18 de julio 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

¡Sufragista, a fregar a casa!

18 de julio 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Hace alrededor de un siglo y medio, las mujeres comenzaban a rebelarse para reivindicar un derecho tan básico como el de votar. A finales del siglo XIX, no había santo varón que no se escandalizase si su esposa decidía compaginar la atención de las tareas de casa o el monopolio en la crianza de los hijos con otra actividad fuera del hogar.

Ya lo decía la señora Banks en Mary Poppins.

– Ellen, esconda esto [las bandas e insignias de sufragista] por ahí, ya sabe que al señor Banks no le gustan mis ideas políticas.

El movimiento sufragista levantó también la sensibilidad machirula, que se resistía a que el statu quo se moviese de donde estaba. Esa guerra de la igualdad contra los privilegios ancestrales se libraba también, como vemos en Vintag, a través de la propaganda gráfica.

Todos estos carteles de comienzos del siglo XX muestran el mensaje implantado mayoritariamente en las mentes –masculinas y femeninas– de la época: a criar y a fregar, mujer.

[URIS id=183177]

[URIS id=183178]

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Hace alrededor de un siglo y medio, las mujeres comenzaban a rebelarse para reivindicar un derecho tan básico como el de votar. A finales del siglo XIX, no había santo varón que no se escandalizase si su esposa decidía compaginar la atención de las tareas de casa o el monopolio en la crianza de los hijos con otra actividad fuera del hogar.

Ya lo decía la señora Banks en Mary Poppins.

– Ellen, esconda esto [las bandas e insignias de sufragista] por ahí, ya sabe que al señor Banks no le gustan mis ideas políticas.

El movimiento sufragista levantó también la sensibilidad machirula, que se resistía a que el statu quo se moviese de donde estaba. Esa guerra de la igualdad contra los privilegios ancestrales se libraba también, como vemos en Vintag, a través de la propaganda gráfica.

Todos estos carteles de comienzos del siglo XX muestran el mensaje implantado mayoritariamente en las mentes –masculinas y femeninas– de la época: a criar y a fregar, mujer.

[URIS id=183177]

[URIS id=183178]

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
"Eres humano, el animal más malo"
«¿De qué sirve comprar el mismo souvenir en cualquier lugar del mundo?»
La euforia sosegada de Usain Bolt
¡Levántate y anda!
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies