animales y vegetales. Sin embargo, el efecto invernadero no afecta a la clase política que (…)

La Venus de Milo es una de las esculturas griegas más conocidas. Representa a una mujer desnuda de cintura hacia arriba, con una túnica que envuelve las extremidades inferiores. También es una de las pocas esculturas que nos ha llegado. La clase política condujo a las grandes ciudades a guerras entre hermanos. Guerras como las que ahora parecen alentar…

Lo importante es el uso de la monomanía como chivo expiatorio (el exceso de sexo o la falta de él, la corrupción de unos o de otros, la religión o la falta de ella…) De este modo, cualquier texto puede ser hinchado tanto como desee o le esté permitido.

Servir y listo.

————————-

Anteriormente, en la cocina de los post: Ensalada gafapasta de imágenes con reducción a lo obvio y tostas encabronadas a las dos velas

El storytelling puede ser empleado para tratar cuestiones complejas de modo ameno o para hacer trampa y rellenar un artículo con 700 palabras.

Contar cuentos (storytelling, para los modernos) puede facilitar la presentación de cuestiones complejas a los lectores con la categoría de arte, si tomamos como referentes a Hemingway o Hunter S. Thompson —¡amén!— o Tom Wolfe. Esto no significa que el storytelling sea una técnica fuera del alcance del redactor común. Al contrario, un bloguero o periodista de medianías puede utilizar el storytelling sin despeinarse para rellenar las palabras que demanda la publicación.

Storytelling casero a las dos capas

Estilo: Narrativo
Nivel de dificultad: Medio
Tiempo: 60-180 minutos (depende del tamaño de la pieza)
Ingredientes: Un momento cotidiano/familiar, un tema profundo y una o más imágenes (al gusto)

Esta receta de storytelling se llama ‘a las dos capas’ porque el autor utiliza en primer lugar ‘una escena familiar’, y concluye con pinceladas del tema que señala el título. La receta ayuda a eludir la carga que supone buscar información, contrastar fuentes y exponer datos de manera correcta. La clave está en saber combinar ambas capas y que el lector no aprecie la trampa.

Para mostrar cómo se elabora esta receta supongamos que el editor solicita o sugiere un artículo sobre el aumento del precio de la gasolina.

El titular debe ser claro: El aumento del precio de la gasolina

Escogemos una «escena cotidiana» como base del artículo. Esta escena dominará el 80-90 por ciento del texto. Podemos ganarnos a los lectores con la melancolía y situar la acción en la casa de la abuela, los veranos en Almuñécar, la finca del tío Juanín… O podemos usar cualquier escena contemporánea, como un restaurante de comida de diseño o un bar de ligue, con tal de que sea reconocible por la mayoría de los lectores.

En esta ocasión elegimos ‘la casa de abuela’.

De niño pasaba los veranos en (…), en la casa de mi abuela, una mujer de sonrosadas mejillas, fuerte y valiente, que en ningún momento perdió la sonrisa a pesar de las desgraciadas muertes de dos de sus hijos, que no llegué a conocer…

Continuamos describiendo la casa, los niños del pueblo, las salidas con uno de los titos a pescar o cazar pájaros, los vendedores ambulantes de helados… 600-700 palabras apretadas más tarde, introducimos el tema del aumento del precio de la gasolina. Puede ser más o menos así:

Y recuerdo el cine de verano. Películas de Bud Spencer, de chinos, de Rocky… La entrada costaba 30 pesetas, y convencí a mis primos para ver El autobús atómico hasta tres veces, cosa que hoy sería impensable. Recuerdo a mi padre llenando el depósito de gasolina en el pueblo por 500 pesetas. Hoy, con el mismo dinero, apenas podría meter dos litros en el depósito.

Para acabar, una queja:

Apelando a la paternidad del lector:

Puede que en el futuro nuestros hijos recuerden el presente como la época en la que  «papá no podía llevarnos a la playa por culpa de la gasolina»

Apelando a la melancolía:

Dicen que volvemos para atrás, pero no es así, aquellos tiempos de cine a 30 pesetas no volverán.

Y con esto acabaríamos el artículo. El esquema puede utilizarse con cualquier ingrediente:

Efecto invernadero:

(…) Veintisiete años después regresé a la casa de la abuela. María, la niña que me encandiló, había muerto víctima del cáncer de piel. El efecto invernadero.

Crisis de Cisjordania:

(…) Cenábamos con el telediario porque solo teníamos un canal. Hablaban de conflictos en Oriente Próximo, y aunque no entendía bien por qué, sí sabía que cada día morían inocentes. Han pasado veintisiete años, y parece que las noticias son las mismas.

El storytelling dos capas permite escribir cómodamente 600 o 700 palabras sin aportar información útil. El redactor puede emplear un estilo depurado, algo de agradecer por los lectores, pero no es necesario: la receta solo necesita apelar a lugares comunes, La bola de cristal y las hombreras de los 80.

Souflé a la técnica del mosquito

Estilo: Pseudo-Didáctico
Nivel de dificultad: Medio.
Tiempo: 120 minutos
Ingredientes: Una monomanía y una o más imágenes, al gusto

La clave está en la ‘técnica del mosquito’ practicada durante décadas por alumnos de bachillerato con cierta soltura en la escritura. Por tanto, no es una técnica difícil. Para quiénes desconocen la técnica del mosquito, pasamos a mostrarla: consiste en introducir un mosquito como respuesta a cualquier pregunta de examen de cualquier materia. Por supuesto, el alumno lleva meses hincando los codos para conocer al detalle la vida y obras del mosquito. Unos ejemplos, tomando como preguntas las que aparecen en uno de los exámenes de ingreso a la Universidad para mayores de 25 años:

Explica el problema de la causalidad en David Hume y desarrolla sistemáticamente las principales líneas del pensamiento de este autor.

Cuando una persona despierta con picaduras de insectos supone inmediatamente que han sido realizadas por un mosquito, aunque no lo haya visto. Esto es un ejemplo del principio de causalidad. No es extraño, porque la picadura de mosquito tiene unas características muy concretas, como son: (…)

Describa las causas y las consecuencias del efecto invernadero

El efecto invernadero hace que la Tierra funcione como un invernadero. El sol envía calor a la Tierra, este calor rebota, pero no sale porque queda atrapado por la atmósfera. Esto es perjudicial porque puede provocar la desaparición de muchas especies animales y vegetales. Sin embargo, el efecto invernadero provoca el aumento de mosquitos, cuyas picaduras tienen unas características…

Características generales de la escultura griega clásica

La Venus de Milo es una de las esculturas griegas más conocidas. Representa a una mujer desnuda de cintura hacia arriba, con una túnica que envuelve las extremidades inferiores. También es una de las pocas esculturas que nos ha llegado. La civilización griega sufrió grandes problemas, como las plagas de mosquitos, que llevaron a la evacuación y abandono de muchas ciudades. El mosquito puede transmitir el paludismo. Sus picaduras tienen unas características…

Así más de un alumno ha aprobado exámenes gracias a profesores condescendientes con el cierto ingenio del examinado.

El escritor de diarios y revistas online debe cambiar el elemento ‘mosquito’ por cualquier otro, que introducirá en la mayoría de sus trabajos. Por ejemplo, ‘la clase política’. En los ejemplos anteriores:

Cuando una persona quiere echar gasolina con diez euros y recibe seis litros supone inmediatamente que la clase política es la culpable de ello. Esto es un ejemplo del principio de causalidad. No es extraño, porque la clase política: (…)

Efecto invernadero es un fenómeno que hace que la Tierra funcione como un invernadero. Esto es perjudicial porque puede provocar la desaparición de muchas especies animales y vegetales. Sin embargo, el efecto invernadero no afecta a la clase política que (…)

La Venus de Milo es una de las esculturas griegas más conocidas. Representa a una mujer desnuda de cintura hacia arriba, con una túnica que envuelve las extremidades inferiores. También es una de las pocas esculturas que nos ha llegado. La clase política condujo a las grandes ciudades a guerras entre hermanos. Guerras como las que ahora parecen alentar…

Lo importante es el uso de la monomanía como chivo expiatorio (el exceso de sexo o la falta de él, la corrupción de unos o de otros, la religión o la falta de ella…) De este modo, cualquier texto puede ser hinchado tanto como desee o le esté permitido.

Servir y listo.

————————-

Anteriormente, en la cocina de los post: Ensalada gafapasta de imágenes con reducción a lo obvio y tostas encabronadas a las dos velas

Compártelo twitter facebook whatsapp
Vivir y morir la misma mierda es
Culto al diseño de interfaces en el cine
Un superhéroe latino lucha en la frontera
Bocados de Marte: una cena con ingredientes cultivados en el ambiente del planeta rojo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *