fbpx
27 de septiembre 2019    /   CREATIVIDAD
por
 

‘Tacones Manoli’: la nueva casa de Bernarda Alba inmersiva y clandestina

27 de septiembre 2019    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Federico García Lorca dijo que solo el misterio nos hace vivir: «Cada minuto, cada persona, cada actitud puede ser el germen de una obra dramática. Cada criatura que nos tropezamos va pasando a través de su vida por climas dramáticos diferentes hasta su última escena en que se tiende para morir».

El eco de estas palabras resuena en cada esquina de un edificio antológico de Madrid que trae al presente la atmósfera de La casa de Bernarda Alba. El director artístico Felype de Lima, el coreógrafo Manuel Liñán y la productora LETSGO han convertido este antiguo palacio en el escenario de la famosa obra de Lorca y la han actualizado en un espectáculo inmersivo y clandestino llamado Tacones Manoli.

Tacones Manoli 

«Es un género nuevo y una forma diferente de contar una obra. Hemos juntado La casa de Bernarda Alba con flamenco y lo hemos transformado en un espectáculo inmersivo», ha explicado esta mañana Iñaki Fernández, CEO de LETSGO, la productora conocida por los speakeasy Medias Puri y Uñas Chung Lee.

En la puerta de este show que pretende traspasar los muros del tiempo y del espectáculo convencional está Manoli. Ella da al visitante una carta con palabras a su suerte. El luto es el comienzo de las dos horas que el espectador tiene por delante y que lo acabará perdiendo en el tiempo, entre las luces, las sombras, las mujeres de la casa, las máscaras, los cantes y las máquinas Singer de coser.

Tacones Manoli

Manoli no ha puesto sillas en la casa. La obra se recorre deambulando por lo que está ocurriendo en cada uno de los tres pisos. A ser posible, a solas, recomienda Iñaki Fernández: «Es mejor que hagas tu recorrido solo. Ve yendo a donde quieras y viviendo tu propia experiencia. Luego lo puedes comentar con tu pareja y tus amigos. Cada uno se fijará en una cosa distinta. Hay muchas cosas sucediendo a la vez». Unos ocho pases simultáneos en toda la casa.

De las escaleras y los pasillos salen voces, canciones, ruidos. Ellos guían: acercan, alejan. En una cocina hay comida, «pero no es un espectáculo-cena; es una experiencia inmersiva», indica Fernández. Al productor de Tacones Manoli y a Felipe de Lima les dio la idea de hacer esta obra en Nueva York.

Allí asistieron a experiencias teatrales inmersivas a puerta cerrada como Sleep No More y la tomaron como punto de partida para construir este universo lorquiano de música, baile, canto y teatro. A su vuelta, con el poderío de Puri, la de las medias, remataron el nuevo espectáculo que estrenan mañana, sábado 27 de septiembre, y que presentan con su voz:

¿Qué es Tacones Manoli?

¡Buena pregunta! Ojalá tuviera una única respuesta. Como dicen en Idealista: «Mejor visitar».

¿Quién es Manoli?

Una vieja amiga, una artista, un torbellino.

¿Y por qué Tacones?

Porque los nombres Medias y Uñas ya estaban cogidos.

¿Qué es un inmersive show?

Es un sitio donde pasan cosas y tal.

¿Es un espectáculo flamenco?

Si te digo que «sí», te mentiría. Pero si te digo que «no», también.

Tacones Manoli

Federico García Lorca dijo que solo el misterio nos hace vivir: «Cada minuto, cada persona, cada actitud puede ser el germen de una obra dramática. Cada criatura que nos tropezamos va pasando a través de su vida por climas dramáticos diferentes hasta su última escena en que se tiende para morir».

El eco de estas palabras resuena en cada esquina de un edificio antológico de Madrid que trae al presente la atmósfera de La casa de Bernarda Alba. El director artístico Felype de Lima, el coreógrafo Manuel Liñán y la productora LETSGO han convertido este antiguo palacio en el escenario de la famosa obra de Lorca y la han actualizado en un espectáculo inmersivo y clandestino llamado Tacones Manoli.

Tacones Manoli 

«Es un género nuevo y una forma diferente de contar una obra. Hemos juntado La casa de Bernarda Alba con flamenco y lo hemos transformado en un espectáculo inmersivo», ha explicado esta mañana Iñaki Fernández, CEO de LETSGO, la productora conocida por los speakeasy Medias Puri y Uñas Chung Lee.

En la puerta de este show que pretende traspasar los muros del tiempo y del espectáculo convencional está Manoli. Ella da al visitante una carta con palabras a su suerte. El luto es el comienzo de las dos horas que el espectador tiene por delante y que lo acabará perdiendo en el tiempo, entre las luces, las sombras, las mujeres de la casa, las máscaras, los cantes y las máquinas Singer de coser.

Tacones Manoli

Manoli no ha puesto sillas en la casa. La obra se recorre deambulando por lo que está ocurriendo en cada uno de los tres pisos. A ser posible, a solas, recomienda Iñaki Fernández: «Es mejor que hagas tu recorrido solo. Ve yendo a donde quieras y viviendo tu propia experiencia. Luego lo puedes comentar con tu pareja y tus amigos. Cada uno se fijará en una cosa distinta. Hay muchas cosas sucediendo a la vez». Unos ocho pases simultáneos en toda la casa.

De las escaleras y los pasillos salen voces, canciones, ruidos. Ellos guían: acercan, alejan. En una cocina hay comida, «pero no es un espectáculo-cena; es una experiencia inmersiva», indica Fernández. Al productor de Tacones Manoli y a Felipe de Lima les dio la idea de hacer esta obra en Nueva York.

Allí asistieron a experiencias teatrales inmersivas a puerta cerrada como Sleep No More y la tomaron como punto de partida para construir este universo lorquiano de música, baile, canto y teatro. A su vuelta, con el poderío de Puri, la de las medias, remataron el nuevo espectáculo que estrenan mañana, sábado 27 de septiembre, y que presentan con su voz:

¿Qué es Tacones Manoli?

¡Buena pregunta! Ojalá tuviera una única respuesta. Como dicen en Idealista: «Mejor visitar».

¿Quién es Manoli?

Una vieja amiga, una artista, un torbellino.

¿Y por qué Tacones?

Porque los nombres Medias y Uñas ya estaban cogidos.

¿Qué es un inmersive show?

Es un sitio donde pasan cosas y tal.

¿Es un espectáculo flamenco?

Si te digo que «sí», te mentiría. Pero si te digo que «no», también.

Tacones Manoli

Compártelo twitter facebook whatsapp
El hotel de basura de Coronita
Los sonidos del otoño dibujados por Jon McNaught
De sonrientes cajetillas de tabaco a currículums de desempleados
¿Puede convertirse el grafiti en joyas para vender?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *