3 de junio 2014    /   IDEAS
por
 

Los taxi-tortuga de Japón

3 de junio 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Salvo que entren en él con síntomas de parto inminente, las embarazadas de Japón comienzan a decantarse por los taxis tortuga. La empresa Sanwa Koutsu Group presentó el servicio a finales del pasado año y en todo este tiempo ha comprobado que las gestantes no son las únicas que anteponen una conducción tranquila y sin maniobras bruscas al hecho de llegar lo más rápido posible al destino.

En los Turtle Taxi el pasajero es quien decide el ritmo de la carrera mediante el botón Yukkuri que, según PSFK, se encuentra en la parte trasera del vehículo. Que quiere que el conductor reduzca la marcha, presiona el botón. Y lo mismo tiene que hacer si no quiere que transite por el carril de más velocidad o para avisar al taxista de que apague en motor mientras espera el semáforo. De ahí que la empresa no solo remarque las ventajas que el servicio aporta al viajero, sino también las que reporta al medio ambiente.
Diez de los 500 vehículos de la compañía ofrecen ya este servicio en en Yokohama. Allí ha comenzado a popularizarse entre embarazadas, padres con niños pequeños, ancianos, pero también entre gente que no tiene prisa en llegar a su destino y prefiere disfrutar del trayecto. Por eso Sanwa Koutsu Group ya piensa en introducir el botón Yukkuri en todos sus vehículos de cara al próximo año y llevar sus taxis tortuga a otras ciudades como Tokio o Kanagawa.
tumblr_inline_n3mvecUp7M1sneg4u.jpg

Salvo que entren en él con síntomas de parto inminente, las embarazadas de Japón comienzan a decantarse por los taxis tortuga. La empresa Sanwa Koutsu Group presentó el servicio a finales del pasado año y en todo este tiempo ha comprobado que las gestantes no son las únicas que anteponen una conducción tranquila y sin maniobras bruscas al hecho de llegar lo más rápido posible al destino.

En los Turtle Taxi el pasajero es quien decide el ritmo de la carrera mediante el botón Yukkuri que, según PSFK, se encuentra en la parte trasera del vehículo. Que quiere que el conductor reduzca la marcha, presiona el botón. Y lo mismo tiene que hacer si no quiere que transite por el carril de más velocidad o para avisar al taxista de que apague en motor mientras espera el semáforo. De ahí que la empresa no solo remarque las ventajas que el servicio aporta al viajero, sino también las que reporta al medio ambiente.
Diez de los 500 vehículos de la compañía ofrecen ya este servicio en en Yokohama. Allí ha comenzado a popularizarse entre embarazadas, padres con niños pequeños, ancianos, pero también entre gente que no tiene prisa en llegar a su destino y prefiere disfrutar del trayecto. Por eso Sanwa Koutsu Group ya piensa en introducir el botón Yukkuri en todos sus vehículos de cara al próximo año y llevar sus taxis tortuga a otras ciudades como Tokio o Kanagawa.
tumblr_inline_n3mvecUp7M1sneg4u.jpg

Compártelo twitter facebook whatsapp
El viaje en que se descubrió que la cara de miedo no es universal
Al mundo lo salvarán los perezosos
Breve historia sobre las moteras
Entrevista dibujada a Atxu Amann: «Es un error entender la casa como lo privado y la ciudad como lo público»
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad