fbpx
16 de diciembre 2011    /   IDEAS
por
 

Tecnócratas a la española

16 de diciembre 2011    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

La crisis se ha cargado al gobierno que los ciudadanos italianos habían elegido democráticamente: ni el primer ministro ni ninguno de los responsables de sus carteras han sobrevivido. En su lugar han colocado a un grupo de ‘tecnócratas’, es decir, técnicos especialistas en las áreas de cada ministerio, pero sin pasado ni filiación política. Un Gobierno de expertos, por así decirlo.

Sobre el papel suena bien: los más preparados para llevar la máxima responsabilidad nacional de su área de especialidad. Lo malo es el detalle sin importancia de que nadie les ha elegido para estar donde están. La cuestión es… ¿cómo sería un Gobierno así en España? Aquí ya tuvimos uno, al menos de nombre, cuando Franco cambió el orden del Gobierno entre falangistas y Opus Dei, pero ahí algo de filiación política sí había, sí.

Aquí va mi propuesta para un Gobierno de tecnócratas españoles, con un amplio abanico de posibles carteras. Son los mejores de cada rama descartando a los políticos -y ya aviso que esto es medio en broma medio en serio-:

1. Las carteras más importantes

Si hay un ministerio que siempre marca la línea política del Gobierno es la de Interior. ¿Qué referencias tiene este país en lo que a lo policial o de inteligencia se refiere? Sin duda alguna, Torrente, líder indiscutible de las taquillas. Junto a él mitos como Mortadelo y Filemón o Anacleto el agente secreto, todos ellos venidos del mundo del cómic para proteger a España. En Defensa qué mejor que contar con el superhéroe patrio por excelencia, Juan López, más conocido como Superlópez. ¿Y en Justicia? Los que seguíais la serie ‘Acusados’ seguro que habréis pensado que la juez Ballester sería una estupenda ministra. Con un equipo así los asuntos internos estarían a buen resguardo.

Para dirigir nuestra diplomacia hay que pensar en alguien educado, que hable idiomas, que tenga buenas relaciones con sus homólogos de otros países, que sude la camiseta en cada choque, que conozca muchos lugares del mundo y que tenga una extraordinaria mano izquierda. Rafa Nadal es el candidato ideal para ser ministro de Exteriores, no hay duda. Como tampoco hay duda sobre quién debería estar al frente del ministerio de Economía, el hombre que más dinero mueve del país, Emilio Botín.

2. Frente contra la crisis

Hay ciertas responsabilidades económicas que deberían liderar la recuperación del país. En Industria, por ejemplo, se podría contar con Pierre Ianni, presidente de la PSA Citroën de Vigo, la principal industria manufacturera del país. O con Amancio Ortega en el área de Comercio. ¿Qué decís de un Georgie Dann en el área de Turismo? Bien mirado, pensar en la canción del verano es pensar en vacaciones, playa, viajes… ¿Y para consumo? Nadie mejor que alguien como Tamara Falcó a la que -será casualidad- siempre veo con bolsas de tiendas cuando sale en las fotos de las revistas.

Para el área de Fomento Santiago Calatrava, alguien que ha construido en multitud de países, ha cambiado la cara de muchas ciudades y que tiene la mágica capacidad de hacer que lo que cuestan sus obras multiplique varias veces lo que inicialmente se presupuestó. Y en Vivienda quién si no El Pocero para estimular el mercado: si pudo levantar una ciudad fantasma en pleno desierto castellano puede reinflar la burbuja en dos tardes.

Para Trabajo no cabe duda que los políticos han puesto de moda la figura del emprendedor y quién mejor que Pau García-Milá, el chaval que creó eyeOS y que tantas veces habrás visto en la televisión para cambiar la mentalidad de los asalariados españoles. Faltaría por ver a quién poner al frente de Administraciones Públicas, pero por más que intente pensar en el mejor funcionario del país no se me ocurre nadie (y ojo, que esto no lo digo con segundas, no me estoy metiendo con nuestros trabajadores públicos). Bueno, se me ocurre uno que no es funcionario, pero que como cabeza visible de colectivos con mala imagen ya tiene experiencia: César Cabo.

3. Carteras sociales

Por último, aunque seguramente sea lo más importante, las áreas sociales del país. Por ejemplo la tan traída y tan llevada Educación, que cada Gobierno cambia, reconvierte y empeora. ¿Recordáis a Félix, el entrañable y serio profesor de la serie ‘Compañeros’? Con él en el ministerio se arreglaban nuestras aulas en un momento.

Si esto es una selección de los mejores en Cultura tendríamos que elegir entre gente del mundo del cine como los oscarizados Almodóvar o Bardem, o de la literatura, como los superventas Pérez Reverte o Ruíz Zafón -cada uno de ellos un poco más vinagre que el anterior, con cariño esto-. Para Universidad estaría bien contar con el rector de la que parece salir parada como mejor universidad del país, la de Barcelona, Dídac Ramírez i Sarrió.

En asuntos sociales se me ocurren muchos nombres, pero el de Willy Toledo gana a todos: en toda manifestación, sarao, reivindicación o protesta ha estado, así que se gana ser ministro de este particular Gobierno con méritos. En Sanidad podríamos ir a por el mediático doctor Cavadas, a quien le das unas tijeras y un poco de hilo y es capaz de trasplantarte una maceta en la cabeza, o a Vilches, el House español (nosotros creamos antes el personaje y es la Fox la que lo explota, qué injusta es la televisión).

Para Medio Ambiente qué mejor que Luis González Reyes, coordinador de Ecologistas en Acción, posiblemente la plataforma con más colectivos asociados del panorama ‘verde’ español. Y qué divertido sería ver a El Koala amenizando los Consejos de Ministros desde su cartera de Agricultura… porque poner al ganador de granjero busca esposa sería demasiado, ¿no? En Pesca pondría al auténtico ‘capitán Pescanova’, Manuel Fernández de Sousa-Faro, presidente de la empresa que creó las varitas de merluza y otros ingenios diabólicos de nuestra niñez.

Estas son mis propuestas, pero si tienes alguna mejor se aceptan enmiendas en los comentarios.

@borjaventura, jefe de coordinación de lainformación.com

Foto Nadal: Chris Johnson, Wikimedia Commons
Foto Calatrava: Extranoise Flickr lic CC
Foto Vilches: Vaya Tele

La crisis se ha cargado al gobierno que los ciudadanos italianos habían elegido democráticamente: ni el primer ministro ni ninguno de los responsables de sus carteras han sobrevivido. En su lugar han colocado a un grupo de ‘tecnócratas’, es decir, técnicos especialistas en las áreas de cada ministerio, pero sin pasado ni filiación política. Un Gobierno de expertos, por así decirlo.

Sobre el papel suena bien: los más preparados para llevar la máxima responsabilidad nacional de su área de especialidad. Lo malo es el detalle sin importancia de que nadie les ha elegido para estar donde están. La cuestión es… ¿cómo sería un Gobierno así en España? Aquí ya tuvimos uno, al menos de nombre, cuando Franco cambió el orden del Gobierno entre falangistas y Opus Dei, pero ahí algo de filiación política sí había, sí.

Aquí va mi propuesta para un Gobierno de tecnócratas españoles, con un amplio abanico de posibles carteras. Son los mejores de cada rama descartando a los políticos -y ya aviso que esto es medio en broma medio en serio-:

1. Las carteras más importantes

Si hay un ministerio que siempre marca la línea política del Gobierno es la de Interior. ¿Qué referencias tiene este país en lo que a lo policial o de inteligencia se refiere? Sin duda alguna, Torrente, líder indiscutible de las taquillas. Junto a él mitos como Mortadelo y Filemón o Anacleto el agente secreto, todos ellos venidos del mundo del cómic para proteger a España. En Defensa qué mejor que contar con el superhéroe patrio por excelencia, Juan López, más conocido como Superlópez. ¿Y en Justicia? Los que seguíais la serie ‘Acusados’ seguro que habréis pensado que la juez Ballester sería una estupenda ministra. Con un equipo así los asuntos internos estarían a buen resguardo.

Para dirigir nuestra diplomacia hay que pensar en alguien educado, que hable idiomas, que tenga buenas relaciones con sus homólogos de otros países, que sude la camiseta en cada choque, que conozca muchos lugares del mundo y que tenga una extraordinaria mano izquierda. Rafa Nadal es el candidato ideal para ser ministro de Exteriores, no hay duda. Como tampoco hay duda sobre quién debería estar al frente del ministerio de Economía, el hombre que más dinero mueve del país, Emilio Botín.

2. Frente contra la crisis

Hay ciertas responsabilidades económicas que deberían liderar la recuperación del país. En Industria, por ejemplo, se podría contar con Pierre Ianni, presidente de la PSA Citroën de Vigo, la principal industria manufacturera del país. O con Amancio Ortega en el área de Comercio. ¿Qué decís de un Georgie Dann en el área de Turismo? Bien mirado, pensar en la canción del verano es pensar en vacaciones, playa, viajes… ¿Y para consumo? Nadie mejor que alguien como Tamara Falcó a la que -será casualidad- siempre veo con bolsas de tiendas cuando sale en las fotos de las revistas.

Para el área de Fomento Santiago Calatrava, alguien que ha construido en multitud de países, ha cambiado la cara de muchas ciudades y que tiene la mágica capacidad de hacer que lo que cuestan sus obras multiplique varias veces lo que inicialmente se presupuestó. Y en Vivienda quién si no El Pocero para estimular el mercado: si pudo levantar una ciudad fantasma en pleno desierto castellano puede reinflar la burbuja en dos tardes.

Para Trabajo no cabe duda que los políticos han puesto de moda la figura del emprendedor y quién mejor que Pau García-Milá, el chaval que creó eyeOS y que tantas veces habrás visto en la televisión para cambiar la mentalidad de los asalariados españoles. Faltaría por ver a quién poner al frente de Administraciones Públicas, pero por más que intente pensar en el mejor funcionario del país no se me ocurre nadie (y ojo, que esto no lo digo con segundas, no me estoy metiendo con nuestros trabajadores públicos). Bueno, se me ocurre uno que no es funcionario, pero que como cabeza visible de colectivos con mala imagen ya tiene experiencia: César Cabo.

3. Carteras sociales

Por último, aunque seguramente sea lo más importante, las áreas sociales del país. Por ejemplo la tan traída y tan llevada Educación, que cada Gobierno cambia, reconvierte y empeora. ¿Recordáis a Félix, el entrañable y serio profesor de la serie ‘Compañeros’? Con él en el ministerio se arreglaban nuestras aulas en un momento.

Si esto es una selección de los mejores en Cultura tendríamos que elegir entre gente del mundo del cine como los oscarizados Almodóvar o Bardem, o de la literatura, como los superventas Pérez Reverte o Ruíz Zafón -cada uno de ellos un poco más vinagre que el anterior, con cariño esto-. Para Universidad estaría bien contar con el rector de la que parece salir parada como mejor universidad del país, la de Barcelona, Dídac Ramírez i Sarrió.

En asuntos sociales se me ocurren muchos nombres, pero el de Willy Toledo gana a todos: en toda manifestación, sarao, reivindicación o protesta ha estado, así que se gana ser ministro de este particular Gobierno con méritos. En Sanidad podríamos ir a por el mediático doctor Cavadas, a quien le das unas tijeras y un poco de hilo y es capaz de trasplantarte una maceta en la cabeza, o a Vilches, el House español (nosotros creamos antes el personaje y es la Fox la que lo explota, qué injusta es la televisión).

Para Medio Ambiente qué mejor que Luis González Reyes, coordinador de Ecologistas en Acción, posiblemente la plataforma con más colectivos asociados del panorama ‘verde’ español. Y qué divertido sería ver a El Koala amenizando los Consejos de Ministros desde su cartera de Agricultura… porque poner al ganador de granjero busca esposa sería demasiado, ¿no? En Pesca pondría al auténtico ‘capitán Pescanova’, Manuel Fernández de Sousa-Faro, presidente de la empresa que creó las varitas de merluza y otros ingenios diabólicos de nuestra niñez.

Estas son mis propuestas, pero si tienes alguna mejor se aceptan enmiendas en los comentarios.

@borjaventura, jefe de coordinación de lainformación.com

Foto Nadal: Chris Johnson, Wikimedia Commons
Foto Calatrava: Extranoise Flickr lic CC
Foto Vilches: Vaya Tele

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los presos-ciclistas que reducen sus penas a cambio de generar electricidad
Esclavitud y millones: la historia de la Revolución del Azúcar
Cuando los hospitales producen cáncer
El origen de los dichos: Salvarse por los pelos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *