20 de agosto 2012    /   CINE/TV
por
 

¿Y si la receta fuera mejor que la tarta?

20 de agosto 2012    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los límites entre el huevo y la poesía se rompen en el borde de un bol. Las corcheas baten la clara hasta convertirla en espuma. La luz mezcla la harina y se hace la masa. Llegan entonces las ciruelas. Se arman en filas como lo haría un ejército. La tarta entra en el horno. La espera es interminable…

Thomas Blanchard explica así la receta de una tarta de ciruelas. Quería crear “una sensación de hambre, de deseo, de glotonería”, apunta el realizador. “Me gustaría que las personas que vean el vídeo digan: Qué hambre. Qué delicioso. Quiero una tarta de ciruela”.

El francés utilizó un formato cinemascope para “darle un sentido más artístico” a la receta. “Usé After Effects para colorear el vídeo y utilicé Boujou para seguir los movimientos”.

La música procede de los años 50. De aquella época en la que EEUU llenó el mundo de azúcar con su rhythm and blues. Es la guinda del pastel. Sincerely, de The Moonglows.

¡Ñam!

(Gracias por la pista, @josehoyos81)

 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los límites entre el huevo y la poesía se rompen en el borde de un bol. Las corcheas baten la clara hasta convertirla en espuma. La luz mezcla la harina y se hace la masa. Llegan entonces las ciruelas. Se arman en filas como lo haría un ejército. La tarta entra en el horno. La espera es interminable…

Thomas Blanchard explica así la receta de una tarta de ciruelas. Quería crear “una sensación de hambre, de deseo, de glotonería”, apunta el realizador. “Me gustaría que las personas que vean el vídeo digan: Qué hambre. Qué delicioso. Quiero una tarta de ciruela”.

El francés utilizó un formato cinemascope para “darle un sentido más artístico” a la receta. “Usé After Effects para colorear el vídeo y utilicé Boujou para seguir los movimientos”.

La música procede de los años 50. De aquella época en la que EEUU llenó el mundo de azúcar con su rhythm and blues. Es la guinda del pastel. Sincerely, de The Moonglows.

¡Ñam!

(Gracias por la pista, @josehoyos81)

 

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El otro final de… Quadrophenia
¿Johnny Depp o Scarlett Johansson? Los robots que vivirán con nuestros nietos
‘Mindhunter’: Netflix alcanza otro nivel con David Fincher
«Personal branding» por Bender (Futurama)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Pingback: Plum cake
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies