12 de julio 2019    /   CREATIVIDAD
por
 

Tavo Ponce: estático movimiento para mentes plásticas

12 de julio 2019    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Aunque el mar siempre sea mar, el mar de un lugar no se parece al mar de otro. Eso también ocurre con la creatividad expelida por dos personas diferentes: cada una es de cada cual. En la combinación de fluidos y creatividad, el sevillano Tavo Ponce ha encontrado el lugar donde manejar su barca sin que a la deriva le lleve y se ha plantado en un puerto de identidad no fotocopiable.

«No sé muy bien cómo acabé ahí», dice el diseñador especializado en motion graphics. «Todo empezó con una gráfica que hicimos en 2011 y, explorando poco a poco, iba perfeccionando más este tipo de modelado en proyectos personales del estudio».

Como se le daba bien recrear esta física de lo líquido, los encargos empezaron a caer. Llegó Nike, Nissan, Inditex, Fox o Canal +. Y hubo que ir profundizando aún más en una mecánica de fluidos creíble que se pudiera recrear artificialmente. «Al inicio, intentaba hacer los fluidos con simulación, pero nuestra inexperiencia en determinados programas nos obligó finalmente a modelarlos a mano. Es algo más laborioso, pero tienes mucho más control sobre el resultado que quieres. Especialmente en imagen fija», describe.

Ponce dice que siempre le ha gustado «experimentar con texturas y modelados orgánicos. Sobre todo, cuando se mezclan esos modelados orgánicos con texturas más sintéticas. Es como poner un poco a prueba la vista, conectando distintos mundos».

Prueba, combina, moldea y manosea, ya sea digital o manualmente. Y los designios creativos que se filtran mente afuera, fluyen de tal manera que los resultados casi nunca se parecen a la idea de partida. Para eso, lo fluido está en constante variación.

Lo que más complicado le resulta es, precisamente, transitar por la fase de modelado. «Se hace tedioso», dice. «Requiere mucha prueba y error para que el resultado final sea creíble». Pero así es como los elementos de Tavo Ponce chorrean, gotean, vibran, se contonean, se escurren. Así es la particular mecánica de fluidos en motion graphics del artista que decidió habitar lo líquido para apelar a las mentes plásticas.

NUMBER_9_50x70
NUMBER_9_50x70
NUMBER_8_50x70
NUMBER_8_50x70
NUMBER_7_50x70
NUMBER_7_50x70
NUMBER_6_50x70
NUMBER_6_50x70
NUMBER_5_50x70
NUMBER_5_50x70
NUMBER_4_50x70
NUMBER_4_50x70
NUMBER_3_50x70
NUMBER_3_50x70
NUMBER_2_50x70
NUMBER_2_50x70
NUMBER_1_50x70
NUMBER_1_50x70
NUMBER_0_50x70
NUMBER_0_50x70

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Aunque el mar siempre sea mar, el mar de un lugar no se parece al mar de otro. Eso también ocurre con la creatividad expelida por dos personas diferentes: cada una es de cada cual. En la combinación de fluidos y creatividad, el sevillano Tavo Ponce ha encontrado el lugar donde manejar su barca sin que a la deriva le lleve y se ha plantado en un puerto de identidad no fotocopiable.

«No sé muy bien cómo acabé ahí», dice el diseñador especializado en motion graphics. «Todo empezó con una gráfica que hicimos en 2011 y, explorando poco a poco, iba perfeccionando más este tipo de modelado en proyectos personales del estudio».

Como se le daba bien recrear esta física de lo líquido, los encargos empezaron a caer. Llegó Nike, Nissan, Inditex, Fox o Canal +. Y hubo que ir profundizando aún más en una mecánica de fluidos creíble que se pudiera recrear artificialmente. «Al inicio, intentaba hacer los fluidos con simulación, pero nuestra inexperiencia en determinados programas nos obligó finalmente a modelarlos a mano. Es algo más laborioso, pero tienes mucho más control sobre el resultado que quieres. Especialmente en imagen fija», describe.

Ponce dice que siempre le ha gustado «experimentar con texturas y modelados orgánicos. Sobre todo, cuando se mezclan esos modelados orgánicos con texturas más sintéticas. Es como poner un poco a prueba la vista, conectando distintos mundos».

Prueba, combina, moldea y manosea, ya sea digital o manualmente. Y los designios creativos que se filtran mente afuera, fluyen de tal manera que los resultados casi nunca se parecen a la idea de partida. Para eso, lo fluido está en constante variación.

Lo que más complicado le resulta es, precisamente, transitar por la fase de modelado. «Se hace tedioso», dice. «Requiere mucha prueba y error para que el resultado final sea creíble». Pero así es como los elementos de Tavo Ponce chorrean, gotean, vibran, se contonean, se escurren. Así es la particular mecánica de fluidos en motion graphics del artista que decidió habitar lo líquido para apelar a las mentes plásticas.

NUMBER_9_50x70
NUMBER_9_50x70
NUMBER_8_50x70
NUMBER_8_50x70
NUMBER_7_50x70
NUMBER_7_50x70
NUMBER_6_50x70
NUMBER_6_50x70
NUMBER_5_50x70
NUMBER_5_50x70
NUMBER_4_50x70
NUMBER_4_50x70
NUMBER_3_50x70
NUMBER_3_50x70
NUMBER_2_50x70
NUMBER_2_50x70
NUMBER_1_50x70
NUMBER_1_50x70
NUMBER_0_50x70
NUMBER_0_50x70

Compártelo twitter facebook whatsapp
Poesía que se escucha a través de una tetera
Coca Cola emite anuncios de TV en la calle
¿Es Facebook demasiado complicado?
Putokrío: el humor extremo de un asalariado de las letras
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad